IBERO tendrá nuevas instalaciones para albergar investigación y posgrados

Mié, 4 Jul 2018
En este edificio también estará la Escuela de Emprendimiento Social (EDESI) de la Universidad Iberoamericana
  • El Arq. Francisco Serrano estuvo a cargo del proyecto de construcción de la IBERO (Alberto Hernández/IBERO).
  • Los arquitectos Susana García fuentes y Francisco Serrano (Alberto Hernández/ IBERO).
  • La Arq. Susana García ha sido socia de Serrano desde hace casi 30 años (Alberto Hernández/IBERO).
  • En el nuevo edificio se encontrará la EDESI (Cortesía)
  • El sello de la IBERO se mantendrá en la nueva obra de Serrano “el tabique rojo tipo UIA”(Cortesía)

Por su aportación al legado artístico y cultural de México, hace unos días, el arquitecto Francisco Serrano, quien tuvo a su cargo del proyecto de diseño de la Universidad Iberoamericana, recibió la Medalla Bellas Artes de Arquitectura 2018, en una ceremonia realizada en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes. El arquitecto, con más de 58 años de carrera, se ilusiona e imagina que algunas de sus obras pueden convertirse en testimonio de nuestro tiempo y de nuestra cultura, y alista una nueva obra en la IBERO: la construcción de un edificio de investigaciones y posgrado.

El nuevo recinto que será parte del campus de la IBERO Ciudad de México se construirá en el estacionamiento de la pirámide. En los años 80, en una parte del terreno en el que se decidió construir nuestra casa de estudios existía una pirámide que en realidad era un montículo de piedra y arena que formaba una estructura triangular, la cual, en su momento, por cuestiones económicas se decidió mantener. Pero, al paso de los años, surgió la necesidad de un estacionamiento para la comunidad universitaria y se quitó. Ahora, este lugar se convertirá en el nuevo edificio de investigaciones que tendrá la IBERO en los próximos años.

“Este edifico obedece a tener un espacio académico más actual. Estará dirigido para todo lo que sea posgrado e investigación. Todo aquello que trasciende a la licenciatura; es decir, maestría, doctorados, diplomados, investigación y la Escuela de Emprendimiento Social (EDESI)”, señaló el arquitecto Francisco Serrano, quien está a cargo del diseño del nuevo proyecto de la IBERO, junto con la arquitecta Susana García fuentes.

En entrevista, el ganador del Premio Nacional de Ciencias y Artes en el campo de Bellas Artes (2003) detalló que el nuevo edificio será 'flexible', es decir,  permitirá tener distintas funciones en caso de ser necesario, por esta razón no tendrá muros divisorios de carga, pues será una estructura portante y con fachadas libres.

“Las cosas cambian a una velocidad muy grande. Antiguamente, las construcciones se hacían para una necesidad muy específica, aunque se siguen haciendo así, ahora se les debe añadir otra cualidad, es decir, flexibilidad, para que puedan adaptarse a los cambios tecnológicos”, señaló el Arq. Serrano, quien trabaja para la IBERO desde 1982, cuando se empezó a planear la construcción del campus en Santa Fe.

El nuevo edificio de la IBERO será un espacio multifuncional que podrá albergar varias actividades. Su iluminación y ventilación será natural. Tendrá un gran patio (para dar continuidad al estilo de la Universidad, la cual está ordenada alrededor de patios) que estará cubierto para que se puedan realizar distintos eventos académicos, con una capacidad, incluso, por encima de las mil personas.

Al respecto, la arquitecta Susana García fuentes, socia de Serrano y con quien ha trabajado por cerca de 30 años, señaló que se buscan sitios de encuentro, pues son los lugares de donde salen las nuevas ideas y se hacen los grandes avances en la investigación.

La también académica de la IBERO dijo que en este nuevo sitio quedaran atrás los cubículos, pues ahora será un espacio en donde podrán estar varias disciplinas que enriquezcan la investigación. La clave será el nuevo edificio multidisciplinario que será más abierto, pues tendrá menos salones, y propiciará más la participación de la vida académica y la investigación.

La nueva construcción tendrá un auditorio que será más grande que el José Sánchez Villaseñor, pues tendrá una capacidad para recibir a 800 personas. Asimismo, contará con un estacionamiento 'generoso'.

El tabique rojo tipo UIA

Indudablemente, el sello de nuestra institución se mantendrá en la nueva obra de Serrano, es decir, “el tabique rojo tipo UIA”, como le llama el arquitecto Serrano. Este material se mandó a hacer especialmente en los 80 para la construcción de la IBERO, pues es mucho más resistente, pesa más, tiene más densidad y no se desmorona. Aunque la fábrica original ya no existe, hubo quien se quedó con los conocimientos y continuó haciendo el tabique a petición de la Universidad.

El Arq. Serrano, creador e integrante de la Sociedad de Arquitectos de México AC, comentó que uno de los retos de la construcción es que se integre al resto de los edificios del campus, pero que se note que es una edificación moderna o que corresponde a nuestra época.

“Nuestro interés de siempre es que se sienta que forma unidad con el resto, pero al mismo tiempo, que denote que es de otra época, es lo que pretendemos en cada obra que nos han encargado. De hecho, una de las preocupaciones cuando se diseñó la Prepa IBERO era que tuviera una relación de imagen similar al de la Universidad”.  

Edificio sustentable

El edificio de investigaciones y posgrado será amigable con el ambiente —gracias a que la crujía del edificio será 50% menor a la del resto de las construcciones de la IBERO—, lo cual permitirá la entrada de luz natural por los dos lados y mejor ventilación. La edificación también contará con azoteas verdes.  

“La IBERO ha tratado mucho lo sustentable: desde que se inauguró en 1988 toda el agua que se usa se trata. Tiene una planta de tratamiento con la cual se riegan los jardines. En muchos lugares tenemos paneles solares”, explicó el arquitecto.

En ese sentido, enlistó las tres características importantes que tendrá el nuevo edificio: el aprovechamiento del desecho, el uso de energía solar y la generación de un mejor ambiente a través de los espacios abiertos.

Notas relacionadas:

Escuela de Emprendimiento Social IBERO, para desarrollar a personas... y negocios

Valentín Díez, el empresario detrás de la Escuela de Emprendimiento IBERO

Valentina González/ICM 


COMPARTIR: