Universidades y movimientos sociales pueden encontrar alternativas al sistema neoliberal: Rector

Jue, 28 Jun 2018
El Mtro. David Fernández Dávalos afirma que el desafío para los movimientos sociales es unificarse en una sola lucha
  • El Rector dijo que el neoliberalismo actual es un sistema sin alternativas, donde no hay otra posibilidad que el mercado.
  • Dr. Eduardo García Hernandez, titular de la Dirección de Formación y Acción Social de la IBERO.
  • Eduardo García, Gustavo Esteva, Carmen Caamaño, Patricia Botero y Lucas Saporisi.

La universidad puede ayudar a los movimientos sociales, y los movimientos sociales pueden ayudar a la universidad, a buscar alternativas, reformas y transformaciones al sistema de mercado neoliberal, consideró el Maestro David Fernández Dávalos, S. J., Rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

Al inaugurar el foro ‘Universidad y Movimientos Sociales’, acontecido en la IBERO, el Rector dijo que el neoliberalismo actual es un sistema sin alternativas, donde no hay otra posibilidad que el mercado, que el individuo aislado en sí mismo, sujeto a sus propios esfuerzos y responsable de lo que le acontece; porque el sistema en sus automatismos no va a dar posibilidades de reforma.

El neoliberalismo es “una franquicia, una mercancía universal para todo el mundo”, que por ser el único sistema internacionalizado no tiene interés en que haya proyectos nacionales; contrario a la universidad y los movimientos sociales, que sí quieren contar con un proyecto nacional “que desarrolle nuestras posibilidades, procure nuestros intereses”.

Empero, la universidad, que antes era un reservorio de pensamiento libre y no era capitalista, ahora “es mercado, es empresa, es mercancía, es producto”. Y como todos los productos y mercancías, se puede medir, “por eso hay rankings; que en realidad son dinero transformado en jerarquías, pues vende más quien esté mejor situado en un ranking”.

Así que, opinó el Rector, hay que desmercantilizar el conocimiento, para que, primero, éste se vuelva relevante para las situaciones humanas; y segundo, esté hecho del diálogo entre distintos modos de conocer, de un ‘diálogo de saberes’, una idea muy querida por el reconocido sociólogo Boaventura de Sousa Santos, a quien Fernández Dávalos tuvo oportunidad de escuchar hace dos semanas en la III Conferencia Regional de Educación Superior 2018, acontecida en Córdoba, Argentina.

Unificar los movimientos sociales

El Mtro. Fernández Dávalos comentó que durante su estancia en Argentina le tocó ver las movilizaciones a favor y en contra del aborto, y cantidad de mujeres que salieron a reivindicar sus derechos y sus posiciones. Sin embargo, esas mismas mujeres, o algunas de ellas, difícilmente asumen igual la lucha contra el capitalismo o la discriminación de las poblaciones originarias, porque están centradas exclusivamente en el tema de las reivindicaciones de las mujeres, lo cual desde luego es absolutamente válido.

No obstante, eso ejemplifica que las distintas reivindicaciones están separadas, aisladas, es decir, hay luchas anticapitalistas, en contra del racismo, del colonialismo, del patriarcado; “pero rara vez estas luchas se integran, o se comprenden o se luchan al mismo tiempo”.

Por lo tanto, hay que hacer coincidir a las distintas perspectivas, para que las distintas luchas se unifiquen en una sola. “Que en una misma acción podamos realizar acciones antipatriarcado, anticapital y anticolonialismo”; ese es un desafío mayor para los movimientos sociales, populares y para las universidades.

De tal suerte, el Rector compartió con los concurrentes al foro ‘Universidad y Movimientos Sociales’ que “la idea en este diálogo entre movimientos sociales y universidad no es poner en el centro lo que nos interesa hacer como universidad, ni poner en el centro lo que les conviene a los movimientos populares; sino poner en el centro lo que necesitamos hacer para transformar este país, y entonces dialoguemos movimientos sociales y universidades para ver cómo nos enriquecemos y cómo hacemos confluir nuestros esfuerzos, cada quien en su trinchera”. 

“Las universidades hay cosas que podemos hacer y hay cosas que no podemos hacer, y los movimientos sociales igual. Pero sí podemos compartir horizonte, proyecto, finalidad. Y me parece que la finalidad tendría que ser hacer confluir estas luchas contra el patriarcado, el colonialismo, contra el capital financiero, en particular ahora, en un proceso amplio, plural, diverso; pero que tenga como finalidad construir esa sociedad y ese país que necesitamos”.

Foro ‘Universidad y Movimientos Sociales’

El doctor Juan Eduardo García Hernandez, titular de la Dirección de Formación y Acción Social (DFAS) de la IBERO, explicó que el foro ‘Universidad y Movimientos Sociales’ fue organizó por su Dirección para reflexionar la acción universitaria en el marco de los 75 Años de la IBERO Ciudad de México, los 35 Años de IBERO Tijuana y los 7 Años del Centro Meneses. 

La estructura del foro permitió compartir saberes, por medio del diálogo a partir de la experiencia en el acompañamiento a movimientos sociales, resistencias y autonomías. Se puso sobre la mesa la experiencia en el caminar las desigualdades, para en el diálogo “afianzar estrategias comunes para problemas comunes, como la pobreza, la exclusión, la violencia en nuestros territorios, la injusticia”.

En el foro se contó con intervenciones de Gustavo Esteva, de la Universidad de la Tierra; Patricia Botero, Universidad de Manizales; Lucas Saporisi, Universidad de Buenos Aires; y Carmen Caamaño, Universidad de Costa rica. Confluyeron académicas y académicos y estudiantes universitarios, activistas y miembros de la sociedad civil, quienes compartieran su trabajo cotidiano.

Como parte del foro también se llevó a cabo la mesa de diálogo ‘El servicio social universitario como respuesta a problemáticas sociales’; el encuentro ‘Compartiendo saberes’, donde se realizaron mesas de trabajo en las que participaron programas de servicio social y centros comunitarios del Sistema Universitario Jesuita (SUJ); y la exposición fotográfica ‘El servicio social universitario como respuesta a problemáticas sociales’.

Nota relacionada:

La universidad perdió pertinencia social y hasta sentido: Gustavo Esteva

Texto y fotos: PEDRO RENDÓN/ICM


COMPARTIR: