¿De qué le sirve al arte mexicano el legado de José Luis Cuevas?

Mar, 4 Jul 2017
El artista mexicano es un ejemplo de la nación diversa, de la oposición natural y constante de nuestra cultura, afirma experto de la IBERO
  • El artista mexicano José Luis Cuevas murió a los 83 años de edad (Mercado Libre Chile).
Por: 
Dr. Alberto Soto Cortés*

José Luis Cuevas (1934-2017) fue un artista mexicano que trascenderá en varias dimensiones. De la persona se escribirán nuevas biografías y de su obra revisiones y valoraciones.

Primordialmente, será el mercado del arte el que se encargará, con su antipatía natural por lo humano, de traducir monetariamente especulaciones basadas en lugares tan comunes como sin sentido. Se repetirá en decenas de artículos que José Luis Cuevas es uno de los ejes de vertebración de “la ruptura”, porque así se dice en una plataforma famosa de comunicación millennial o en algunos libros de Historia del Arte.

El viaje que José Luis Cuevas ha emprendido deberá de ser útil para reencontrarnos empáticamente con el oficio del artista, como un individuo, a pesar de los críticos, del mercado y de los intereses del Estado por conformar un patrimonio creativo y estereotipado.

Cuevas no rompió con la propaganda que utilizaba muros, telas, papel o metales, y que proponía esencias insípidas de lo mexicano; más bien se hizo a un lado, coexistió por breve tiempo, subió a la superficie de lo creativo y propuso comunicarse a través de materias, formas y lenguajes, desde una posición original, consciente y personal.

Autónomo y seguro de sí, no quiso darnos gusto, y se fue ganando distinciones y reconocimientos por su irreverencia, su aparente sencillez y, en ocasiones, por su introversión.

Para valorar la obra de Cuevas es fundamental recorrer su vida a través de sus pasos, sus lugares, afectos y momentos, al tiempo que debemos de reconocer los atavismos que nos condicionan la interpretación y, a partir de ello, alejarnos de las percepciones históricas simplistas, maniqueas y deformadas.

Cuevas es un ejemplo de la nación diversa, de la oposición natural y constante que existe en una geografía conformada por miles de pueblos diferenciados culturalmente, una parte de lo mexicano, tan valiosa como la de otros de sus contemporáneos que hoy se preguntarán el porqué los reflectores miran hacia el hombre que apenas hace unas horas ha abandonado la vida.

En medio del duelo es importante preguntarnos: ¿Cómo arropa la nación a sus artistas, sobre todo a aquellos que salen de lo convencional? ¿Cuál es la capacidad real de las instituciones culturales de asumir la difusión de las aportaciones artísticas y políticas de las personas creativas? ¿Cómo aprender de los legados personales y mejorar con sus enseñanzas las políticas culturales?

El valor verdadero de Cuevas está en su persona, en su arte, sus gestiones, enseñanzas, posicionamientos, optimismos y tragedias; sus obras son pistas, vestigios que no lo explican del todo. Descanse en paz.

*El Dr. Alberto Soto Cortés es coordinador de la Maestría en Estudios del Arte de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México


COMPARTIR: