¿Por qué estudiar en la Universidad Iberoamericana CDMX?

Jue, 20 Jul 2017
Además de preparar a profesionistas capaces de responder a problemas reales, formamos individuos comprometidos con su sociedad
  • El objetivo es formar personas responsables, críticas, solidarias y profesionalmente aptas, comprometidas socialmente con México (IBERO).

Con 74 años de vida, la Universidad Iberoamericana Ciudad de México ha sido partícipe de la historia de nuestro país en lo educativo y lo social. Con 34 licenciaturas, algunas de ellas inéditas en México, y 40 posgrados con altos estándares de calidad, esta casa de estudios se ha consolidado gracias a su oferta educativa y a su compromiso social.

Además, nuestra institución ha impulsado la impartición de programas de Técnico Superior Universitario (hasta el momento con cinco carreras), una alternativa accesible, intensiva, de calidad y fuerte, en el componente práctico, para jóvenes que buscan educación de alto nivel y corta duración. En mayo pasado, la IBERO y el Tecnológico Universitario del Valle de Chalco (TUVCH) firmaron una alianza estratégica para fortalecer este nivel educativo.

Para los interesados en cursar algún diplomado en la Universidad, la oferta para Otoño 2017 contempla un total de 115 cursos, 35 de ellos de reciente creación. Nuestro campus también cuenta con el Centro de Idiomas de la IBERO, que dispone de profesores para la enseñanza del inglés, francés, italiano, alemán, español y portugués.

Estudiar en la IBERO no sólo tiene que ver con la formación académica del alumnado, que además de contar con recursos escolares -prácticos y de investigación-, asume un compromiso con su entorno; piensa y vive para buscar soluciones a los problemas que aquejan al país y al mundo.

La Universidad se ha convertido en un referente educativo y social porque ha puesto a la filosofía humana como valor esencial en la formación de profesionistas y ciudadanos. El crecimiento personal va de la mano del desarrollo y mejoramiento de las comunidades. Es decir, va más allá del beneficio personal.

El objetivo es formar personas responsables, críticas, solidarias y profesionalmente aptas; comprometidas socialmente con México y capacitadas para ofrecer respuestas a los problemas que enfrenta. La realidad pide soluciones y se debe poner toda la voluntad y conocimiento por lograrlo.

De esta manera, la IBERO se ha esforzado por apoyar a quienes desean estudiar; por lo que hay más de 10 formas de becas y financiamiento para continuar con la educación a nivel medio superior y superior, así como acceder a posgrados profesionalizantes o de investigación.

Su compromiso con la sociedad se refleja en los Programas de Incidencia: Programa de Asuntos de Género, Programa de Medio Ambiente, Programa de Asuntos Migratorios, Programa de Derechos Humanos y el Programa de Interculturalidad y Asuntos Indígenas, que se pronuncian en temas torales, hacen investigación y generan conocimiento.

Además, da cabida a proyectos como la Fundación Meneses, cuyo papel es solidarizarse con obras sociales relacionadas con la nutrición, educación y desarrollo comunitario; y el Programa Somos Uno Más, un modelo de inclusión social y educativa para jóvenes con discapacidad intelectual.

Por otro lado, la IBERO tiene el respaldo del Patronato Fomento de Investigación y Cultura Superior A.C. (FICSAC), cuyo papel es generar iniciativas y procurar los fondos de apoyo a la Universidad en la consolidación de su prestigio, vinculación social, excelencia académica y formativa, a partir del profundo sentido de la responsabilidad social.

Las y los jóvenes cumplen con su labor académica pero también con una social; buscan siempre un mundo justo, pacífico; donde la solidaridad, la equidad, la igualdad de género y la no discriminación, así como la ayuda a grupos vulnerables, estén por encima de todo.

En la IBERO pugnamos por varios principios: inclusión social, equidad e igualdad de género, justicia social, desarrollo y paz en el país y el mundo, vínculo social y derechos humanos. Ésta es la esencia, la que toda universidad debe alentar, pero en la IBERO se ha convertido en directriz inviolable, ha dicho en varias ocasiones el Rector David Fernández Dávalos.

Quienes formen parte de nuestra institución educativa, tendrán un proceso de crecimiento humano, espiritual y de comunidad. El aprendizaje será vital en todo este trayecto, pero no sólo a nivel formativo profesional, sino en lo personal que implica ser felices y compartidos con los demás.

La tolerancia y la pluralidad tienen un lugar importante en la IBERO, pues permiten tomar conciencia de nuestro entorno desde varias perspectivas, mismas que permiten desarrollar programas y planes especiales para beneficio de la sociedad. Somos activos y propositivos.

La excelencia académica y el fuerte compromiso social forman la visión de esta casa de estudios. Nuestro propósito es educar a partir del encuentro y la reflexión; promover la creatividad y la sustentabilidad de nuestros espacios.

Educamos profesionales, pero lo más importante: formamos individuos comprometidos con su sociedad.

Iván Cabrera


COMPARTIR: