Alumnos, académicos y periodistas de la IBERO participarán en Verificado 2018

Vie, 23 Mar 2018
Animal Político capacitará a quienes serán verificadores en la IBERO
La IBERO podría seguir con esta propuesta más allá de la elecciones
  • Dr. Manuel Guerrero, director del Departamento de Comunicación de la IBERO (Valentina González/IBERO).

Estudiantes de la licenciatura y doctorado de Comunicación de la Universidad Iberoamericana, así como académicos y periodistas del Programa Prensa y Democracia (PRENDE), formarán parte del equipo que realizará fact checking durante el proceso electoral en México, como parte de la iniciativa Verificado 2018, platicó el Dr. Manuel Guerrero, director del Departamento de Comunicación de la IBERO.

La IBERO forma parte de Verificado 2018, un colectivo de 60 medios, universidades y organizaciones civiles que verificarán discursos y declaraciones que hagan los candidatos a la presidencia de México; así como la revisión de fuentes y la veracidad de la información que se esté viralizando en internet cuando alguien solicite a través de #QuieroQueVerifiquen.

“Cada semana, profesores y alumnos seremos verificadores de todos aquellos datos que nos haga llegar Animal Político a través del #Verificado2018, pues ellos están haciendo el mapeo y nosotros, junto con otras instancias, vamos a apoyar en la verificación de información, a través de la cual podría salir una historia que podría ser publicada con el crédito correspondiente a la persona que lo hizo y a la IBERO”, explicó Guerrero.

El académico detalló que, en la Semana de Pascua, el equipo de Animal Político estará en la IBERO para capacitar a los verificadores, tanto alumnos como profesores, en la metodología que se seguirá. Una vez que termine el taller, arrancará oficialmente el trabajo de la IBERO como colaborador de la verificación.

De acuerdo con Guerrero, la explosión que han tenido las redes sociales en los últimos 10 años ha tomado por sorpresa a la comunidad política, a los medios de comunicación y a los electores, porque se conformaron rápidamente como espacios públicos alternativos en donde cualquier persona empezó a tener voz, a expresar sus ideas, cuando anteriormente muchos de estos sectores estaban excluidos de la posibilidad de dar voz a sus intereses.

“Vivimos una fragmentación de las plataformas de generación de contenido informativo que ha generado una gran cantidad de nuevas plataformas de múltiple calidad. Tenemos desde The Guardian o The New York Times, pero también tenemos muchos medios de dudosa calidad y manufactura en su elaboración del producto informativo o noticioso que la audiencia o lector no distingue porque la explosión de plataformas nos ha llevado a la economía de la atención”, dijo el académico.

En ese sentido, explicó que todos estos medios compiten por la atención el lector y, por lo tanto, una de las lógicas es ofrecer la información más rápida a costa de no verificar correctamente o de inventarse encabezados. Esto ha hecho que lo noticioso se acerque cada vez más a lo entretenido generando este concepto de 'info entretenimiento', en un sentido no necesariamente positivo para el debate público. Pero sin estar informando acerca de los debates más significativos de la vida pública.

Enfatizó que, en este contexto tecnológico, por un lado, se tienen redes sociales que dan voz a un muchas de personas que antes no tenían forma de expresar sus puntos de vista, al tiempo que dicha proliferación de plataformas disminuyen la importancia relativa de aquellos sitios que tradicional e históricamente habían sido los fact checking.

Una apuesta a futuro

El Dr. Guerrero analiza la posibilidad de seguir con el verificado de información y la lucha contra el fake news más allá del proceso electoral. Al respecto, explicó que existen dos formas para hacerlo: con el Verificado 2018 para contener la información falsa cuando se ha viralizado, a través de un trabajo colaborativo como el que se ha emprendido.

Pero existe otra opción con la que se puede combatir, aseguró el académico. En ese sentido, explicó que en la literatura especializada se ha encontrado que existen cuatro variables que llevan a una persona a compartir una información. La primera es que la información sea congruente con los valores, creencia y prejuicios. La segunda variante es que dicha información sea coherente, es decir, que parezca veraz.

De acuerdo con el académico, cuando el individuo empatiza con las dos primeras variables ya no llega a la tercera, que es la verificación de la fuente. Pero sólo en caso de dudas es cuando los individuos llegan a la tercera variable que es revisar quién envió la información y después de dónde salió la misma.

E Dr. Guerrero aseguró que una de las variables que reduce la tendencia a compartir información es que en redes sociales les aparezca un mensaje que advierta sobre la socialización de información falsa.

“En el corto plazo se ha demostrado que cuando este tipo de mensajes aparecen el usuario reduce sus share y sus retuits de información dudosa hasta en 35%. Nos gustaría proponerle a Facebook y Twitter que cada cierto tiempo haga público en sus redes este tipo de mensaje para reducir la difusión e información dudosa”, señaló.

Notas relacionadas: 

'Fact checking' no debería ser una moda sino esencia del periodismo: académica

IBERO se une a proyecto para combatir 'fake news' durante elecciones 2018

'Fake news' podrían poner en riesgo elecciones de 2018: Ricardo Raphael

¿Cómo enfrentar crisis de comunicación derivadas de las 'fake news'?

 

Valentina González/ICM


COMPARTIR: