Benefician 444 proyectos de Servicio Social a grupos vulnerables

Jue, 24 Ene 2019
Diez áreas de incidencia tiene el Programa de Servicio Social Universitario de la IBERO
Estudiantes IBERO conocen impacto social de su profesión a través del encuentro con la realidad
  • Héctor Cervantes, alumno de la Licenciatura en Comunicación, hizo su servicio social en la Misión de Bachajón que tienen los jesuitas en Chiapas.

Las y los estudiantes de carreras técnicas superiores universitarias, de licenciatura e ingeniería de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México conocen el impacto social de sus profesiones a través de la realización de su servicio social.

La licenciada Rebeca Acevez Muñoz, coordinadora del Programa de Servicio Social Universitario (PSSU) de la IBERO, explicó que el alumnado da cumplimiento a éste al insertarse en proyectos de incidencia social que atienden necesidades concretas y urgentes de poblaciones vulnerables, con el fin de ayudar a mejorar sus condiciones de vida.

En el presente semestre Primavera 2019 están realizando su servicio social con incidencia activa 871 estudiantes, en 444 proyectos, englobados en diez áreas de incidencia social: Envejecimiento, discapacidad e inclusión; Desarrollo comunitario; Educación inclusiva; Participación ciudadana y comunicación; Derechos Humanos y migración; Cultura y medios de comunicación; Economía social y solidaria; Salud y atención integral; Población y medio ambiente; y Formación y acción social.

Dichas áreas se eligieron luego de realizar un análisis de los documentos fundantes de la Universidad, y un análisis de la realidad y los problemas en los que la IBERO y sus estudiantes pueden incidir de manera puntual mediante los proyectos de servicio social.

Todos los proyectos en los que las y los alumnos hacen su servicio social permiten a los universitarios desarrollar las competencias específicas y disciplinares de sus carreras; y robustecer la educación en acción social que les brinda la IBERO que, como institución confiada a la Compañía de Jesús, busca ‘formar a los mejores para el mundo’.

img_43101_0.jpg

Hay proyectos en los que el ciento por ciento del servicio social no es una colaboración profesionalizante, sino del 50-50, porque a veces “toca ir a poner las manos al servicio del proyecto, de la necesidad que se está atendiendo y las actividades específicas que se vayan necesitando”.

Lo que sí está garantizado en todos los proyectos de servicio social, debido a su incidencia social, es que el estudiantado conozca realidades distintas a la suya, que complementan su propia realidad; y que con las comunidades donde hacen su servicio construyan conjuntamente respuestas que mejoren las condiciones de vida de todos; algo que es propio de la formación ignaciana que ofrece la IBERO.

El total de proyectos de servicio social de la IBERO se efectúan en colectivos, organizaciones e instituciones de la sociedad civil, que tienen necesidades muy concretas de colaboración, un número muy concreto de beneficiarios y que “asumen que están junto con nosotros formando a nuestros estudiantes”.

En la Universidad Iberoamericana existen dos modalidades de servicio social: dentro de la Ciudad de México, que tiene una duración mínima de seis meses y una máxima de dos años; y fuera de la CDMX, que se realiza en un periodo de dos meses, en el verano.

Los proyectos en ambas modalidades tienen incidencia y despiertan la conciencia social; sin embargo, la modalidad de verano, al ser in situ, de tiempo completo e insertar a los alumnos 24x7 en una problemática, en una comunidad, con rostros muy concretos, es una experiencia muy particular, más intensiva y horizontal.

Cuando el servicio social se hace en la CDMX, los proyectos se desarrollan en alcaldías y municipios de la Zona Metropolitana del Valle de México; los proyectos de verano pueden realizarse en Estados Unidos, Canadá y cualquier estado de la República, que el PSSU divide en las regiones: centro, occidente, sur y península.

Nota relacionada:

Servicio Social IBERO, con la misión de ayudar a las comunidades más vulnerables

Texto: PEDRO RENDÓN/ICM

Fotos: Cortesía del PSSU


COMPARTIR: