Rumbo 2030, fortalecer a la IBERO para los retos del futuro

Lun, 24 Abr 2017
Este proceso de planeación institucional dará un plan estratégico para transformar a la Universidad

Rumbo 2030 es el proceso de planeación institucional por el que la Universidad Iberoamericana obtendrá un nuevo plan estratégico y que tomará como uno de sus insumos los resultados de la reflexión crítica de Trazando el Rumbo. La misión de la Universidad de “contribuir al logro de una sociedad más justa, solidaria, libre, incluyente, productiva y pacífica, mediante el poder transformador de la docencia, la investigación, la innovación y la vinculación, en estrecho contacto con la realidad” será la guía del ejercicio.

Con el fin de que toda la universidad participe en el ejercicio se creó el equipo de planeación del Rector conformado por directivos de todas las áreas de la Ibero y, como el enfoque de la planeación es por función sustantiva, el equipo quiso poner en manos de los principales actores en cada función el diseño de su plan. Para ello crearon 3 comisiones, una por cada función – docencia, investigación y vinculación – que, en diálogo con el equipo de planeación del Rector, definirán el Rumbo 2030 de la Universidad.

Hay relación entre Trazando el Rumbo y Rumbo 20 30 pues “tenemos que echar mano de lo que se generó (en la primera etapa) para hacer la segunda”, afirma la directora de Servicios para la Formación Integral, Dra. Mariana Sánchez, quien coordina la comisión de Docencia, una de las tres que junto a las de Vinculación e Investigación forman la estructura de trabajo.

Ante las nuevas formas de concebir las universidades, el objetivo de Rumbo 2030 es trabajar con lineamientos estratégicos institucionales “para ver qué clase de institución queremos tener en el 2030, porque las cosas no se van a hacer en automático, y porque tenemos que tomar hoy las decisiones de la Universidad que queremos tener dentro de 15 o 20 años”.

La Dra. Sánchez Saldaña comenta que quienes hoy están trabajando en las tres comisiones, formadas por académicos, investigadores, directores y coordinadores de la IBERO, “tenemos la responsabilidad de tomar las decisiones que dentro de 10, 15 o 20 años van a hacer que la Universidad esté en el lugar donde queremos”.

Es decir, “convertir esas ideas, esos diagnósticos, esas reflexiones, que dejó Trazando el Rumbo, en líneas de acción, en un plan ejecutable. No está tan fácil, pero es lo que tenemos que hacer, porque si no, seguimos en la reflexión, y lo que necesitamos es resolver problemas que tenemos ahorita, y problemas que sabemos y que vemos venir”.

La ventaja que tiene la Universidad Iberoamericana es la claridad de su misión, que tiene que ver con la pertinencia para generar un mejor entorno, que cumpla con la búsqueda de mayor justicia con calidad, que sea pertinente, y que construya mejores condiciones de vida para la sociedad en general, desde los diferentes ámbitos de la IBERO.

Aunque las contribuciones sean distintas en la institución, “cuando las pones todas en conjunto, la Universidad es la que tiene el impacto”. En este sentido, el eje central por donde deben pasar las estrategias venideras es la misión de la Iberoamericana. Otro factor para tomar en cuenta son las nuevas dinámicas sociales, y las de aprendizaje y educación.

De esta manera, en junio, cada una de las comisiones deberá presentar al equipo de planeación del Rector las líneas estratégicas de acción. En ellas, se deberán establecer mecanismos o planes operativos para concretar la IBERO del 2030 que, en esencia, deberá responder a retos que desde ahora se tienen contemplados.

Una vez que los planes se acepten, cada división, coordinación y departamento de la Universidad deberá alinearse, pues es primordial alcanzar la meta trazada en esta planeación institucional a futuro, es decir, que nuestra casa de estudios esté preparada para asimilar los problemas y ofrecer soluciones.

Dato

Las comisiones de Docencia e Investigación están bajo la tutela de la Vicerrectoría Académica. De la comisión de Vinculación es responsable la Dirección General de Vinculación Universitaria.

Ivan Cabrera


COMPARTIR: