Urge cambiar estrategia de seguridad en México: Rector de la IBERO

Mié, 25 Oct 2017
El Mtro. David Fernández Dávalos inauguró la conferencia internacional ‘Seguridad, democracia y derechos humanos: La Vía Civil’
  • Mtro. David Fernández Dávalos, Rector de la Universidad Iberoamericana.
  • De izquierda a derecha: Aldo Ponce Ugolini, profesor-investigador del CIDE; Mtro. David Fernández Dávalos, Rector de la IBERO; Ernesto López Portillo, consultor de seguridad nacional; Jan Jarab, representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos; Mario Patrón, director de Centro Prodh.

Es urgente cambiar la estrategia y el concepto mismo de seguridad que maneja la elite gobernante en México, y es deber del Estado respetar y garantizar los derechos humanos de la población, consideró el maestro David Fernández Dávalos, S. J., Rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, durante la inauguración de la conferencia internacional ‘Seguridad, democracia y derechos humanos: La Vía Civil’.

La estrategia que se requiere “debería tener como fundamento el incremento de la capacidad de investigación y procuración de justicia, y no el despliegue territorial de la fuerza pública. Adicionalmente, debe contemplar el retorno gradual de las fuerzas armadas a sus responsabilidades constitucionales; dado que su actual participación carece de un marco institucional democrático para su involucramiento en el combate a la delincuencia.

El Rector destacó que en México se ha tenido una estrategia de combate al crimen con un enfoque reactivo-represivo que enfrenta al fenómeno delictivo de manera casi exclusiva con el uso de la fuerza. “Esta estrategia, que carece de objetivos claros, de mecanismos públicos y consensuados de evaluación, ha propiciado la comisión de graves violaciones a los derechos humanos y provocado una mayor violencia de la delincuencia organizada en contra de la población civil”.

Las consecuencias de lo anterior son alarmantes: casi 170 mil muertos, un número de desaparecidos que rebasa las tres decenas de miles y miles de personas desplazadas de sus lugares de residencia. “Sin haber obtenido resultados significativos en términos del control de drogas, de la violencia y del crimen organizado. El enfoque represivo además no ha contribuido a resolver las causas de fondo de los consumos ilegales y de la violencia”.

Añadió que la inseguridad, el delito y la violencia tienen muchas y complejas causas, pues se encuentran ligados a factores de marginación social, falta de oportunidades, desigualdad económica, la corrupción endémica, y la debilidad e ineficiencia de las instituciones del Estado, particularmente las encargadas de procurar y administrar justicia.

En ese sentido, la prevención del delito, el fomento de la cultura de la legalidad, además de políticas sociales de combate a la pobreza, generación de empleo, acceso de los jóvenes a la educación y el trabajo, han de complementar la estrategia de seguridad que México necesita.

“La participación ciudadana, el control civil sobre las fuerzas del orden y las fuerzas armadas, la rendición de cuentas en estas tareas, son fundamentales para garantizar la eficacia de estas  medidas que se adopten”.

Agregó que una concepción adecuada de seguridad la define de manera amplia un enfoque democrático y de derechos humanos, que toma como base la dignidad humana y el derecho a una  vida sin violencia, centrándose en la protección de las personas y las comunidades, a fin de que puedan desarrollarse plenamente. “En esta comprensión el respeto a los derechos fundamentales es parte esencial y no un obstáculo para conseguir la seguridad que se pretende”.

IBERO, universidad pacifista y pacificadora

El Rector Fernández dijo que seguridad, paz y justicia son temas propios de la universidad, y por ello corresponde a las instituciones de educación superior, junto con otros grupos humanos, organismos públicos y privados, investigarlos, difundirlos y proponer derroteros para su plena garantía.

Por esa razón, la Universidad Iberoamericana Ciudad de México y otras instituciones aliadas convocaron a la conferencia internacional ‘Seguridad, democracia y derechos humanos: La Vía Civil’.

“Nuestra participación en esta conferencia, y en el impulso a un foro permanente sobre la materia, quiere ser una manifestación del interés y compromiso de nuestra Universidad Iberoamericana con su circunstancia. Pretende aportar a la discusión sobre seguridad y violencia en curso en el país, en el contexto de la reconstrucción de éste y del relevo en la Presidencia de la República”.

“En la IBERO somos pacifistas, pero queremos ser también pacificadores; aportar nuestra visión y propuestas para combatir la violencia y construir la paz y la democracia que son frutos de la justicia. No queremos ser ingenuos, sino comprender esta problemática en su cabal complejidad. También deseamos hacerlo desde los intereses y anhelos de los sectores más vulnerables y marginados de la sociedad; por eso desearía que se hiciera presente aquí la perspectiva de los jóvenes, los indígenas, las mujeres”.

Finalmente, expresó su deseo porque en esta conferencia, una actividad académico-política, las reflexiones que en ella se viertan sean hechas con total libertad. “Nosotros las realizaremos desde una absoluta independencia de cualquier interés establecido fuera  de nuestra casa de estudios; al hacerlo así, nuestra intención es precisamente educativa, crítica, promotora y propositiva”.

En el transcurso de la inauguración el Mtro. David Fernández, Rector de la IBERO, estuvo acompañado en la mesa del presídium por: Mtro. Mario Patrón, director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez; Jan Jarab, representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos; Ernesto López Portillo, coordinador técnico de la Conferencia y consultor en seguridad ciudadana, y Aldo Ponce Ugolini, profesor-investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Da click para ver el micrositio de la conferencia

Notas relacionadas:

Revisa las conclusiones de la conferencia internacional

México vive ‘genocidios’ de distintas intensidades: exombudsman capitalino

Próximo sexenio debe ser el de la Reforma Policial: experto

Inviable, perpetuar a fuerzas armadas en guerra contra el crimen: Mario Patrón

Seguridad y derechos humanos una relación que no es antagónica: Jan Jarab

En 2016 se cometieron 31 millones de delitos en México

Texto y fotos: PEDRO RENDÓN/ICM


COMPARTIR: