Estudiante IBERO funda centro de robótica en Cuautitlán Izcalli

Mié, 19 Abr 2017
Abre sus puertas el Centro de Desarrollo y Aplicaciones en Robótica (CDAR)
  • Centro de Desarrollo y Aplicaciones en Robótica (CDAR).
  • Adrián Hernández, estudiante de Ingeniería en Computación y Electrónica de la IBERO.

Sergio Adrián Hernández Ruiz, estudiante de Ingeniería en Computación y Electrónica de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, abrió las puertas de su Centro de Desarrollo y Aplicaciones en Robótica (CDAR).

El centro fundado por Adrián en Cuautitlán Izcalli, Estado de México, tiene el objetivo de realizar proyectos avanzados en robótica, a partir de su funcionamiento como una escuela, dotada de computadoras y herramientas para poder desarrollar las plataformas de los robots.

Para tal efecto, en el CDAR se cuenta con tres niveles educativos. El primero es el básico, en el cual a niños de 8 a 11 años de edad se les enseña a usar Lego, para que aprendan las bases de la robótica y la lógica de programación.

En el segundo nivel, intermedio, indicado para alumnos con edades de 12 a 16 años, “estamos tratando de romper la barrera de la robótica didáctica; al impartir las bases de microcontroladores, de tarjetas básicas de desarrollo, de simulación y software. Ahí ya brincamos la barrera de trabajar con Lego”, explicó el alumno de la IBERO.

En el nivel avanzado, jóvenes de 17 o más años de edad emplean tecnologías como Raspberry Pi, Intel Galileo, microcontroladores de Freescape y tarjetas de microchip.

Cada uno de los niveles dura dos años, divididos todos a su vez en step 1 y step 2. Posterior al nivel avanzado, existe una especie de cuarto grado “que no forma como parte de los tres niveles, pero que está creado para fomentar la investigación y el desarrollo”.

“Lo que yo estoy tratando de hacer es que, con las herramientas más actuales, la gente del CDAR desarrolle e invente aquí sus robots, con todo lo que aprendan sobre programación y robótica”.

A través de la página web del CDAR (actualmente todavía en construcción), el futuro ingeniero quiere fomentar que los alumnos, desde el nivel básico al avanzado, den a conocer sus proyectos (previamente registrados), al subir galerías de fotos y archivos pdf con información de los mismos.

“Esto permite que un proyecto de robótica desarrollado y publicado por un alumno pueda ser retomado y mejorado por otro estudiante inscrito posteriormente al Centro de Desarrollo y Aplicaciones en Robótica, sin que éste tenga que empezar desde cero”.

Texto: PEDRO RENDÓN/ICM

Fotos: PEDRO RENDÓN y cortesía de Adrián Hernández


COMPARTIR: