#ANÁLISIS Los claroscuros de la inseguridad alimentaria en México

Vie, 16 Oct 2020
Investigadores del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad (EQUIDE) de la IBERO explican el panorama en nuestro país en el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Alimentación
  • Este 16 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Alimentación (Pixabay).
Por: 
Pablo Gaitán-Rossi, Mireya Vilar-Compte, Graciela Teruel-Belismelis y Rafael Pérez-Escamilla

La conmemoración por el Día Mundial de la Alimentación, convocada por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), resulta especialmente pertinente cuando continúa la crisis sanitaria, económica y social causada por la pandemia por COVID-19. Si bien hay evidencia de tasas menores de incidencia por el SARS-COV-2 (1) y con todo y que la actividad económica se reactiva cada vez con mayor vigor (2), la pandemia sigue siendo peligrosa y sus efectos –especialmente los alimentarios– están lejos de desaparecer.

El segundo de los objetivos de desarrollo sustentables es el de Cero hambre y, precisamente, la meta del indicador 2.1.2 es eliminar la inseguridad alimentaria moderada y severa. No obstante, previo a la pandemia, la FAO ya advertía de retrocesos importantes en esta materia. Estimó que desde el 2014 el hambre en el mundo ha ido en ascenso y que una de cada diez personas reporta inseguridad alimentaria severa (3). En Latinoamérica, la inseguridad alimentaria severa fue de 9.6%, en Sudamérica de 7.6% y en México, de 9.2% (3). Asimismo, la FAO alertó desde el inicio de la pandemia que el confinamiento alteraría el funcionamiento de los sistemas alimentarios y, aunado a las reducciones en ingresos de los hogares, seguramente se reduciría el acceso a la alimentación, con lo cual puede incrementarse la malnutrición (4). Por ello, la FAO y múltiples organizaciones internacionales hicieron un llamado para desplegar acciones que garanticen la seguridad alimentaria de la población más vulnerable durante la pandemia.

Al igual que en otras partes del mundo (5), en México la pandemia ha tenido un impacto especialmente duro sobre la inseguridad alimentaria –entendida como la disponibilidad limitada o incierta de alimentos nutricionalmente adecuados e inocuos (6) –. Dada su enorme importancia para la salud de los mexicanos, en el EQUIDE se ha monitoreado mes a mes con la Escala Latinoamericana y Caribeña de Seguridad Alimentaria (ELCSA) dentro del marco del proyecto de la ENCOVID-19; una serie de encuestas transversales a muestras representativas de los mexicanos mayores de 18 años con teléfono celular (7). Los principales hallazgos en alimentación –publicados hasta el mes de junio (8)– muestran un aumento de los niveles leves y moderados de inseguridad alimentaria.

Con el fin de abonar al Día Mundial de la Alimentación presentamos una actualización del monitoreo mensual de la seguridad alimentaria.

Principales resultados

La primera gráfica muestra la trayectoria descendente en la seguridad alimentaria de los mexicanos a lo largo de la pandemia. En el 2018, el 44% de los mexicanos reportó seguridad alimentaria, sin embargo, para abril, a un mes del confinamiento por la pandemia, bajó a 38.9%. El punto más bajo en seguridad alimentaria se observó en julio con 25.7%. En agosto parece haberse detenido el descenso, ya que el 26.6% reportó seguridad alimentaria en su hogar. No obstante, esto todavía representa una distancia considerable en seguridad alimentaria con respecto a los niveles observados en 2018 (línea punteada). El regreso a los niveles previos a la pandemia no será un camino fácil.

salud_alimentaria_0.jpg

La segunda gráfica muestra las trayectorias de los tres niveles de inseguridad alimentaria:

  • La inseguridad alimentaria leve, en amarillo, refleja la preocupación por el acceso a una alimentación de buena calidad. Este es el nivel que muestra los incrementos más notorios. Mientras que en 2018 se encontraba en 31%, en mayo llegó a 41.7% y en Julio a 44%. En agosto volvió a 41.9%.
  • La inseguridad alimentaria moderada, en naranja, indica reducciones en la calidad de los alimentos. Durante los meses de abril y mayo no era claro si había un aumento significativo con respecto al 15% de 2018. Sin embargo, los meses de junio, julio y agosto consistentemente mostraron que se ubica entre 18% y 19%.
  • La inseguridad alimentaria severa, en café, representa reducciones en la cantidad de alimentos. En 2018, 9.2% de los hogares la reportaron. Los datos de la ENCOVID-19 muestran un incremento pequeño pero constante, empezando en 10.3% en abril y alcanzando un máximo de 13% en agosto. 

salud_alimentaria_2.jpg

Conclusión

La actualización del monitoreo de la inseguridad alimentaria con la ENCOVID-19 muestra claroscuros. Por una parte, la seguridad alimentaria detuvo su descenso y lleva dos meses baja, pero estable, en 26%. Esto se relaciona con una estabilización similar de la inseguridad alimentaria leve y moderada, en 42% y 18%, respectivamente. Por la otra, se confirma el ascenso a 13% en inseguridad alimentaria severa, el nivel más grave porque los hogares disminuyen de manera importante la ingesta de alimentos en el hogar. Nótese, además, que la inseguridad se relacionó fuertemente con el estrés en la familia (8).

Que el Día Mundial de la Alimentación sea una buena razón para subrayar el impacto de la pandemia al aumentar la inseguridad alimentaria de los mexicanos – una de las dimensiones de la pobreza. Y que a su vez sirva para fortalecer el mensaje de que se sigue necesitando una respuesta decidida por parte del estado para garantizar el acceso efectivo y de calidad a la alimentación. Estamos a tiempo para tomar medidas que nos acerquen a la segunda meta de los objetivos de desarrollo sustentables (9).

  • Notas relacionadas:

Académica explica el impacto del COVID-19 en la seguridad alimentaria

Referencias

  1. Romero Zavala M, Despeghel L. ¿Qué nos dicen las actas de defunción de la CDMX? Actualización al 20 de septiembre 2020. NEXOS. 2020.
  2. Indicador Global de la Actividad Económica [Internet]. INEGI. 2020 [cited Octubre 2020]. Available from: https://www.inegi.org.mx/temas/igae/.
  3. FAO, IFAD, UNICEF, WFP, WHO. The State of Food Security and Nutrition in the World 2020. Transforming food systems for affordable healthy diets. Rome; 2020.
  4. FAO I, The World Bank and WFP. Joint Statement on COVID-19 Impacts on Food Security and Nutrition. Rome\ Washington DC; 2020 April 21.
  5. Hamadani JD, Hasan MI, Baldi AJ, Hossain SJ, Shiraji S, Bhuiyan MSA, et al. Immediate impact of stay-at-home orders to control COVID-19 transmission on socioeconomic conditions, food insecurity, mental health, and intimate partner violence in Bangladeshi women and their families: an interrupted time series. The Lancet Global Health. 2020.
  6. FAO. Escala Latinoamericana y Caribeña de Seguridad Alimentaria (ELCSA). Manual de uso y aplicación. Chile: FAO; 2012.
  7. Teruel Belismelis G, Pérez Hernández VH, Gaitán-Rossi P, López Escobar E, Vilar-Compte M, Triano Enríquez M, et al. Encuesta Nacional sobre los Efectos del COVID-19 en el Bienestar de los Hogares Mexicanos (ENCOVID-19-ABRIL). In: EQUIDE, editor. 1 ed. Mexico2020.
  8. Gaitán-Rossi P, Vilar-Compte M, Teruel G, Pérez-Escamilla R. Food insecurity measurement and prevalence estimates during the COVID-19 pandemic in a repeated cross-sectional survey in Mexico. Public Health Nutrition. 2020:1-25. https://doi.org/10.1017/S1368980020004000
  9. Vilar-Compte M, Perez V, Teruel G, Alonso A, Perez-Escamilla R. Costing of actions to safeguard vulnerable Mexican households with young children from the consequences of COVID-19 social distancing measures. Int J Equity Health. 2020;19(1):70.

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219