Lugares de la ciudad de Copenhague
de especial interés II

Assistens Kirkegard

A poca distancia del centro de Copenhague se encuentra el panteón más importante de la ciudad, ahí están sepultados un buen número de personajes históricos de la ciudad, entre los que está Søren Kierkegaard.

El panteón, hoy en día, es una agradable zona verde, arbolada y con jardines bien cuidados. Como es sabido, Kirkegard significa jardín de iglesia, lugar donde solían enterrarse a los muertos, de ahí el nombre común en Dinamarca de Kirkegard referido a los panteones.

 

Vista parcial del Assistens Kirkegard

 

Tumba del escritor danés, contemporáneo a Kierkegaard,

Hans Christian Andersen

 

Tumba de la familia Schlegel donde están los restos de Regina Olsen, situada a pocos metros de la tumba de Kierkegaard.

Tumba de la familia Kierkegaard, donde se encuentran los restos de los papás, de algunos hermanos y del propio Søren.

Lápida de Søren Kierkegaard

 

Iglesia universitaria y los obispos Mynster y Martensen

En esta iglesia, frecuentada por Kierkegaard y donde fue su sepelio, era también la sede del obispo Jakob Peter Mynster y posteriormente de Hans Lassen Martensen, aquellos contra los cuales escribió Kierkegaard en los últimos años, como impulsores de un cristianismo vendido a los criterios mundanos.

Jakob Peter Mynster

Hans Lassen Martensen

Armario personal de Søren Kierkegaard

Una página del diario describe el valor histórico de este armario: “Cuando vivía en Nørregade, en el primer piso, me hice construir un armario de palo de rosa. Fue hecho según mis indicaciones, que a su vez, se inspiraban en una palabra que ella me dijera (se refiere a Regina Olsen), ¡tan graciosa en medio de su pena! Me dijo que me agradecería toda la vida si le concedía el permanecer junto a mí, aunque hubiera de estar encerrada dentro de un pequeño armario. Por eso ese mueble fue construido sin divisiones. En su interior guardo con sumo cuidado las cosas que me la recuerdan, aquellas que para mí pueden significar un recuerdo de ella. De todos mis libros se han impreso dos ejemplares únicos en papel vitela, uno para ella, otro para mí.”