INIDE, portador de la vocación educativa y transformadora de la Compañía de Jesús: Rector

Mar, 7 Nov 2017
El Mtro. David Fernández Dávalos, S. J., Rector de la IBERO, habla de la relación de la Compañía de Jesús con los temas educativos
  • El Rector Fernández Dávalos también habló de la Compañía de Jesús y la educación.
  • Dra. Marisol Silva, directora del INIDE.

El Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE) de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México es portador de la vocación educativa y transformadora de la Compañía de Jesús, y de la vocación de incidencia para la justicia que se ha planteado en la Universidad, dijo el Maestro David Fernández Dávalos, S. J., Rector de la IBERO. 

En el marco de la inauguración de la conmemoración del aniversario ‘INIDE. 15 años comprometidos con la equidad educativa’, el Padre Fernández aseveró que el instituto es expresión de la actual concepción educativa de la Compañía de Jesús, por su rigor y la calidad; porque tiene a la justicia como orientación central; y porque tiene como preocupación la opción preferencial por los pobres, en el tema de la equidad en el ingreso, transcurso y egreso de los sujetos que se educan y aprenden; y en la creación de sujetos autónomos.

“Además, el INIDE incorpora los datos de la realidad, es decir, trabaja con base en evidencia para hacer propuestas de mejora de procesos sociales, de política pública, de didáctica o pedagógica”.

Heredero de mujeres y hombres preclaros, como Carlos Muñoz Izquierdo y Pablo Latapí, desde su fundación el INIDE se ha convertido en clave de la investigación educativa, y “sin duda ha sido central en los últimos años en la propuesta de incidencia universitaria en nuestro país”. 

Por eso, el Mtro. Fernández Dávalos aprovechó el aniversario para agradecer “a quienes han aportado a la vida del INIDE, a quienes desde el INIDE han aportado en la investigación educativa de nuestro país, quienes han aportado a nuestra Universidad parte de su identidad, parte de lo que ahora somos y nos planteamos”.

La Compañía de Jesús y la educación

En su discurso con motivo del festejo del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación, el Padre David Fernández aprovechó la ocasión para hablar, a modo de contexto histórico, de la relación de la Compañía de Jesús –a la cual se encuentra confiada la IBERO- con los temas educativos.

Relató que desde su fundación (1534), la Compañía abrió colegios para, en primera instancia, únicamente educar a los jesuitas. Pero al ver que había una formación especial, con los mejores profesores y contenidos, los cortesanos de la época pidieron que se admitiera en los colegios de los jesuitas a gente que provenía de las cortes, de las élites, a los mercaderes pudientes de la época; y entonces se empieza a dejar entrar a los laicos.

Rápidamente, San Ignacio de Loyola -fundador de la Compañía- y otros jesuitas se dieron cuenta de la potencialidad que tenía la educación para dos cosas que les interesaban: ser vehículo de la evangelización -era la época de la Contrarreforma- e influir sobre las élites; pues como decía San Ignacio, "si uno influye en el príncipe, entonces con eso se logra alcanzar a todos los súbditos del príncipe".

Así, aproximadamente 30 años después de fundada, la Compañía de Jesús contaba ya con por lo menos  80 colegios y universidades. En México, desde su llegada (1572), los jesuitas fundan colegios, para criollos y para indios; “San Ildefonso es testimonio de ello, el mercado Abelardo Rodríguez también fue colegio de la Compañía de Jesús”.

En el siglo XVIII acontece la supresión de la Compañía de Jesús; y tras su restauración a principios del siglo XIX, el primer apostolado que realizan los jesuitas es el de la educación. En los años recientes, a partir de la Congregación General 32 (1974-1975), hay una concepción nueva de la educación, una ruptura de cómo entienden los jesuitas la educación. 

“En aquel momento se entendía como vehículo de evangelización, como formación de las élites y la posibilidad de influir en los gobernados. Pero a partir de la 32, en donde se formula la Visión como el servicio de la fe y la promoción de la justicia, la educación se empieza a entender como una herramienta de cambio y como una herramienta de emancipación de las clases subalternas, subordinadas u oprimidas”.

“La influencia de Freire es muy clara en la Compañía de Jesús; la influencia del pensamiento del Padre Arrupe, cuya preocupación central era la transformación de la sociedad, para hacerla más justa y más igualitaria, se incorpora en la concepción de la educación. Y entonces con la educación, formal e informal, popular y de las elites, lo que la Compañía pretende es mejorar el mundo”; que haya una sociedad secular más fraterna, más humana, más justa, más equitativa.
Se entiende así a la educación como un mecanismo de la liberación, como un mecanismo de movilidad social. Se plantea entonces que el eje central de la educación que ofrece la Compañía de Jesús tiene que ser la justicia y la equidad; para “construir el sujeto social que va a transformar al mundo” y “generar sujetos individuales, autónomos, capaces de pensar por sí mismos; pero orientados por una ética de servicio y una ética de compromiso social”.

Aniversario

En la inauguración del aniversario del INIDE, el Rector Fernández Dávalos compartió la mesa del presídium con: Dr. Carlos Mendoza Álvarez, director de la División de Humanidades y Comunicación de la IBERO; Dra. Marisol Silva Laya, directora del INIDE; Dra. María Bertely, investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS); y Dr. Manuel Gil Antón, investigador de El Colegio de México.

Como parte de la jornada conmemorativa se realizaron las conferencias: ‘El trabajo del INIDE: compromiso con los sectores más vulnerables de la sociedad’ y ‘Relevancia social y uso de la investigación educativa’.

Entre los ponentes, además de los ya mencionados, estuvieron: Dra. Sylvia Schmelkes, consejera del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE); María de Ibarrola, investigadora del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (CINVESTAV) del Instituto Politécnico Nacional; Sylvia Ortega Salazar, directora general del Colegio de Bachilleres; Lorenzo Gómez Morín, investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) y Stefano Sartorello, investigador del INIDE.

Texto y fotos: PEDRO RENDÓN/ICM

Nota relacionada:

INIDE de la IBERO, 15 años comprometidos con la equidad educativa

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219