Economía que no genera prosperidad, no está funcionando: experto

Jue, 6 Sep 2018
Dr. Simón Levy Dabbah afirma que la economía mexicana sólo produce desigualdad y no propicia oportunidades
  • Dr. Irving Rosales, Dr. Simón Levy, Mtro. Víctor Brenes y Mtro. Raúl Murrieta hablaron del 'Panorama económico postelectoral' (Cristoper Enriquez/IBERO).
  • El Dr. Irving Rosales durante su exposición en la mesa (Cristoper Enriquez/IBERO).

El Dr. Simón Levy Dabbah aseguró que los efectos de las reformas estructurales producen una serie de consecuencias que no necesariamente generan crecimiento económico. Así lo dijo durante su participación en la mesa 'Panorama económico postelectoral', en el segundo día de actividades de la '9ª EXPO ARU 2018. Los universitarios ante los desafíos de la justicia'.

“La economía mexicana solamente produce más desigualdad y no propicia oportunidades. Una economía que no genera prosperidad, una economía que no premia al que se esfuerza más, no funciona”, aseguró el egresado en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Enfatizó que “los salarios no aumentan por dedazo, aumentan por nuestra capacidad productiva y por qué tan eficiente somos”.

Asimismo, Levy expuso un diagnóstico de tres puntos del porqué el país se encuentra en donde está.

  • México destruyó su modelo de economía productiva: el país decidió abandonar la capacidad productiva. Abandonó una herramienta muy importante de creación de riqueza, pública y privada, que es la política industrial. Demostró que el costo de la mano de obra no es una ventaja competitiva.
  • Profunda desigualdad económica: el gobierno tiene que entender que no es inteligente ni es seguro que siga habiendo una enorme fábrica de pobreza en el país; una enorme fábrica de impunidad. Se habla de poner un piso parejo, para que cada quien, con los elementos necesarios (educación, salud y seguridad) que el Estado debe garantizar, se financie el desarrollo y el bienestar.
  • Sistema económico de México no está funcionando: la productividad no está aumentando, está decreciendo. Lo anterior, se debe a que las ciudades en México no funcionan bien, no hay un ordenamiento territorial, no hay una planeación urbana adecuada y está disociado el urbanismo de la economía.

Ante este panorama, el Dr. Simón Levy también propuso las soluciones que harían mejorar al país y así lograr una economía igualitaria:

  • Transformar la mano de obra en capital humano; la inversión más importante que tiene que hacer el país, tanto pública como privada, es invertir en la gente.
  • Fomentar la planeación urbana y el ordenamiento territorial.
  • Combatir frontalmente la corrupción y el régimen de impunidad.

Después de las elecciones todavía tenemos país

En su intervención, el Mtro. Raúl Murrieta cree que la buena noticia para México tras las elecciones, es la transición ordenada entre el gobierno saliente y el gobierno entrante.

“Todavía tenemos país, esto no se cayó a pedazos, no tuvimos un dólar de 30 pesos”, dijo el exsubsecretario de Infraestructura de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Sin embargo, Murrieta Cummings piensa que lo que le hizo perder un poco de ritmo a la economía fueron todos los meses de la pre y la campaña electoral.

“La mala noticia es que nos pasamos meses, como país, pensando en las elecciones y que perdimos mucho tiempo productivo. La discusión fue muy estéril. Incluso, hay familias que tuvieron raspones importantes, después de esos raspones te das cuenta que los actores políticos se entienden en cinco minutos”.

Concluyó que hay números que indican que México está bien, que podría estar mejor, pero lo que debería inquietar al país es que puede estar mucho peor si no se cuidan las variables y no se exige al gobierno.

México es estable, pero en temas económicos no está bien

El director del Departamento de Economía de la Universidad Iberoamericana, Dr. Irving Rosales, aclaró que México es un país que en temas económicos está estable, pero eso no significa que esté bien.

“En temas per capita, desde los años 60 México no ha podido crecer como el promedio mundial, debido a dos puntos: la crisis de la deuda en los años 80 y la entrada de China a la Organización Mundial de Comercio (OMC), en el 2001”, explicó el académico.

A lo largo de los años, México ha sido malo en términos de políticas públicas y su efecto sobre desigualdad. La realidad es los efectos de los programas sociales son realmente marginales, debido a que se han ido parchando y adecuando a la realidad del país.

Ante esto, el Dr. Inving señaló que “las propuestas que se están haciendo, sí son necesarias, pero la realidad es que no son suficientes para mantener el crecimiento económico”.

En cambio, lo que sí necesita el país es un cambio de fondo en los programas sociales. “Sí hay que cambiarlos, sí hay que repensar la estructura de transferencias en el país de manera que la desigualdad disminuya; y por otra parte, que el aumento de salarios si se vea reflejado”.

Cristoper Enríquez/ICM


COMPARTIR: