Rector llama a frenar violencia en Venezuela para impedir incursión de EU

Vie, 9 Jun 2017
Intervención militar "traería graves consecuencias para toda AL", advierte David Fernández Dávalos en Jornada de la OEA
  • El Rector de la IBERO pidió parar la violencia en Venezuela.
  • Autoridades que dieron apertura en la IBERO a la Jornada de la OEA y el Sistema Interamericano.
  • Los jesuitas David Fernández, Rector de la IBERO; y Pedro Trigo, del Centro Gumilla.

Es imprescindible parar la violencia en las calles en Venezuela para impedir la intervención militar estadounidense que se está preparando, porque si ésta se diera “se acarrearían consecuencias profundas y graves para toda América Latina, comenzando por Cuba y los procesos poscoloniales en marcha en el subcontinente”, dijo el Mtro. David Fernández Dávalos, S. J., Rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

Así se pronunció el Rector durante la apertura de la "Jornada de la OEA y el Sistema Interamericano: derechos humanos, democracia y Estado de Derecho", llevada a cabo en la IBERO, donde destacó que el tema más delicado para Venezuela y resto del Continente Americano es que la caída del Gobierno de Nicolás Maduro significaría la llegada de un régimen antipopular y agresivo con los logros históricos de los sectores subalternos.

“Por eso me parece necesario defender la legitimidad del régimen hasta el fin de su mandato. Sin embargo, para defender su legitimidad el gobierno tiene que evitar errores que la ponen en duda y que alimentan las campañas de denigración que la mayoría de los medios de comunicación internos y externos han enderezado en contra de la actual administración”.

Por supuesto, mencionó el Mtro. Fernández Dávalos, se esperaría que el presidente Maduro adoptara más un discurso de jefe de Estado y no tanto de militante de base, y recuerde que tiene una responsabilidad con su nación, con Latinoamérica y con el resto del mundo, no sólo con sus partidarios.

Sobre el país sudamericano, el Rector mencionó que parece necesario adoptar muchas medidas en Venezuela:

  • Renegociar la deuda externa, que extrae miles de millones de dólares del país cuando existe escasez, con el peligro de hacer subir el riesgo país.
  • Revisar la deuda interna, que termina por ser un financiamiento de la oposición.
  • Repensar el arco minero del Orinoco, que quiere arreglar el problema de las minas ilegales, pero también es un regreso al pasado neoliberal con concesiones a las grandes multinacionales y pagos de compensaciones.
  • Frenar la especulación financiera, que junto con la hiperinflación permite a ciertos grupos constituir fortunas enormes al costo del bien público y aumenta la fuga de capitales.
  • Luchar contra la corrupción interna, incluyendo al Ejército, que obstaculiza la distribución de bienes que el gobierno compra en el exterior.

Por otra parte, el Padre David agregó que los jesuitas venezolanos, representados en la jornada académica en la IBERO por el Padre Pedro Trigo (del Centro Gumilla de Venezuela), emitieron hace unos días un comunicado a la opinión pública donde manifestaron sentirse horrorizados frente a lo que acontece en su país; pero también se dijeron llamados a acompañar a la gente y a sacar lo mejor de lo que han recibido de Jesús de Nazaret y de su Iglesia.

Dicha nota, que citó el Rector, dice en parte: "Pedimos a los venezolanos de diversos sectores mirar al rostro dolorido de quienes consideran estar más lejos, y en nombre de Jesús abrazarlos, para juntos rescatar la democracia y la pacífica construcción del bien común. No seremos capaces de construir la nueva Venezuela unida, honesta y productiva mientras no estemos convencidos de que los pobres deben estar en el centro de la nueva Venezuela democrática, como sujetos activos de la política y de la economía. El eje central de la Venezuela ha de ser la oportunidad de trabajo digno para todos, en la producción exitosa de nuestras fábricas, campos abandonados y centros de servicio".

Asimismo, el Mtro. Fernández Dávalos destacó que desde la Universidad Iberoamericana se quiere ante todo respaldar lo dicho por el Papa Francisco en torno al caso Venezuela; palabras que también citó:

"Mientras me uno al dolor de los familiares de las víctimas, para quienes aseguro oraciones de sufragio, dirijo un apremiante llamado al gobierno y a todos los componentes de la sociedad venezolana para que se evite cualquier ulterior forma de violencia, sean respetados los derechos humanos, y se busquen soluciones negociadas a la grave crisis humanitaria, social, política y económica que está agotando a la población".

Jornada de la OEA en la IBERO

La "Jornada de la OEA y el Sistema Interamericano: derechos humanos, democracia y Estado de Derecho", acontecida en la IBERO, se efectuó en el marco de la realización en México, del 19 al 21 de junio, del "47° Periodo Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de Organización de los Estados Americanos (AGOEA)".

La actividad académica se llevó a cabo también en un momento en que la  OEA y el Sistema Interamericano han enfrentado serios desafíos a su gobernanza; y por ello sostener un diálogo sobre el presente y futuro de la OEA y el Sistema Interamericano resulta primordial en el momento actual.

La jornada fue organizada por la Dirección de Investigación, el Departamento de Derecho y el Programa de Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, en colaboración con el Instituto Matías Romero; cuya directora general, Dra. Natalia Saltalamacchia, también estuvo presente en la ceremonia de apertura.

Las actividades llevadas a cabo fueron tres mesas de análisis, dos de ellas con el tema "La OEA y la situación en Venezuela", y la tercera sobre "El Sistema Interamericano de Derechos Humanos: estado actual y perspectivas a futuro".

Como ponentes participaron representantes del Centro Gumilla (Venezuela), Universidad Simón Bolívar (Venezuela), Universidad de Los Andes, Universidad de Guanajuato, George Washington University, CRIES (Argentina), El Colegio de México, Inter-American Dialogue, Australian National University y del Observatorio del Sistema Interamericano de Derechos Humanos de la UNAM; además de académicos de la IBERO.

Texto y fotos: PEDRO RENDÓN/ICM


COMPARTIR: