Plan Estratégico 2030: La IBERO en favor de la sociedad

Jue, 25 Ene 2018
El nuevo plan de trabajo de la Universidad tendrá pertinencia e incidencia social, con una clara vocación por transformar la realidad
  • Será en este semestre Primavera 2018 cuando inicie la difusión masiva del Plan Estratégico (Cristoper Enríquez/IBERO).

El nuevo Plan Estratégico de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México·Tijuana rumbo al año 2030 pone énfasis en el rol de la IBERO frente a los problemas más apremiantes para la sociedad, desde una perspectiva humanista y con un enfoque transversal en el que las áreas y los departamentos que integran esta casa de estudios colaboren de forma conjunta.

El Padre David Fernández Dávalos. S. J., desde su designación como rector, ha sido muy enfático al decir que la Universidad no puede permanecer indiferente ante lo que está pasando en nuestra realidad, sino que debe tomar posición en favor de una mejora en la sociedad.

El Mtro. Alberto Blanco Barros, subdirector de la Dirección de Planeación y Evaluación Institucionales, señala que “el Plan Estratégico marca el rumbo de la Universidad a seguir en los próximos años, es un documento que le da identidad a la comunidad, la diferencia de la propuesta educativa de otras universidades, y nos da una definición clara de qué sí y qué no vamos a hacer. Básicamente, eso es lo que quiere establecer Rumbo 2030 para los próximos años”.

Rumbo 2030 ha sido el proceso de discernimiento estratégico institucional que se inicia desde Trazando el Rumbo, el ejercicio de reflexión sobre la realidad, y que ha dado la base para comprender la Universidad que queremos. 

Para el directivo universitario, hay diferencias claras entre el Plan Estratégico 2013-2020, elaborado durante la rectoría del Padre José Morales Orozco, y el actual. Menciona que un proceso de planeación estratégica toma la realidad que vive la institución y define prioridades con base en su contexto y en lo que quiere realizar. El nuevo plan está enfocado a la pertinencia y a la incidencia social.

“El nuevo plan nos invita a volvernos una Universidad cuyo quehacer está alineado a la realidad que vivimos como sociedad y abocada a transformarla; una Universidad de incidencia a partir de nuestras funciones sustantivas de docencia, investigación y vinculación, y a través de nuestros egresados y proyectos; una Universidad cuya innovación le da a lo que ya hacemos una especie de carisma, de creatividad, para hacer cosas nuevas”. 

Agrega que el Plan Estratégico 2030, ha llevado un proceso de maduración de por lo menos tres años y ha revisado la misión, valores y visión institucionales.

Respecto al cambio en la misión y los valores, expresó: “La misión se contextualizó a lo que estamos viviendo hoy, se redujo en extensión y se profundizó su acento en la transformación social. Los valores son los del PEC (Proyecto Educativo Común) de las universidades jesuitas en América Latina, pero le sumamos la verdad y la libertad; son los valores que como proyecto jesuita compartimos”.

Desde la Visión institucional, se buscará llegar a ser un agente de transformación social por medio de cinco grandes líneas o temáticas:

  • Los valores que identifican a la IBERO 
  • La pertinencia social de nuestro quehacer en docencia, investigación y vinculación
  • La incidencia que busca iluminar la realidad social con la inteligencia universitaria
  • La innovación y la creatividad 
  • La vida universitaria como vocación de servicio 

El objetivo es renovarnos y centrarnos en nuestra identidad, en los valores que nos definen como comunidad y en el servicio que damos a partir de esos valores. Estos serán los acentos que tendrá el nuevo plan.

Tras cumplir con las etapas de reflexión, planeación y estrategia, sigue la de difusión para que toda la comunidad universitaria conozca los lineamientos que nos regirán hacia 2030. Hasta el momento se ha hecho difusión a través de medios de comunicación y de forma interna se ha colocado la Misión en las puertas de los recintos educativos. Pero será en este semestre Primavera 2018 cuando inicie la difusión masiva del Plan Estratégico.

Finalmente, para completar el proceso, la Dirección de Planeación y Evaluación Institucionales se acercará con los distintos departamentos y áreas a fin de trabajar las nuevas líneas de acción en sus propios planes estratégicos, para después a nivel institucional establecer metas y proyectos abanderados por la IBERO.

Notas relacionadas:

Visión 2030 de la educación superior: formar profesionistas para la sociedad y no para el mercado

Universidades deben cambiar la realidad para hacerla más justa e igualitaria

Vinculación hace de la universidad un actor social para el cambio

Docencia universitaria debe transmitir saberes que atiendan necesidades sociales

Iván Cabrera


COMPARTIR: