La arquitectura tiene el poder de impactar su entorno: Tatiana Bilbao

Jue, 13 Sep 2018
La egresada de la IBERO regresa a su alma máter para participar en el ‘Lafarge Holcim Awards Lab’
  • Arq. Tatiana Bilbao, egresada de la IBERO.

La arquitectura tiene el poder de generar un impacto importante en  su entorno, sostuvo Tatiana Bilbao, egresada de la Licenciatura en Arquitectura de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, al acudir recientemente a esta, su alma mater, para participar en el ‘Lafarge Holcim Awards Lab. Next-generation workshops on sustainable construction’.

Como parte de la pertinencia social de esta profesión, la Arq. Bilbao dijo que un punto básico que atiende la arquitectura es la necesidad de tener refugio. “Un refugio que además, con las herramientas que tenemos, puede no sólo ser un refugio, sino otorgar un espacio para desarrollar una vida, con todo lo que esto implica”.

“Nosotros (las y los arquitectos) tenemos esas posibilidades, esas herramientas, nada más hay que entender cómo volvernos relevantes: escuchando a la gente y entendiendo sus necesidades más básicas desde lo más profundo”.

En ese sentido, a Tatiana le ha interesado mucho trabajar en proyectos de vivienda social en beneficio de personas para las que su casa es casi lo único con lo que cuentan. “No tienen un lugar en la sociedad, no tienen una representación importante en su comunidad, no tienen un trabajo estable, no tienen un lugar donde puedan representarse; y su vivienda siempre va a ser eso, porque siempre van a tener un lugar dónde vivir”; y los arquitectos pueden ayudarles a construir todo eso.

Cuestionada sobre el tipo de formación que deben recibir los estudiantes de arquitectura en las universidades, Bilbao dijo que no se puede considerar que se les brinda una educación de excelencia, con todos los aspectos técnicos bien resueltos, sino no se les pone a dialogar de manera horizontal con su contexto, con su comunidad, con sus compañeros y hasta con el mundo entero.

Ese diálogo es, por cierto, uno de los mejores recuerdos de la Arq. Bilbao de su paso por la IBERO, donde aprendió “el sentido de valorar la postura del otro, de la inclusión de las diversas visiones que había en la Universidad, y que todas esas posibilidades podían convivir aquí; y eso me dio mucho a mí para lo que hago hoy”.

Sobre su generación estudiantil, dijo: “No sólo nos formamos en este espacio, con estos muros, sino que nos formamos entre nosotros, y eso hizo que se enriqueciera. Eso es lo que la IBERO promueve, una generación de un diálogo, un intercambio, donde de repente la creatividad se vuelve explosiva”.

Y en el terreno profesional, “tuvimos la suerte, la verdad, justo nuestra generación, de estar en el lugar correcto, en el momento perfecto y haber tenido la formación adecuada. Salimos de la Universidad y empezamos a tener muchas oportunidades de trabajo, llegamos en un momento donde la economía mexicana se estabilizó, donde la arquitectura estaba teniendo mucha relevancia como visión transformadora de ciertos entornos, y nosotros estábamos ahí para hacerlo y con muchas ganas”.

Lafarge Holcim Awards Lab

Respecto del motivo de su visita a la IBERO, participar en el ‘Lafarge Holcim Awards Lab. Next-generation workshops on sustainable construction’, mencionó que éste es para los jóvenes arquitectos y estudiantes universitarios una manera de conectar con el mundo y de conectar con otras problemáticas. “A mí algo que me ha hecho entender, valorar y tener la posibilidad de actuar en nuestro contexto es poder verlo desde otros lados, y eso significa haber conectado con otros países, con otras personas, en otros lugares”.

En cuanto al proyecto ‘Hidropuntura en México’, ganador del primer lugar de los ‘Global Lafarge Holcim Awards 2018’, dijo que le encanta porque atiende muchos aspectos, “no nada más es un jardín bonito, que ya pone muchas características buenas para Iztapalapa, sino que además tiene todo el objetivo de ser un vaso regulador de agua, además de utilizar el agua de lluvia, y eso lo vuelve un proyecto integral que va a otorgar no nada más belleza al lugar, que se necesita, sino también una posibilidad para un futuro mejor”.

Y sobre la visión de la sustentabilidad en la construcción –a la que se enfoca la Fundación Holcim– comentó que la sustentabilidad no se puede separar de la arquitectura. “Para mí la arquitectura tiene que ser sustentable para poder llamarse arquitectura”.

Por sustentabilidad, hay que mencionarlo, la directora y fundadora de Tatiana Bilbao Estudio entiende “el no desperdiciar recursos que puedes utilizar en un futuro, y para mí eso engloba recursos sociales, políticos, económicos, medioambientales, contextuales, geográficos, topográficos”.

Mas “cuántos edificios hay en el mundo que son sustentables, están hasta sellados, certificados de eso, y generaron problemáticas sociales muy fuertes en el lugar, están vacíos por ejemplo. O son totalmente verdes, no consumen energía, pero nadie los usa porque están lejanos de las ciudades. En fin, yo creo que la palabra sustentable ha generado un proceso comercial muy peligroso; y a mí me gusta mucho lo que Holcim hace, que no es un proceso comercial, lo está tratando de comunicar como es el proceso que debe ser”, concluyó.

Texto y foto: PEDRO RENDÓN/ICM

Notas relacionadas:

Estudiantes y profesionales debaten el futuro de la construcción sustentable

Arquitectos mexicanos diseñan espacios que tienden a la poesía: Fundación Lafarge Holcim

IBERO, sede de evento global de sustentabilidad, construcción y diseño arquitectónico


COMPARTIR: