Protocolo de género busca proteger a la Comunidad IBERO: Procuradora

Mié, 9 Mayo 2018
La Dra. Mariana Dobernig Gago explica el procedimiento para dirimir un conflicto dentro del campus universitario
  • Dra. Mariana Dobernig Gago, procuradora de Derechos Universitarios de la IBERO (Alberto Hernández/IBERO).

La Procuraduría de Derechos Universitarios, a través del Protocolo de actuación para la prevención y atención de discriminación y violencia de género, busca que todos los miembros de la comunidad universitaria se sientan protegidos, conozcan cuáles son sus derechos y sepan que dentro nuestra casa de estudios no se permite ningún acto de violencia, señaló la Dra. Mariana Dobernig Gago, procuradora de Derechos Universitarios de la IBERO.

“Si nos sentimos discriminados o hemos sido agredidos por nuestra forma de pensar, por nuestro color de piel, creencias religiosas o por nuestra orientación sexual es importante que sepamos que hay acciones que podemos llevar a cabo al respecto”, refirió Dobernig Gago.

Al respecto, añadió que cuando se trata de violencia de género no importa si es entre estudiantes, autoridades o integrantes de la comunidad universitaria, es necesario acudir a la Procuraduría para que se lleve el asunto ante la Comisión de Género formada por especialistas en el tema. Las sanciones se dan dentro de la Universidad, pero queda abierta la posibilidad de ir a otras instancias en caso de que se trate de actos que constituyan un delito.

Explicó que en caso de violencia de género, la presunta víctima presenta una queja en la que señala a un presunto responsable. Entonces, la Procuraduría hace una pequeña averiguación y en caso de que haya elementos suficientes para considerar que hubo violencia de género se envía a un Comité de Género, encargado de hacer una averiguación completa del caso, entrevistar a las partes y, si fuera necesario, dará una recomendación.

“Cuando se instituyó la Procuraduría, se hizo un Reglamento de Derechos Universitarios. También se redactó un protocolo de género especializado para la Universidad, con el objetivo de proteger a todos los miembros de la comunidad universitaria; para que vivan en un ambiente de paz y de armonía. Si se llegan a violentar ciertos derechos o (a dar diferentes) tipos de violaciones hay una instancia en donde se puedan resolver este tipo de cuestiones”, explicó.

La Procuradora manifestó que es importante que los estudiantes que viven una situación de violencia sepan qué deben hacer, pues muchas veces se piensa que dentro de la Universidad no hay mecanismos de protección, pues muchas veces desconocemos los reglamentos.

“Lo que se busca con la Procuraduría es que los miembros de la comunidad vivan en un ambiente de armonía y que sepan que dentro de la comunidad hay una instancia donde puedan acudir y solventar el problema de una manera rápida y eficaz. Y brindar la protección necesaria, si fuera el caso”, dijo Dobernig Gago.

La Procuraduría de Derechos Universitarios trabaja de la mano con el Programa de Género de la IBERO; brindan asesoría y aclaran ideas con los estudiantes acerca de las conductas que se tienen normalizadas que son causantes de burlas o chistes. Adelantó que, en conjunto, alistan el relanzamiento del Protocolo de Género para que los estudiantes lo conozcan y sepan los caminos a seguir en caso de violencia.

Dobernig dijo que también trabajan en conjunto con la Dirección General del Medio Universitario (DGMU), área que analiza y vela por los derechos de los estudiantes en caso de faltas académico-disciplinares y ético-disciplinares cuando son cometidas por el alumnado. Pero si las faltas son por una autoridad universitaria, es necesario recurrir a la Procuraduría.

Recordó que el lema de la IBERO, ‘La verdad nos hará libres’, habla de que la comunidad vive en una universidad que apuesta por la apertura y la libertad, pero sin agredir los derechos de las personas.

“Es importante que las personas conozcan sus derechos y obligaciones, que sepan que las conductas que antes veíamos normalizadas, las burlas y comentarios ofensivos no son aceptables. Por lo cual buscamos que se erradique este tipo de situaciones, que vivamos en un ambiente de paz y de libertad”, enfatizó la procuradora.

La Dra. Mariana Dobernig Gago, quien está al frente de la Procuraduría desde principios de este año, explicó que la Procuraduría busca que los miembros de la comunidad vivan en un ambiente de armonía y que sepan que dentro de la IBERO hay una instancia a donde pueden acudir y solventar un problema de una manera rápida y eficaz.

La Procuradora invitó a las alumnas y los alumnos de esta casa de estudios a acudir a la Procuraduría de Derechos Universitarios que se encuentra en el Edificio R, segundo piso, en el momento en el que sienta que sus derechos están siendo violentados.  

DATO IBERO

La Universidad Iberoamericana es la única institución privada que forma parte de la Red Nacional de Instituciones de Educación Superior Caminos para la Igualdad de Género (RENIES), instancia en la que encabeza la Comisión de Violencia, Discriminación y Derechos Humanos.

Valentina González/ICM


COMPARTIR: