Alumno IBERO crea cartera digital para pago entre personas desde un smartphone

Lun, 12 Sep 2016
Se llama Swap, una aplicación para iOS y Android de descarga gratuita
Funciona con tarjetas de crédito y débito
Es aceptada en comercios dentro y fuera de la IBERO, ITAM y Anáhuac
  • Bruno Ramos, alumno de la IBERO y creador de Swap.

Bruno Ramos Berho, estudiante de Ingeniería en Tecnologías de Cómputo y Telecomunicaciones de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, creó Swap, una cartera digital que permite hacer fácilmente y desde un smartphone pagos entre personas, con el uso de tarjetas de crédito y/o débito.

Swap, palabra en inglés que significa intercambio, es una aplicación para iOS y Android, de descarga gratuita (en App Store y Google Play), a la que sus usuarios suben los datos de  sus tarjetas para poder hacer desde su teléfono celular pagos directos y al instante a la cuenta de otras personas físicas sin necesidad de emplear sucursales o claves interbancarias. También pueden liquidar sus consumos en comercios sin tener que entregar el plástico, lo que brinda seguridad al usuario al no compartir nunca sus tarjetas ni los datos de las mismas.

Bruno especificó que Swap opera con todas las tarjetas de crédito que proporcionan los bancos en México (incluidas VISA, MasterCard y American Express); así como con las de débito de Banamex, Santander, Bancomer, HSBC e Inbursa.

Swap ya funciona como herramienta de pago en establecimientos comerciales de la Ciudad de México (principalmente cafeterías y restaurantes) establecidos dentro y fuera de la Universidad Iberoamericana (en el campus, en Capeltic y El Cubo), la Universidad Anáhuac y el Instituto Tecnológico Autónomo de México; donde los cerca de seis mil usuarios actuales de esta aplicación están liquidando sus cuentas desde el pasado 8 de agosto, día en que la aplicación comenzó a operar.

Aunque no está dirigida a un segmento exclusivo, Bruno cree que será usada en su mayoría por universitarios y millennials, jóvenes entre 18 y 35 años, “a quienes les gusta controlar todo de una forma mucho más fácil y rápida desde su smartphone, donde suelen usar aplicaciones tipo Uber o Spotify”.

Agregó que quienes deban hacer pagos y tengan la app ésta les evitará tener que cargar siempre con efectivo, hacer una transferencia interbancaria, retirar dinero de una ventanilla de banco o cajero automático; procesos que a algunas personas les podrían resultar tardados, costosos y complicados.

Los establecimientos que aceptan Swap pagan comisiones entre el 1.5 y 2.5 opr ciento, más bajas que las que le cobra cualquier otro banco que les proporciona terminales para sus tarjetas. A los usuarios se les cobra una comisión de 1.9 por ciento del monto del pago si éste se hizo con tarjeta de débito, y de 3.5 por ciento si se hizo con tarjeta de crédito; en ambos casos más IVA.

“Y si pagas con tu saldo que tienes de Swap es gratis. Tú directamente no le puedes meter dinero a Swap, pero si otro usuario de la aplicación te hace un pago, ese monto va a llegar a tu cuenta de Swap, donde tú vas a elegir si quieres que se vaya a una cuenta bancaria (a donde llega en menos de una hora) o se quede en la de Swap”, explicó el alumno de la IBERO.

En el caso de que los usuarios de Swap pierdan o les roben su celular no corren ningún riesgo en el uso de su aplicación para hacer pagos, pues cada que se vaya a hacer una transacción con esta app el sistema solicita una contraseña o identificarse con la huella digital.

El emprendedor de la IBERO mencionó que Swap ha sido bien aceptada entre usuarios, comercios y tarjetas. A los primeros les gusta lo fácil que es mandar dinero y poder usar la tarjeta de crédito o débito para pagarle a una persona.

A los comercios les atraen las bajas comisiones; que aceptar la app no les cuesta nada, porque no tiene costo de instalación, ni se les cobran mensualidades por su uso; que no requieren tener una terminal para tarjetas; y que no se les penaliza por una baja facturación, porque no se les exige ninguna. Y a las tarjetas les atrajo la oportunidad de negocio, pues salvo Swap, en la actualidad en México los pagos con tarjeta entre personas no existen.

Pedro Rendón/ICM

 

 


COMPARTIR: