Policía debe estar desmilitarizada: jefe policial de la CDMX

Jue, 26 Oct 2017
La última compra de armamento de la policía de la CDMX fue de menor calibre, señala José Gil, jefe del Estado Mayor de la Policía de la CDMX
Gil García informa que en la CDMX ya no hay granaderos
Falta voluntad política para cambiar a la policía: Luis Esteban Islas, titular de la Unidad de Planeación Prospectiva y Seguridad Privada de la CNS
  • Conferencia internacional 'Seguridad, democracia y derechos humanos: La Vía Civil' (Alberto Hernández/IBERO)
  • José Gil García, jefe del Estado Mayor de la Policía de la Ciudad de México (Alberto Hernández/IBERO).
  • (Alberto Hernández/IBERO).

Para José Gil García, jefe del Estado Mayor de la Policía de la Ciudad de México, la seguridad de nuestro país debe desmilitarizarse y dejar de pensar que los cuerpos policiacos van a resolver todo con la fuerza. En cambio, deben tener la capacidad de incidir en el fenómeno delictivo sin violencia, con disuasión y con la prevención del delito, lo que permitirá recuperar la confianza en la ciudadanía. 

“No hemos entendido que la policía no tiene que estar militarizada. Veo cantidades impresionantes de hombres y mujeres armados hasta los dientes, con chalecos antibalas, con la misma indumentaria militar, sólo que de color azul. Pero la policía está para otra cosa, para una lógica distinta” señaló Gil García durante su participación en la conferencia internacional 'Seguridad, democracia y derechos humanos: La Vía Civil'. 

El Jefe del Estado Mayor de la Policía de la CDMX confesó que, a partir de información que les proporcionó la Universidad de Stanford, la última compra de armamento para la policía capitalina fue de menor calibre para evitar llegar a enfrentamientos en donde hubiese pérdidas de vidas. Dicho cambio fue generado a partir de trabajar con la sociedad civil y con instituciones académicas. 

Asimismo, aseguró que trabajan en generar condiciones adecuadas para la convivencia en la CDMX por lo cual crearon el protocolo para la atención de eventos masivos que se construyó,  también, a partir de las mesas de trabajo con la academia y la sociedad civil. En ese sentido, señaló que en la CDMX ya no se tienen los denominados cuerpos granaderos, pues otro de los objetivos es eliminar esa palabra del léxico de la ciudadanía.

El ponente confesó que instituciones como la policía son difíciles de transformar por las resistencias que existen, por lo cual es importante romper con paradigmas y con el miedo al cambio. Destacó también la importancia de la apertura al cambio que deben tener los titulares, pues los policías, por su propia inercia, tienen muchas lógicas difíciles de romper porque han trabajado así por muchos años. 

En ese sentido, Gil aseguró que tienen el reto crear un nuevo proceso de interacción en el que la policía sepa de qué manera apoyar a la sociedad y, a su vez, la sociedad sienta que tiene una policía que está para servirles, para ayudarles y no sólo como una policía reactiva. 

Aseguró que es urgente determinar un modelo a seguir al interior de los cuerpos policiales, entender sus estructuras, invertir y consolidar a las policías que necesita el país, incluso más allá de la amenaza que vive México la cual está relacionada con el crimen organizado. “Tenemos que repensar cuál es el tipo de policías que queremos y que necesitamos”, enfatizó. 

Falta voluntad política 

La falta de voluntad política es uno de los obstáculos que existen para cambiar a la policía  de nuestro país, pues deben construirse instituciones de seguridad que trasciendan sexenios y procesos electorales, señaló Luis Esteban Islas, titular de la Unidad de Planeación Prospectiva y Seguridad Privada de la Oficina del Comisionado Nacional de Seguridad (CNS).  

“Lo que cambiará la cara de los policías de nuestro país tiene que ver con la conceptualización del tipo de policías que queremos para México. Retos hay muchos, como el capital humano, el acceso a la información, la administración adecuada y responsable de esa información, recursos financieros. Quien desee construir la policía en este país debe tener en cuenta que  tomará varias décadas y que los que se siembre hoy se verá en los siguientes años”, dijo Islas, quien señaló que la Policía Federal tiene 39 mil elementos. 

Explicó que la seguridad es un proceso de mediano y largo plazo que implica una inversión cuantiosa en recursos humanos, en recursos financieros y materiales que tomará tiempo, pues  consolidación de las instituciones de seguridad es algo relativamente nuevo. Por todo esto, la pregunta que tendríamos que hacernos para construir las policías del futuro es si queremos contar con elementos de 4 mil pesos o un tipo de policía británica con los costos que representa.

Da click para ver el micrositio de la conferencia

Notas relacionadas:

Revisa las conclusiones de la conferencia internacional

Injusto e inadecuado, que las fuerzas armadas no tengan marco de acción: SEDENA

En México, sólo se tienen datos del 7% de los delitos que se cometen: Inegi

Inviable, perpetuar a fuerzas armadas en guerra contra el crimen: Mario Patrón

México vive ‘genocidios’ de distintas intensidades: exombudsman capitalino

Valentina González/JCM


COMPARTIR: