Investigadores piden eliminar venta inadecuada de fórmulas infantiles

Mar, 16 Oct 2018
La Dra. Sonia Hernandez Cordero, investigadora del Departamento de Salud de la IBERO, afirma que se debe limitar la comercialización de sucedáneos de leche materna
Para el Dr. Rafael Pérez Escamilla, profesor titular de Epidemiologia y Salud Pública de Yale, la lactancia es un tesoro nacional
En México es fundamental extender la licencia de maternidad hasta las 24 semanas, lo cual permitirá prolongar las prácticas de lactancia materna y dar más tiempo a la crianza y estimulación temprana de sus hijas e hijos: Unicef
  • Expertos participaron en el 6to. Foro Nacional de Lactancia Materna 2018 (@CanalCongreso).
  • Dr. Rafael Pérez Escamilla,profesor titular de Epidemiología y Salud Pública de Yale (@CanalCongreso).
  • El evento se realizó en la Cámara de Diputados (@CanalCongreso).

Investigadores de la Universidad Iberoamericana y de la Universidad de Yale hicieron un llamado para limitar o reducir las prácticas inadecuadas de comercialización y promoción de sucedáneos de leche materna (SLM) porque desincentivan la lactancia materna y fomentan la alimentación innecesaria en los bebés.

La Dra. Sonia Hernández Cordero, investigadora de tiempo completo del Departamento de Salud de la IBERO, advirtió que si se quieren mejorar las prácticas de lactancia de un país es indispensable acabar con dichas prácticas pues se han detectado constantes violaciones al Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna tanto en México como a nivel mundial.

El Código es un conjunto de recomendaciones adaptadas por la 34 Asamblea de la Organización Mundial de Salud (1981), las cuales regulan la comercialización y promoción de sucedáneos de leche materna, biberones y chupones. En él se describen las responsabilidades de los gobiernos, de los sistemas de salud, del personal de salud y de las compañías productoras para limitar la comercialización inadecuada de los sucedáneos de leche materna. 

De acuerdo con la investigadora de la IBERO, el Código estipula que no se puede hacer promoción de estos productos, dar muestras gratuitas en hospitales o centros de salud. Además, evita el contacto de representantes de compañías con el personal médico y prohíbe la promoción en medios de comunicación de estos productos. También, señala las características que debe tener el etiquetado.

“En México se han adoptado disposiciones del Código en la normatividad, pero los instrumentos en donde se han adoptado las disposiciones no prevén acciones puntuales de implementación y monitoreo para comprobar su cumplimiento. Algunos contienen disposiciones contrarias a los objetivos de la política pública y no existen sanciones significativas en caso de incumplimiento. Muchas veces, las sanciones para compañías productoras no les significa nada por las ganancias que obtienen de la comercialización”, alertó la académica.

La Dra. Sonia Hernández Cordero explicó que los sucedáneos son presentados como una acción segura, incluso suelen mostrarlos como si fueran tan buenos como la leche materna, lo cual provoca que disminuya la confianza de las madres en cuanto a amamantar. Apelan a la preocupación sobre la alimentación de los hijos y las hacen pensar que éstos se quedan con hambre; entonces, los productos se convierten en una opción fácil.

Para limitar dichas prácticas, la Dra. Hernández recomendó lo siguiente:

  1. Homologar todos los instrumentos normativos para evitar contradicciones.
  2. Sensibilizar a la población en general y a los profesionales de la salud (porque un gran porcentaje lo desconoce) sobre el Código y los mecanismos de denuncia.
  3. Establecer un proceso de monitoreo activo a nivel nacional y local por un organismo independiente de la industria para impedir un conflicto de intereses.
  4. Establecer sanciones significativas para desincentivar la practica inadecuada de comercialización de SLM y dar a conocer públicamente las denuncias que se hacen y los resultados. Hacer públicamente violaciones.

Cabe recordar que los sucedáneos de la leche materna son las fórmulas infantiles en todas sus categorías: de inicio, seguimiento, continuación y crecimiento. Así como productos lácteos, cereales para bebé, mezclas de verduras, infusiones y jugos, leche de seguimiento, biberones y chupones que pueden ser utilizados como sustitutos de leche materna.

Lactancia materna, tesoro nacional

Para el Dr. Rafael Pérez Escamilla, profesor titular de Epidemiología y Salud Pública de Yale, las recomendaciones sobre cambios específicos en políticas públicas son necesarias para mejorar la protección, promoción y apoyar la lactancia materna en México, pues será difícil avanzar en el tema si no se consigue contener las constantes violaciones al Código Internacional de Sucedáneos de la Leche Materna en México, país que se comprometió a implementarlo.

El egresado de la IBERO, reconocido por investigaciones científicas en nutrición y salud materno-infantil, recordó que estudios han demostrado que pocos trabajadores de salud que atienden a bebés conocen el Código y un gran porcentaje de ellos reciben beneficios y regalos de compañías de fórmulas, lo que deriva en un conflicto de interés.

Destacó la exposición de las madres mexicanas y sus familias a los productos de esta industria, incluyendo las fórmulas de seguimiento después del primer año de vida, las cuales son innecesarias y sólo forman parte de estrategias de mercadeo que violan el Código.

“Llevamos muchos años dialogando con autoridades mexicanas para que tomen la responsabilidad que les toca y se corrija esta situación, pero no hemos podido avanzar. Espero que el gobierno electo ofrezca los espacios para que esto suceda y que todos los sectores nos unamos en mandar un mensaje claro y conciso a quien tenga que escucharlo y cuantas veces sea necesario de que la lactancia materna es un tesoro nacional, altísima prioridad de salud pública y que la salud de los bebés, niños y familias no está en venta”, señaló Pérez Escamilla.

Fundamental extender licencia de maternidad 

El representante en México del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Christian Skoog, señaló que, en el país, sólo unos de cada tres niños menores de seis meses consumen leche materna, lo cual significa que la mayoría de los niños no pueden gozar de los beneficios de este alimento y no pueden ejercer su derecho a la salud, así como a la mejor nutrición desde el comienzo de du vida.

De acuerdo con Skoog, la lactancia materna ayuda a los bebés a prevenir muerte prematura, enfermedades e infecciones. Asimismo, previene la obesidad, diabetes y alergias. Los niños que reciben sus beneficios tienen al menos seis veces más posibilidades de sobrevivir durante los primeros meses; tienen mejor rendimiento académico y coeficiente más elevado.

Añadió que a las mamás les ayuda en la recuperación física después del parto e incrementa el contacto afectivo con él bebé. Además, tienen menos probabilidades de desarrollar cáncer de mama, de ovario, así como diabetes tipo 2, hipertensión y osteoporosis.

“Para promover e impulsar esta práctica se recomienda robustecer el marco legal y los mecanismos de supervisión en torno al cumplimiento del Código de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna por parte del sector salud y de la industria productora de fórmulas infantiles y durante emergencias sanitarias”, dijo el representante de la Unicef.  

Skoog aseguró que en México es fundamental extender la licencia de maternidad -mínimo de 12 a 24 semanas-, lo cual permitirá a las mujeres dar más tiempo a la crianza y estimulación temprana de sus hijas e hijos y con ello prolongar las prácticas de lactancia; así como pensar e introducir la licencia de paternidad porque su rol es importante en dicho proceso.

“Cuando las mujeres se reincorporan a la vida laboral es importante que las empresas cuenten con políticas que favorezcan la continuidad de la lactancia en el trabajo, para lo cual es clave un presupuesto específico que permita fortalecer las iniciativas del gobierno en favor de la lactancia, lo cual no sólo es bueno para la salud de los bebés y madres, sino para el desarrollo y productividad de su comunidad y país”, añadió.

Nota relacionada:

Riesgoso, dejar lactancia materna durante emergencias: EQUIDE

Valentina González/ ICM 


COMPARTIR: