Si quieres, ¡puedes!: Una propuesta educativa social

Lun, 30 Jul 2018
Este programa es parte de las responsabilidades que tiene la Universidad Iberoamericana con la sociedad
  • Estudiantes de este programa escuchan un discurso del Rector de la IBERO (Valentina González/IBERO).
Por: 
Mtra. Araceli Téllez*

Frente al actual panorama excluyente en nuestro país, en particular en el plano educativo, donde cursar una carrera universitaria es el privilegio de una minoría, generar posibilidades que rompan con esta inercia representa una responsabilidad social. Cada vez son menos los jóvenes que pueden aspirar a consolidar su educación de manera formal en una universidad, situación que está vinculada directamente con su nivel socioeconómico; las instituciones educativas públicas no cuentan ya con la capacidad instalada para aceptar en su totalidad a quienes aspiran a ingresar a sus aulas y, por otra parte, las instituciones privadas son una opción casi exclusiva para algunas clases sociales.

En el discurso sobre las necesidades de un país como México, ya sea éste político, dirigido a los jóvenes, de campaña política, etcétera, siempre aparece el tema de la educación; sin embargo, el tiempo pasa y no se vislumbra un panorama alentador: seguimos viendo a los y las jóvenes expulsados a las calles sin opciones laborales de calidad o, lo que es peor, sumándose a la delincuencia como una alternativa de vida... o más bien de muerte.

En México la movilidad social se estancó, lo que no permite vislumbrar alternativas reales que resquebrajen esos diques construidos a lo largo de su historia como nación. La educación puede ser esa grieta que permita que el agua estancada pueda salir a regar otras tierras que tengan la posibilidad de convertirse en fértiles.

Las universidades confiadas a la Compañía de Jesús no pueden ser insensibles ante este problema, y sus esfuerzos deben estar orientados a quienes más lo necesiten, pensando en el bien común. Por esta razón, Si quieres, ¡puedes! es una apuesta para predicar con el ejemplo.

Si quieres, ¡puedes!: un círculo virtuoso

La primera misión de la universidad es inquietar el mundo y la primera virtud del universitario es sentir esa inquietud, ese inconformismo frente al mundo prisionero. San Alberto Hurtado.

Si quieres, ¡puedes! (SQP) es un programa que en 2015 pasó de ser una alternativa para un puñado de estudiantes, a una propuesta que pretende llegar a conformar una quinta parte de la población estudiantil en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México; con chicos y chicas de otras latitudes socioeconómicas, con un alto desempeño académico, que nos permita enriquecernos como comunidad universitaria; motores para elevar la calidad académica, pero también para poner en marcha una visión cercana de los distintos prismas para estudiar y observar la realidad nacional.

Los tiempos actuales nos obligan a romper las esferas de cristal que nos han alejado de la pluralidad, de las y los otros, de aquellos y aquellas que más nos necesitan. Es necesario vivir reconociéndonos en las y los demás, renunciar a la mezquindad y dar paso a la solidaridad, abrir grietas incluso donde nos hemos acostumbrado a ver siempre muros.

¿Por qué afirmo que el programa SQP es un círculo virtuoso? Porque buscamos que esas y esos potenciales aspirantes a una educación universitaria tengan una alternativa, pequeña frente a las grandes necesidades, pero alternativa al fin; que en lugar de saberse expulsados por un sistema que no les ofrece opciones, encuentren una puerta a una educación de calidad, donde se beneficien de principio a fin y, confiamos, una vez terminada su formación contribuyan a romper el muro de la inmovilidad social, por una parte, al mismo tiempo que enriquezcan con capacidad, pasión, miradas diferentes, rendimiento académico y ganas de estudiar, a sus compañeras y compañeros de estudio.

Como comunidad educativa, el programa SQP nos obliga como institución a responder de manera adecuada a las necesidades que cada semestre surgen en una población que poco a poco se va modificando; que colaboren a que como universidad seamos más reflexivos y autocríticos en nuestro modo de proceder; a enriquecer nuestra práctica docente, investigación y gestión universitaria. En este sentido, el programa ha cumplido con creces en retarnos para construir una mejor universidad y comunidad plural, diversa y respetuosa que busca contribuir con la justicia social y el bien común. La propuesta del programa SQP no busca de manera alguna ser altruista. La contribución tiene que ser sólida y crítica, confrontar, generar reflexión y discusión en aulas, grupos de investigación, docencia o gestión universitaria; una propuesta que se reinvente y responda cada vez mejor a la urgencia de construir un país más justo y en paz.

Si quieres, ¡puedes!: un programa institucional

Al comienzo del programa, con la colaboración de la maestra Georgina Tepale, coordinadora general del Centro de Atención Estudiantil Universitario, tomamos conciencia de que los requerimientos para una buena marcha hacían necesaria la participación de distintas áreas de la universidad, y fue así como creamos el primer grupo de apoyo al SQP, el cual enriquece cada decisión en torno a las necesidades de los alumnos y las alumnas. Fue así como en cada reunión se sumaban participantes o generaban subgrupos para atender particularidades. Hoy existen dos grupos formales de trabajo: uno de acompañamiento académico y otro que trabaja con las necesidades y los apoyos económicos. Valga este texto para agradecer a todos y todas.

Para que el programa SQP sea posible, más de 60 personas de 21 áreas de la universidad colaboran de manera directa: Dirección de Finanzas, Dirección de Operaciones y Servicios, Coordinación de Becas y Financiamiento Educativo, Dirección General de Vinculación Universitaria, Vicerrectoría Académica, Dirección de Planeación, Dirección de Servicios Escolares, Dirección de Administración de Información Académica, Dirección de Comunicación Institucional, Dirección de Informática, Dirección Jurídica, Dirección de Servicios para la Formación Integral, Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación; Departamento de Física y Matemáticas, Departamento de Ingeniería y Ciencias Químicas, Departamento de Ciencias Sociales y Políticas, Contraloría Interna, FICSAC y la Rectoría. La coordinación general del programa está a cargo de la Dirección General del Medio Universitario con el apoyo directo del equipo del Centro de Atención Estudiantil Universitaria. Las y los estudiantes cuentan además con el apoyo directo de 190 tutores y tutoras pares.

El programa SQP nos ha implicado retos, con fracasos y satisfacciones. Estoy segura de que quienes participamos en él, hemos resultado beneficiados en términos de aprendizaje; también tengo la certeza de que la universidad no será la misma dentro de unos años, y será más plural, incluyente, solidaria y coherente con las líneas propuestas en el proyecto educativo de la Compañía de Jesús.

*Mtra. Araceli Téllez

Egresada de la licenciatura en Sociología por la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco y maestra en Historia por la Universidad Iberoamericana Ciudad de México donde actualmente es candidata a doctora en Historia. En la Universidad Iberoamericana Ciudad de México ha desempeñado diversas responsabilidades: ha sido subdirectora de Superación Académica y subdirectora de Difusión Académica, directora de Difusión Cultural y directora de Publicaciones, y actualmente es directora general del Medio Universitario. También ha coordinado la Red de Editoriales de la AUSJAL (Asociación de Universidades confiadas a la Compañía de Jesús en América Latina) y la Red Nacional de Editoriales Universitarias del Sistema Universitario Jesuita de México. En el ámbito literario es autora de los libros de cuentos Historias al margen y Cuentínimos, de los poemarios Ortografía poética, Desnuda, Amormínimos y Bocas extrañas bocas, así como de los libros infantiles ¿Qué tan lejos quieres llegar? y La guerra de las vocales.

(Texto publicado en Revista IBERO)


COMPARTIR: