IBERO inaugurará InIAT para beneficiar a personas con y sin discapacidad

Vie, 17 Feb 2017
El 21 y 22 de febrero se impartirá el "1er. Seminario del InIAT"
También se firmará el ACTA CONOCER IBERO, para certificar profesionales en prescripción de ayudas tecnológicas (ortesis y prótesis)
  • Zapatos ortopédicos (Imagen: pixabay.com)

La Universidad Iberoamericana Ciudad de México ayudará a buscar el bienestar de las personas con y sin discapacidad a través del expertis de sus académicos y la capacidad instalada de su Instituto de investigación Aplicada y Tecnología (InIAT), que el próximo lunes 20 de febrero será inaugurado por el Rector de esta casa de estudios, Mtro. David Fernández Dávalos, S. J.

El InIAT podrá atender a personas en ocho áreas específicas, pues está conformado por dos grupos. El primero es el de Discapacidad, que integra las áreas de asistencia tecnológica, ortesis y prótesis, robótica para discapacidad y software para aplicaciones para discapacidad. El segundo es Otras tecnologías, que abarca como áreas específicas las de materiales, comunidades sustentables, dispositivos médicos y sistemas para la salud, y energía renovable.

Gracias a esos dos grupos y ocho áreas específicas, en el InIAT se podrá hacer una combinación muy interesante de atención al bienestar de personas con y sin discapacidad, que parecieran estar separadas, pero que en realidad no lo están.

“Porque mucha gente que nace sana, a lo largo de la vida se discapacita; mucha gente que tiene una discapacidad, a través de la tecnología se integra al grupo de no discapacidad; y muchas de las personas con la edad migran lentamente hacia el área de discapacidad. Entonces la distinción entre persona con y sin discapacidad se hace un continuo; ya no es tan fácil separar un grupo del otro”, explicó el doctor Jorge Letechipía Moreno, director del InIAT.

Certificarán profesionales en prescripción de prótesis

El martes 22 de febrero, un día después de la inauguración del instituto, la Universidad Iberoamericana Ciudad de México y el Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales signarán el ACTA CONOCER IBERO. La firma permitirá a la Universidad certificar a profesionales en la prescripción de ayudas tecnológicas (ortesis y prótesis), y entregar un documento con validez nacional expedido por CONOCER.

De esta manera, se evitará que las personas que requieren ortesis y prótesis reciban recomendaciones "comerciales" de parte de vendedores que no necesariamente son expertos en prescripción de ayudas tecnológicas para la discapacidad.

“Con este puente que queremos establecer entre la persona con y sin discapacidad deseamos que haya profesores de educación primaria, regular y especial, terapeutas e inclusive algunos médicos, que conozcan cómo se prescriben las ayudas técnicas; y en otro grupo, quizá más especializado, cómo se recomiendan las ortesis y prótesis”, detalló el doctor Letechipía.

Agregó que para el InIAT de la IBERO convertirse en una entidad certificadora “nos va a permitir aplicar los estándares de calidad, para así subir el nivel de la gente que en un momento dado prescribe o recomienda una ayuda técnica".

1er. Seminario del InIAT

Ese mismo martes, posterior a la firma del ACTA CONOCER IBERO, comenzarán las actividades del "1er Seminario del InIAT", el cual estará asociado a la "Cátedra discapacidad, tecnología e inclusión" de la Iberoamericana.

“El seminario pretende atraer a expertos en el tema específico del uso de la tecnología para personas con discapacidad, con el propósito de incluirlos en las actividades regulares. Vamos a tener la participación de diferentes investigadores, tanto de la IBERO, como de la UNAM y la UAM”.

Participarán también investigadores del Centro de Ingeniería y Tecnología de Rehabilitación (Citer) de la IBERO, y de los citeres asociados de Medellín (Colombia), Lima (Perú) y Ecuador, quienes presentarán lo que están trabajando en sus países.

Con el fin de que “busquemos agendas comunes y colaboraciones, siempre con el objetivo de que lo que se hace a nivel institucional se comparta”, pues la idea no es hacer investigación por hacerla, “sino llevarla a la práctica para lograr mejorar las posibilidades de inclusión de las personas con discapacidad”.

 

 

Texto: PEDRO RENDÓN/ICM


COMPARTIR: