Académicos tienen el desafío de formar ciudadanos que transformen la realidad: FICSAC

Lun, 3 Dic 2018
IBERO y FICSAC entregan a 56 académicos el reconocimiento 'Estímulo al Desempeño Docente 2018 para Prestadores de Servicios Profesionales Docentes y Académicos de Tiempo'
El Rector de la IBERO, Mtro. David Fernández Dávalos, S. J., recuerda que el proceso de enseñanza-aprendizaje en una universidad confiada a la Compañía de Jesús se fundamenta en la pedagogía ignaciana
Pedro Padierna, presidente del Consejo Directivo de FICSAC, asegura que el patronato de la IBERO reconoce a la docencia como una actividad transformadora que toca la vida de los estudiantes
  • Académicos de asignatura y de tiempo completo fueron reconocidos por su desempeño (Héctor Raúl Pérez/IBERO).
  • Mtro. Pedro Padierna, presidente del Consejo Directivo de Fomento de Investigación y Cultura Superior, A.C. (Valentina González/IBERO).
  • El Mtro. David Fernández Dávalos, S. J., Rector de la IBERO (Valentina González/IBERO).
  • El Mtro. Abraham Vergara, coordinador de la Licenciatura de Finanzas y de Contaduría (Valentina González/IBERO).
  • Dra. Mariana Dobernig Gago, procuradora de los Derechos Universitarios de la IBERO (Valentina González/IBERO).
  • Eduardo Gamaliel Hernández Martínez, profesor de tiempo completo de Ingeniería Electrónica (Valentina González/IBERO).
  • El Dr. Óscar Galicia, coordinador de la Licenciatura en Psicología (Valentina González/IBERO).
  • El Mtro. José Antonio Morfín, director de la División de Ciencias, Arte y Tecnología, ofreció unas palabras durante la entrega de reconocimientos (Valentina González/IBERO).

La labor docente trae consigo el desafío de formar ciudadanos felices, honestos, libres, responsables, solidarios y capaces de transformar la realidad. No se trata de una tarea sencilla, especialmente en una sociedad que cada vez obliga a buscar el beneficio individual, se olvida de ver por el otro y ser siempre generoso, señaló el Mtro. Pedro Padierna, presidente del Consejo Directivo de Fomento de Investigación y Cultura Superior, A.C. (FICSAC).

La Universidad Iberoamericana Ciudad de México y FICSAC, su patronato económico y de desarrollo, entregaron a 56 académicos de asignatura y de tiempo completo el reconocimiento 'Estímulo al Desempeño Docente 2018 para Prestadores de Servicios Profesionales Docentes y Académicos de Tiempo'. Esta distinción anual se otorga a quienes realizaron sus tareas de manera sobresaliente, con rigor, humanidad y en apego a los valores y filosofía educativa de nuestra institución.

Padierna aseguró que el patronato de la IBERO reconoce a la docencia como una actividad transformadora que toca la vida de los estudiantes, una labor que deja una impronta inmensurable. Añadió que desde la academia se ejerce un modelo de enseñanza que no sólo expone a las y los alumnos el pensamiento abstracto y complejo, sino que los invita a descubrir la abundancia del conocimiento, con lo cual los profesores cimientan las bases para edificar en el alma y en el corazón un proyecto de vida.

“Actualmente, nuestras formas de socialización están centradas en el uso de las plataformas digitales que en muchas ocasiones nos saturan de información. Vivimos una era vertiginosa de cambios, en donde la tecnología sobredimensiona y modifica por completo la forma en la que convivimos, nos relacionamos y aprendemos”, dijo Padierna, quien fuera presidente de Pepsico México.  

Por esta razón, el presidente del consejo directivo de FICSAC expresó a los académicos que tienen el reto de innovar en su metodología de enseñanza, de cambiar la perspectiva y poner acento en la experiencia de aprendizaje integral que articule el crecimiento personal con la colaboración solidaria y el ejercicio empático con las personas que los rodean.

El Mtro. David Fernández Dávalos, S. J., Rector de la IBERO, recordó que el proceso de enseñanza-aprendizaje en una universidad confiada a la Compañía de Jesús se fundamenta en la pedagogía ignaciana. Esta formación se caracteriza en siete elementos: la experiencia de lo real; la centralidad de los pobres y excluidos; la perspectiva crítica y poética; conocimiento interno; ayuda a la sociedad y a las personas; aspiración a bienes mayores y vivir en medio de tensiones.

“Estas características nos muestran lo que la Compañía de Jesús entiende por un buen académico universitario. Las y los galardonados han puesto en práctica, en su vida académica, directa o indirectamente, esta pedagogía y esta cosmovisión. En su vida académica y personal cada uno ha asumido el ideal que propone Ignacio para quienes acompañan a otras personas en su crecimiento humano y espiritual. Esta sabiduría la han transmitido a sus alumnos y alumnas a lo largo de su vida universitaria. Con ellos y a nombre de ellos podemos decir con paz y satisfacción que han colaborado con la misión de la IBERO en formar mujeres y hombres para los demás, en formar no a los mejores del mundo, sino a los mejores para el mundo”, destacó.  

Valentina González/ICM


COMPARTIR: