IBERO y empresarios firman carta intención para fortalecer a empresas sociales

Jue, 18 Ene 2018
La Universidad, FICSAC, el Consejo Coordinador Empresarial y la Fundación del Empresariado en México trabajarán para impulsar este tipo de negocios
  • Lic. Dina Mejía, directora de FICSAC; Mtro. David Fernández, Rector de la IBERO; Act. Juan Pablo Castañón, presidente del CCE; y Dr. Gerardo Aranda, presidente Ejecutivo de FUNDEMEX.
  • Los representantes de las cuatro instituciones al momento de firmar la 'carta intención'.
  • La IBERO, FICSAC, el CCE y FUNDEMEX buscarán fortalecer a las empresas sociales.
  • La firma se realizó en el marco del seminario ‘La empresa social, un instrumento eficaz de impacto en el desarrollo’.

La Universidad Iberoamericana Ciudad de México; Fomento de Investigación y Cultura Superior (FICSAC), su patronato económico y de desarrollo; el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y la Fundación del Empresariado en México (FUNDEMEX), fortalecerán a las empresas sociales.

Para tal efecto, el Mtro. David Fernández Dávalos, Rector de la IBERO; la Lic. Dina Mejía Rodríguez, directora de FICSAC; el Act. Juan Pablo Castañón Castañón, presidente del CCE; y el Dr. Gerardo Aranda Orozco, presidente Ejecutivo de FUNDEMEX; firmaron una carta de intención, en la que acordaron trabajar conjuntamente para identificar y poner en operación las mejores fórmulas de vinculación entre las instituciones.

De acuerdo con el documento, el fortalecimiento de las empresas sociales se dará conforme a las siguientes líneas de trabajo: 

  • Investigación, diseño y capacitación de centros de negocios especializados en empresas sociales y en sus alianzas de negocios con empresas líderes privadas.
  • Investigación y diseño de un sistema para la medición y evaluación de impactos de las empresas sociales en las personas, regiones y en el país.
  • Investigación, diseño y capacitación de fondos de capital de riesgo especializados en las empresas sociales, promoviendo su constitución y desarrollo en el país. 

En la carta de intención se señala que: “Las partes comprometen sus esfuerzos para el desarrollo de proyectos en las líneas antes señaladas, en actividades económicas estratégicas y prioritariamente en la región sur del país. Esta intención puede generar iniciativas y acciones para las cuales será necesario, en su momento, desarrollar los mecanismos legales y destinar recursos humanos y financieros sujetos a convenios que regulen su ejercicio y conforme a sus respectivas posibilidades”.

Por ello, las partes convinieron conformar un equipo interinstitucional que defina los proyectos y acciones tendientes a fortalecer las empresas sociales, que deberán ser estipuladas en los respectivos convenios específicos.

La firma de la carta de intención se llevó a cabo previo a la clausura del seminario ‘La empresa social, un instrumento eficaz de impacto en el desarrollo’, organizado por el Consejo Coordinador Empresarial y la Fundación del Empresariado en México, llevado a cabo en las instalaciones del Club de Banqueros de México. 

En este seminario el Rector David Fernández Dávalos participó como ponente en el panel ‘Política pública para en desarrollo incluyente’, donde también tomaron parte el licenciado Jesús Campos Orozco, director del Centro Internacional de Investigación de la Economía Social y Solidaria en México (CIIESS) de la IBERO; José Ramón Ardavín Ituarte, director Ejecutivo de la Comisión de Estudios del Sector Privado para el Desarrollo Sustentable del CCE; y Tomás Bermúdez, representante en México del Banco Interamericano de Desarrollo (moderador).

Empresas sociales

Las empresas sociales tienen el potencial de generar riqueza permanente y empleos formales siendo productivas, integrando cadenas productivas y generando valor agregado; con esquemas de distribución equitativa del ingreso, priorizando la reinversión de utilidades e impactando en el desarrollo regional sostenible. 

Las empresas sociales van conformando grupos empresariales incluyentes, donde las personas trabajadoras participan en la propiedad, en el valor agregado, en el gobierno corporativo y, en la medida de lo posible, en la gestión empresarial, adquiriendo conocimientos, tecnología y relaciones empresariales amplias. Son transparentes. Integran prioritariamente a personas en pobreza y vulnerabilidad y construyen cohesión social. Y resuelven retos sociales, fundamentalmente la pobreza y desigualdad.

Fotos: PEDRO RENDÓN/ICM


COMPARTIR: