Hay que decolonizar a la universidad de saberes hegemónicos: Rector de la IBERO

Mar, 18 Abr 2017
Estudiantes de arquitectura de la IBERO presentan a tzeltales de Chiapas diseños de lo que serán la segunda y tercera Casa de la Partera construida con el apoyo de miembros de esta Universidad
  • Mtro. David Fernández Dávalos, Rector de la IBERO.
  • Pedro Pérez Jiménez, partero de Kotolté.
  • Ana Jiménez Méndez, partera de Yashanal.
  • Indígenas tzeltales, académicos IBERO y Salvador Reyes.
  • Uno de los diseños elegidos en la ‘Presentación de anteproyectos de la Casa de la Partera’.
  • Las propuestas surgieron del Taller Vertical: Proyectos de Impacto Regenerativo.
  • Los parteros escogieron los proyectos más apropiados de acuerdo a sus necesidades.
  • Ambas casas de las parteras se edificarán en Tenajapa. Chiapas.
  • Esta casa es una muestra de una arquitectura social, humanitaria y participativa.

Como reflexionara Boaventura de Sousa Santos, uno de los grandes intelectuales de la sociedad en América Latina, hay que decolonializar a la universidad de los saberes (en las ciencias sociales y las ciencias básicas) que tienen su origen en los centros de poder, generalmente eurocéntricos o provenientes del Norte, dijo el Maestro David Fernández Dávalos, S. J., Rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

Pero “si son discursos diversos, alternativos, provenientes de otras civilizaciones, comunidades o cosmovisiones, generalmente no pasan a ser parte del corpus hegemónico que se transmite en las universidades”, agregó al Rector durante la "Presentación de anteproyectos de la Casa de la Partera", realizados por estudiantes de la Licenciatura en Arquitectura.

Dentro de este contexto de saberes hegemónicos, para la IBERO resulta muy valioso que su alumnado, a través de un ejercicio como es el diseño y construcción de la Casa de la Partera, estén en “contacto con saberes originarios, ancestrales. Que puedan ayudarnos a nosotros a comprender de otra manera los saberes de la humanidad, y poder construir nuestro propio conocimiento con nuestro propio pensamiento y nuestras propias propuestas en cualquier campo del conocimiento”.

Así se dirigió a las y los estudiantes que junto con sus profesores del "Taller Vertical: Proyectos de Impacto Regenerativo", la Fundación Mesoamérica Profunda, y las y los parteros tzeltales de Tenejapa, Chiapas, están participando en la edificación de la segunda y tercera Casa de la Partera por parte de la Iberoamericana.

Lo anterior habla de que “estamos logrando sacar a la Universidad de sus propios muros y vinculándola con la realidad. Pero también está hablando de que los estudiantes de arquitectura han logrado establecer un vínculo de afecto y de compromiso con las comunidades tzeltales con gran éxito; y esto los ha sensibilizado, y también ha acercado a las comunidades tzeltales a nuestra Universidad. Entonces empieza a haber una relación de mutuo compromiso, de mutuo afecto entre unos y otros; y me parece que ese es el sentido más profundo de una universidad que quiere transformar la realidad como la nuestra”.

“Ustedes están participando en un ejercicio arquitectónico, sí, importante; que refleja los valores y el compromiso social de la universidad (IBERO). Pero al mismo tiempo están participando de un ejercicio de lo que quiere ser una universidad distinta en su cosmovisión y en su modo de entender la ciencia y la relación con el conocimiento”.

El proyecto Casa de la Partera ha permitido intercambiar “modos de conocer distintos entre las comunidades tradicionales y originarias de nuestro país, y los saberes de la universidad; que son saberes más bien hegemónicos, técnicos. Y en la relación de estos dos modos de conocer y de entender la realidad nos vamos fecundando y vamos ampliando nuestros horizontes, y también conociendo el modo en que podemos servir de una manera más pertinente y útil a la sociedad”.

Tras manifestar su orgullo de “ser parte de una universidad que quiere abrir su mente a nuevos modos de conocer, nuevos modos de ejercer una profesión socialmente útil y relevante”, el Padre Fernández dijo al alumnado de arquitectura: “el que ustedes hayan hecho el ejercicio de entrar en contacto con universos distintos a los que solemos estar acostumbrados es ya de por sí valioso, y habla de su apertura de horizontes; que es algo que queremos fomentar en todos nuestros estudiantes”.

Nuestra pretensión es que todas las carreras tengan algún vínculo con la realidad del país, particularmente con la realidad de los sectores populares y de los sectores marginados, y que eso nos interpele como académicos, agentes de poder en lo social y en el conocimiento, y que nos fuercen a entender de una manera distinta, mucho más comprometida, nuestro ejercicio profesional y responsabilidad como ciudadanos”.

El Rector también agradeció a las comunidades tzeltales “porque nos han recibido como si fuera nuestra casa, porque han confiado en nosotros, porque nos han transmitido lo que esperan, lo que entienden, cómo enfrentan la tarea de la salud comunitaria, su pertenencia comunitaria; de donde tenemos mucho que aprender”.

Igualmente dio las gracias al mediador, la Fundación Mesoamérica Profunda, que ha sido el vínculo entre la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, el pueblo tzeltal y las parteras y parteros de Tenajapa.

Casa de la Partera

A la presentación de anteproyectos de la Casa de la Partera, realizada en la IBERO, asistieron cinco indígenas tzeltales de los Altos de Chiapas, quienes eligieron los dos proyectos que ellos consideraron los más apropiados de acuerdo a las necesidades de Ana Jiménez Méndez, partera de Yashanal; y Pedro Pérez Jiménez, partero de Kotolté; los directamente beneficiados con estas casas que se construirán en verano y otoño de este año.

“El proyecto parte, por un lado, de la noble y vital labor de las parteras tradicionales para recuperar los sentidos comunitarios y de solidaridad y, por otro lado, de la visión de detonar en nuestros alumnos un profundo sentido de pertinencia social y calidad académica mediante  la vinculación  con la realidad de nuestro país, a través de una arquitectura social, humanitaria y participativa”, explicó la maestra Jesica Amescua, quien junto con los arquitectos Juan Casillas y Mariana Ordóñez imparte el "Taller Vertical: Proyectos de Impacto Regenerativo".

Además de todos los mencionados, a la "Presentación de anteproyectos de la Casa de la Partera" también acudieron: Mtro. José Luis Gutiérrez Brezmes, director del Departamento de Arquitectura de la IBERO; Salvador Reyes, director de la Fundación Mesoamérica Profunda A.C.; Manuel Gómez Girón, coordinador de la Red Comunitaria de Salud y Ambiente del Municipio de Tenejapa: Un Solo Corazón A.C.; Arq. José Agustín López Girón, arquitecto tzeltal; y las y los estudiantes que diseñaron los anteproyectos.

Notas relacionadas:

Estudiantes IBERO construyen "Casa de la Partera" en comunidad tzeltal 

Alumnos de arquitectura de la IBERO diseñaron centro de partos indígena

Texto y fotos: PEDRO RENDÓN/ICM


COMPARTIR: