Vocación transformadora, clave para que la IBERO supere desafíos actuales

Jue, 8 Mar 2018
El Rector, Mtro. David Fernández Dávalos, inauguró formalmente las celebraciones del 75 Aniversario de la Universidad
  • Dr. Manuel Guerrero, director del Departamento de Comunicación.
  • El Rector David Fernández Dávalos inauguró los festejos del 75 Aniversario de la IBERO.

A lo largo de 75 años de existencia la Universidad Iberoamericana Ciudad de México ha trabajado con visión y voluntad de transformación de la realidad de México, para estar a la altura de las demandas de la sociedad, “y es esta misma vocación transformadora la que será clave para que la IBERO enfrente y supere los desafíos que impone esta época de incertidumbre y de problemas”, aseveró el doctor Manuel Alejandro Guerrero Martínez, director del Departamento de Comunicación de la IBERO.

En el mensaje que dio durante la ‘Ceremonia inaugural del 75 aniversario’ de la Universidad Iberoamericana el Dr. Guerrero dijo que la época actual exige lo mejor de la docencia, investigación y vinculación de la IBERO, “para imaginar nuevas soluciones, que implican también nuevas formas de pensarnos en un mundo común”.

Lo anterior ya se está haciendo en la Universidad en tres aspectos, según el Director: uno, trabajar con un enfoque que coloca a la persona en el centro; dos, formar estudiantes no sólo con conocimientos sólidos, sino como personas libres, con pensamiento crítico, riguroso y creativo, fundamentado en una mirada ética sobre el mundo; y tres, entender y estudiar la realidad presente, con el fin de incidir en ella, “para construir un futuro mejor donde quepamos todos”.

Guerrero Martínez comentó que mucho ha pasado en México desde aquel distante 1943 en que la IBERO abrió por primera vez sus puertas, “hemos sido testigos de grandes cambios en nuestro entorno económico, social y político. Nos movimos de un mundo bipolar, injusto pero estable, de la guerra fría, y de un régimen de partido dominante en México a otro definido por la pluralidad, la diversidad, pero también la incertidumbre”.

Esos cambios han estado enmarcados en las últimas décadas en una profunda revolución tecnológica, que al mismo tiempo incluye y excluye, globaliza y margina; “todo lo cual presenta retos fundamentales para el papel de las universidades, y en particular para una universidad  como ésta”.
Mas desde sus inicios la IBERO ha sabido enfrentar los retos de su tiempo, manteniendo su vigencia y pertinencia, y estando a la vanguardia.  “En su adaptación a los grandes cambios y en su innovación la IBERO ha sabido mantener sus pilares fundamentales. Lo que une a la IBERO en su pasado, en su presente, en su futuro, es su profunda vocación humanista y su enorme voluntad transformadora”.

Luego de las palabras de Guerrero fue transmitido un video conmemorativo sobre el 75 Aniversario (producido por estudiantes y egresados de Comunicación de la IBERO). “Se trata, como no, viniendo de comunicación, de una mirada poco ortodoxa de lo que hemos sido, del agradecimiento por lo que somos y del reto a seguir innovando y transformando hacia el futuro; siempre guiados por la máxima de José Sánchez Villaseñor, de: poner la técnica al servicio del espíritu”.

Inició un año de festejos

El Maestro David Fernández Dávalos, Rector de la IBERO, agradeció a quienes realizaron el video, y dijo que éste da claramente el mensaje central de que una universidad jesuita, una universidad encomendada a la Compañía de Jesús, como es la Iberoamericana, es siempre una universidad histórica, “porque este es nuestro carisma, es nuestra inspiración”. 

Dicho mensaje fue retomado por el Padre Fernández Dávalos de manera discursiva, al hablar de la IBERO, 75 años de ser una universidad transformadora; palabras que fueron escuchadas por los alumnos, exalumnos, autoridades, académicos e invitados que se dieron cita a la inauguración, llevada a cabo en el Auditorio José Sánchez Villaseñor.

A todos ellos el Mtro. David Fernández les agradeció su presencia, destacando la de Rectores y representantes de rectores de otras universidades, la de Monseñor Efraín Mendoza Cruz, Obispo Auxiliar de Tlalnepantla; la de autoridades de la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús; la de miembros de Universidad Iberoamericana Asociación Civil (UIAC), entre otros, su Presidente Don Valentín Díez Morodo.

La de miembros de Fomento de Investigación y Cultura Superior (FICSAC),  patronato económico y de desarrollo de la IBERO; la de los miembros del Senado Universitario; y la de profesores y estudiantes.

Así, “faltando 15 minutos para la 1 de la tarde del día 7 de marzo, quiero inaugurar el largo año de celebraciones formales que vamos a tener para celebrar nuestro septuagésimo quinto aniversario, con la bendición de Dios y encomendándonos a su gracia”.

CONTENIDO RELACIONADO

NOTAS RELACIONADAS:

Texto y fotos: PEDRO RENDÓN/ICM


COMPARTIR: