¿Cómo enfrentar crisis de comunicación derivadas de las 'fake news'?

Mié, 6 Sep 2017
La IBERO fue sede del 10º Congreso Internacional de Relaciones Públicas con los temas: verdad, posverdad y 'fake news'
  • Paul Holmes abrió el congreso sobre relaciones públicas en la IBERO (@PRORPMexico).

Las fake news surgieron con el nacimiento mismo de la prensa escrita, pero su evolución se vuelve preocupante cuando se usan para manipular a la población, afirmó Paul Holmes, fundador y presidente de The Holmes Group y especialista en relaciones públicas, durante el 10º Congreso Internacional de Relaciones Públicas, celebrado en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

Al presentar la conferencia ‘¿Son realmente las fake news un PR-oblema?’, Holmes dijo que uno de los problemas de las noticias falsas radica en su rápida difusión, incluso más que las verdaderas, lo que implica una labor titánica para revertir lo que se ha consumido como real, es decir, un trabajo de relaciones públicas.

Ante este fenómeno, Paul Holmes manifestó que “las fake news que más me preocupan son las que tratan de manipular a la gente”, sobre todo porque las personas toman decisiones a partir de esas noticias de ficción, sin enfrentarlas a un proceso de raciocinio.

Comentó que quienes se dedican a las relaciones públicas debe construir relaciones entre marcas u organizaciones y personas, pues su función primordial no es la de emitir comunicados ni noticias, sino contar historias reforzadas por la credibilidad y con un mensaje poderoso.

“Las marcas ahora son todo lo que dice la gente de ellas” a través de las redes sociales, plataformas de comunicación que, sin embargo, no han cambiado la forma de trabajar de las y los relacionistas públicos, quienes deben ser contundentes en su información.

Al respecto, hay siete mecanismos que se pueden usar para hacer frente a las noticias falsas y a crisis de comunicación:

1.- Tener un plan de crisis para responder a una fake news.

2.- Trabajar con redes sociales legítimas para combatir o prevenir las noticias falsas.

3.- Construir puentes con organizaciones, especialmente con periodistas, que les interese el asunto o tengan tanto que perder con la crisis.

4.- Enseñar a los niños, y en general a las personas, a ser críticos sobre el contenido que consumen.

5.- Generar campañas para promover el pensamiento crítico.

6.- Promover el entendimiento científico y la curiosidad.

7.- Ser honestos y no manipular a las personas.

La organización corrió a cargo del Departamento de Comunicación de la IBERO y la Asociación Mexicana de Profesionales de Relaciones Públicas (PRORP).

Iván Cabrera


COMPARTIR: