Tecnológico del Valle de Chalco, un lugar para pensar la universidad

Mar, 23 Mayo 2017
La alianza estratégica con este centro educativo permitirá reflexionar sobre la incidencia socioeducativa del SUJ y la IBERO
  • Dr. Óscar Arturo Castro Soto, director del TUVCH.
  • Tecnológico Universitario del Valle de Chalco (TUVCH).

La alianza estratégica entre el Tecnológico Universitario del Valle de Chalco (TUVCH) y la Universidad Iberoamericana Ciudad de México ofrecerá a ésta y al propio Sistema Universitario Jesuita (al cual pertenece la IBERO) “un nuevo lugar desde el cual pensar la universidad, reflexionar sobre su incidencia socioeconómica y socioeducativa para contribuir a la transformación de nuestro país, ahora también desde una comunidad universitaria, con un fuerte componente popular y emancipatorio”, consideró el Dr. Óscar Arturo Castro Soto, director del TUVCH.

Al tomar la palabra, tras hacerse oficial el vínculo educativo entre la Universidad Iberoamericana Ciudad de México y el Tecnológico Universitario del Valle de Chalco, el doctor Castro explicó que la región del Valle de Chalco es un amplio conglomerado de asentamientos humanos, colonias y municipios con índices de pobreza medios y altos, y con una gran población flotante que en su mayoría desarrolla sus actividades laborales en la Ciudad de México (CDMX).

Su dinámica socioeconómica es precaria y está fuertemente vinculada con el desarrollo de la metrópolis. Además, posee una dinámica sociocultural con problemas de deserción escolar, inseguridad, violencia contra las mujeres, discriminación, pobreza, desdibujamiento de la identidad popular e interculturalidad urbana.

Agregó que en los últimos diez años se ha registrado un crecimiento poblacional del polígono de Chalco y Valle de Chalco, donde se encuentran municipios vecinos con fuerte componente urbano, como Ixtapaluca, Nezahualcóyotl, Los Reyes la Paz y Texcoco; municipios de transición rural urbana como Cocotitlán, Temamatla, Tlalmanalco, Ayapango, Tenango, Juchitepec, Tepetlixpa, Ozumba, Amecacameca y Ecatzingo; y las delegaciones de Tláhuac e Iztapalapa de la CDMX.

Las características de las y los jóvenes de estas poblaciones se mezclan entre los que estudian y trabajan, con los que pertenecen a alguna tribu urbana, los que provienen de un sector rural, los que permanecen en las calles con la convivencia con las bandas, y los que se refugian en sus casas, sus computadoras o los juegos de internet.

En materia educativa, sólo 12% de la población de la región del Valle de Chalco (según censo de la Diócesis) cuenta con estudios de nivel bachillerato, y tiene pocas posibilidades de seguir estudiando una carrera de técnico superior universitario o una licenciatura. 

“El tecnológico ha tratado de responder a esta realidad de una manera creativa, a través de la ampliación del acceso a la educación superior de este sector de la población que se ha visto excluido de la educación técnico universitaria por las dinámicas de empobrecimiento de la población, la precariedad laboral y el deficiente nivel educativo”.

“Al mismo tiempo ha intentado vincular a los estudiantes con sus posibilidades de acceso al mercado laboral de la industria y de los servicios, a través de sus seis carreras con un fuerte componente de vinculación práctica y revalorización del conocimiento técnico en los procesos productivos y de cuidados”.

Es en este contexto que la Universidad Iberoamericana Ciudad de México asumió la misión de potenciar lo iniciado en el TUVCH, del cual aprenderá la forma en que ha enfrentado esta realidad, dijo Castro.

Premisas y estrategias de la alianza entre la IBERO y el TUVCH

La alianza entre la IBERO y el Tecnológico Universitario del Valle de Chalco trae consigo un reto educativo universitario que puede resumirse en cuatro premisas y cinco estrategias, mismas que dio a conocer el Director del TUVCH.

Premisas:
1. Acceso. Fortalecer el acceso a una educación universitaria de calidad al sector juvenil y adulto de la región del Valle de Chalco; como un mecanismo de justicia social, a través de la consolidación de la inversión pública-privada con diversas modalidades de becas.

2. Ecología de saberes. Promover una educación situada que parta de la realidad de pobreza y exclusión de su comunidad, para abrir espacios y ventanas de oportunidad para la movilidad social y la transformación del entorno. Dialogar con la industria y los sectores social y de servicios para revalorar al técnico superior universitario en su incorporación al mundo laboral, lo que deberá proporcionar mejores oportunidades de empleo y mejores respuestas a las problemáticas sociales y económicas que se viven en el Valle de Chalco.

3. Investigación-acción. Seguir propiciando el desarrollo de proyectos técnicos, científicos y sociales con un fuerte componente de investigación-acción, con metodologías constructivistas que respondan a los retos de la complejidad de los problemas actuales. 

4. Excelencia académica. Formar a los mejores profesionistas para el mundo; que tengan una sólida formación intelectual y práctica, vinculada con la transformación del mundo a través de una ética orientada a la formación espiritual y la justicia social.

Estrategias:

1. En lo académico. Revisar y actualizar los planes de estudios existentes de carreras de Técnico Superior Universitario (TSU), y ampliar la oferta actual con las que se imparten en Universidad Iberoamericana Ciudad de México y Tijuana; con el fin incorporar un subsistema que permita la movilidad académica y estudiantil. 

Abrir la oferta a las necesidades e inquietudes de la comunidad y jóvenes del Valle de Chalco, e incorporar el modelo de transferencias para quienes quieran complementar sus estudios de licenciatura e ingeniería. Todo ello, a partir del fortalecimiento de la perspectiva de los proyectos y prototipos, visitas industriales, institucionales, estadías profesionales y de servicio social.

2. El  Medio Universitario. Se propiciará el pensamiento crítico, el acompañamiento y crecimiento espiritual, el respeto y promoción de los derechos humanos, el apoyo a quienes tienen problemas de estudio y se promoverá la formación integral a través del deporte y la cultura.

3. La vinculación. La vinculación con el entorno del Valle de Chalco requerirá de un fuerte componente de diálogo con la realidad y los sectores que habitan en ella. Se seguirá fortaleciendo el vínculo con el Centro Comunitario Juan Diego y sus carreras de nivel técnico y medio, sus servicios sociales y espacios de encuentro comunitario. 

El vínculo también será con las industrias e instituciones más pertinentes; para las estadías y visitas industriales, la educación continua, la revalorización de los TSU en el mercado laboral y las respuestas a las necesidades de los egresados del TUVCH. Además, se actualizará la plataforma tecnológica del TUVCH para ofrecer modalidades educativas en línea que permitan la enseñanza semipresencial y la alfabetización digital.

4. La comunicación institucional. Se fortalecerá la promoción de las carreras del TUVCH en los bachilleratos y entre el sector de población que cuenta con educación media superior. Se fortalecerá la imagen del tecnológico como parte de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México  y del Sistema Universitario Jesuita. Y se fortalecerá la comunicación institucional interna y con la comunidad, para producir mensajes adecuados y pertinentes sobre los procesos universitarios que se emprenderán.

5. La optimización de los servicios. A través del mantenimiento adecuado de la planta física, la consolidación del servicio y mantenimiento de los laboratorios, el fortalecimiento de los procedimientos administrativos y escolares, el mejoramiento paulatino de las condiciones de trabajo del personal académico, administrativo y de intendencia, y la incorporación de mejoras de calidad en el servicio con el apoyo de la IBERO.

Texto: PEDRO RENDÓN/ICM

Fotos: Alberto Hernández.

Notas relacionadas:

IBERO y Tecnológico Universitario del Valle de Chalco, en alianza estratégica

SEP celebra alianza entre la IBERO y el Tecnológico del Valle de Chalco


COMPARTIR: