Inequidades y exclusiones demandan una investigación social: alumna de posgrado

Vie, 19 Oct 2018
La estudiante del Doctorado en Ciencias Sociales y Políticas afirma que es imperativo el respeto a la dignidad humana
  • Anidelys Rodríguez-Brito, egresada del Doctorado en Ciencias Sociales y Políticas de la IBERO.
  • Pablo Paniagua fue otro de los alumnos reconocidos.

Las inequidades y exclusiones que se viven en este “mundo convulso” demandan la atención y el esfuerzo de una investigación social, consideró Anidelys Rodríguez-Brito, egresada del Doctorado en Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México y uno de los estudiantes distinguidos en los ‘Reconocimientos FICSAC-IBERO a la Investigación de Calidad 2017’.

En el mensaje que dio en representación de las y los alumnos reconocidos, destacó que las circunstancias heredadas desde el momento del nacimiento colocan a ciertos individuos en posiciones ventajosas de partida, en detrimento de otros sectores sociales. “El sexo, la raza, la etnia, la nacionalidad, las dotaciones de capital social, cultural y económico de origen, condicionan, en buena medida, nuestros destinos sociales”.

Además, el desequilibrio entre el mercado y el Estado es cada vez más notorio. Mientras crece la mercantilización de los bienes públicos, los poderes económicos despojan a los ciudadanos de su identidad y cultura, y convierten en mercancía sus datos personales. A esto se suma la disminución de la capacidad y el compromiso del Estado como garante de los derechos ciudadanos. 

Éstas y otras realidades requieren cuestionar, conocer, entender, analizar e interpretar las complejidades de los entornos; lo que constituye condición de partida en el propósito de “construir otros mundos menos desiguales y más inclusivos, donde el respeto a la dignidad humana sea un imperativo absoluto”.

Pero la construcción de otros mundos supone grandes retos para la investigación social y quien la hace, dijo Rodríguez-Brito. Uno de ellos es el compromiso irremplazable de ‘pensar en términos sociales’, independientemente de los modos de acercarse a la realidad, y más allá de cómo se mide, construye y analiza el dato.

“Lo anterior no desconoce el valor de los procedimientos, métodos y técnicas de análisis cualitativo y cuantitativo, como herramientas que favorecen la práctica del investigador social. Como diría Bourdieu (en El oficio de científico: ciencia de la ciencia y reflexividad), son apoyos muy poderosos que la reflexión metodológica proporciona a la vigilancia, y se vuelven contra ésta, cuando no se cumplen las condiciones previas a su utilización”.

Cierto, conocer estos métodos es importante; pero no suficiente. El compromiso con lo social exige contrastar ideas, desarrollarlas, hacer y responder preguntas, desde el conocimiento y cuestionamiento de la teoría y la realidad, “en un ejercicio de remisión permanente a nuestros contextos y referentes culturales”.

“Pensar y construir alteridades desde lo social nos coloca ante importantes retos teóricos, metodológicos, epistemológicos, socioculturales y políticos. Supone discursos, formatos y estándares científicos que no necesariamente encajan con los modos hegemónicos de producción y distribución del conocimiento”.

Por eso, celebrar la entrega de los ‘Reconocimientos FICSAC-IBERO a la Investigación de Calidad 2017’ sirvió para recordar esos retos; para reconocer el papel de la investigación científica y la necesidad de dudar, indagar y conocer sobre lo social; para estimular la capacidad para imaginar y crear; y renovar el compromiso de las y los estudiantes y académicos de la IBERO con su entorno y con el “investigar para transformar”.

Notas relacionadas: 

Investigación IBERO debe proponer alternativas a modelo agotado: Rector

Vicerrector propone premiar investigaciones que beneficien a grupos marginados

Entregan Reconocimientos FICSAC-IBERO a la Investigación de Calidad 2017

PEDRO RENDÓN/ICM


COMPARTIR: