Recibe Boaventura de Sousa Santos el Doctorado Honoris Causa

Mié, 5 Abr 2017
La obra del portugués invita a tener la audacia de buscar lo imposible: José Morales Orozco, S. J., Rector del ITESO
De Sousa, “intelectual de retaguardia”, trabaja con los movimientos y ayuda a los que están a punto de desistir: Araceli Téllez Trejo, directora del Medio Universitario
​Su trabajo, una “aguda crítica al pensamiento abismal de la modernidad”: Carlos Mendoza Álvarez, director de la División de Humanidades y Comunicación
  • Boaventura de Sousa Santos. Foto/ Alberto Hernández
  • Boaventura de Sousa Santos. Foto/ Alberto Hernández
  • Boaventura de Sousa Santos. Foto/ Alberto Hernández
  • Boaventura de Sousa Santos. Foto/ Alberto Hernández
  • Boaventura de Sousa Santos y David Fernández Dávalos. Foto/ Pedro Rendón
  • Boaventura de Sousa Santos. Foto/ Pedro Rendón
  • Boaventura de Sousa Santos. Foto/ Alberto Hernández
  • Foto/ Pedro Rendón
  • Boaventura de Sousa Santos. Foto/ Pedro Rendón
  • Óscar Soto, representante del Rector de la IBERO Puebla; César Palacios, director del Instituto Superior Intercultural Ayuuk; José Morales, Rector del ITESO; Boaventura de Sousa Santos y David Fernández, Rector de la IBERO Ciudad de México y Tijuana. Foto/ Pedro Rendón

Debido a su contribución excepcional en el ámbito de la sociología jurídica a nivel mundial, el destacado sociólogo, jurista, filósofo y poeta portugués Boaventura de Sousa Santos recibió el Doctorado Honoris Causa de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, Tijuana y Puebla, el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) y el Instituto Superior Intercultural Ayuuk de Oaxaca.

“Doctor Boaventura de Sousa Santos, recibe esta beca y esta medalla con la leyendaTraditit deus mundum disputation (Dios puso el mundo para ser pensado) que representa la tradición educativa de la Compañía de Jesús, para que con ella no sólo sobresalgas sobre los demás en dignidad, sino que también estés protegido para la lucha", señaló el Rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México y Tijuana, David Fernández Dávalos, S. J. 

El doctor De Sousa, quien señaló el nombramiento como “un gran honor, una gran generosidad”, invitó a los presentes a unir fuerzas, construir “una sociedad viva en el seno de una sociedad condenada” y reconocer en la espiritualidad “la capacidad de reconstruirnos”.

“Como Descartes decía, la duda se puede tener, pero es necesario ejercerla, no sufrirla. Tenemos miedo, pero tenemos esperanza. Ejercemos ese miedo porque no hay otra condición humana en este inicio de siglo”, añadió.

Compartió que en su visita a México se sintió “en casa, rodeado de una solidaridad, amistad y complicidad enorme” y destacó que en un “mundo de horror”, no es posible “desperdiciar la experiencia de la amistad, de la solidaridad”.

Descarga el audio Agradecimiento de Boaventura de Sousa Santos

Descarga fotos en https://we.tl/ILYEFsAPpb

Por su parte, el Rector del ITESO, José Morales Orozco, S. J., indicó que a través de su actividad, su producción intelectual y su profundo compromiso con la construcción de un pensamiento “alternativo de alternativas”, Boaventura de Sousa Santos “nos ha hecho la misma invitación: tener la audacia de buscar lo imposible”.

“Su relación con nuestros pueblos es además de entrañable, cercana y cálida, fuente de inspiración para la promoción de saberes y utopías situadas en el horizonte de la justicia, la equidad, la libertad y la democracia efectiva”, dijo.

El doctor Morales Orozco subrayó tres elementos del pensamiento de De Sousa: su quehacer intelectual comprometido con la transformación de la vida humana; su reconstrucción de la esperanza frente a la autoflagelación y la manipulación; y su interés en la construcción de una ecología de saberes que no conciba los conocimientos en abstracto, sino como prácticas de saberes que desestabilicen lo establecido.

A su vez, la maestra Araceli Téllez Trejo, directora del Medio Universitario, describió a De Sousa Santos como un “intelectual de retaguardia, porque su papel es trabajar con los movimientos, ayudar a los que están a punto de desistir, intentando facilitar las articulaciones entre ellos”.

La coherencia de sus palabras, dijo, se ve reflejada en muchos de sus artículos dedicados a los movimientos sociales, así como a cuestiones que nos interpelan todos los días en esta realidad de violencia, injusticia y xenofobia. Su nivel de compromiso, añadió, lo lleva a cuestionar lo establecido, porque considera de nuevo la interculturalidad, la búsqueda del respeto de la dignidad humana, pero con el reconocimiento de las diferencias culturales, con el propósito de que los conceptos globales no se queden a nivel de utopía.

De Sousa Santos “no escribe para ganar puntos y acrecentar su currículo. Lo hace para que ese conocimiento que se produce en sus ámbitos de aprendizaje tenga sentido para la construcción de un mundo diferente, más humano y justo”, aseguró.

“Como universidades confiadas a la Compañía de Jesús, tenemos la obligación de buscar en todas nuestras funciones que la incidencia no se quede en los discursos o tratados, que sea algo que se viva en lo cotidiano, en cada proyecto universitario”, finalizó la maestra Téllez.

Mientras que la doctora Helena Varela Guinot, directora de la División de Estudios Sociales, compartió una semblanza del homenajeado, el doctor Carlos Mendoza Álvarez, director de la División de Humanidades y Comunicación de la IBERO, describió la obra poética y el pensamiento de Boaventura de Sousa Santos como “las dos caras de una luna en cuarto creciente que acompaña la noche de los pueblos en la era del necropoder”.

Su obra, dijo, se caracteriza por ser “una aguda crítica al pensamiento abismal de la modernidad que, bajo forma de razón instrumental, campea impune por el orbe como una hidra de muchas cabezas”.

“La palabra de De Sousa Santos procede del diálogo atento, solidario y crítico con el pensamiento decolonial que surge desde los movimientos sociales del Sur global y epistémico. Es interlocutor ávido de aquellas expresiones antisistémicas de las epistemologías del Sur que –como espejos de Alicia en el país del horror y las resistencias múltiples– reflejan los infinitos mundos posibles que florecen cuando los pueblos se hacen cargo de su propia historia y dicen basta a los de arriba”, apuntó.

“La educación jesuita ha buscado ser siempre práctica, tanto en la investigación como en la docencia. De tal manera que la investigación debe estar enfocada a la solución de los grandes problemas que afectan a la humanidad: el desarrollo sostenible y justo, la convivencia intercultural, y los valores que dan sentido a la acción transformadora de la sociedad”, añadió.

Estas características, dijo el doctor Mendoza, se encuentran presentes en el itinerario y en la obra de Boaventura de Sousa Santos, quien se ha dedicado constantemente a hacer del conocimiento un medio para transformar la realidad social, no sólo con el despertar de la conciencia sino con las acciones sociales, políticas y éticas que conlleva la educación humanista.

JTGI/ICM

Notas relacionadas

Donald Trump, síntoma de un sistema corrupto: Boaventura de Sousa Santos

Boaventura de Sousa Santos recibirá el Doctorado Honoris Causa en la IBERO


COMPARTIR: