Académica analiza historia entrelazada de la televisión en México y Colombia

Jue, 25 Nov 2021
La televisión en México, desde sus inicios, fue un pacto entre el Estado y la iniciativa privada
Ambos proyectos instauraron los planes políticos de los mandatarios en turno: el presidente Miguel Alemán y el dictador Gustavo Rojas Pinilla
  • La televisión es la síntesis de lo mejor de dos mundos: del cine y de la radio.

El sistema televisivo en México apostó, desde su llegada al país en 1948, por un modelo comercial enfocado en el entretenimiento. Por otro lado, Colombia, en 1954, se posicionó en el juego con un modelo de televisión cultural y alfabetizadora. Ambos proyectos instauraron los planes políticos de los mandatarios en turno: el presidente Miguel Alemán y el dictador Gustavo Rojas Pinilla, respectivamente.

México y Colombia coinciden en el auge del desarrollismo frente a la irrupción de la televisión en sus sistemas de telecomunicaciones porque se pusieron a la vanguardia con los adelantos técnicos e industriales a nivel mundial, detalló la Dra. Laura Ramírez Bonilla, académica del Departamento de Historia de la IBERO, quien recientemente fue reconocida en la categoría de Trayectoria Emergente a la Investigación con Sello IBERO que convoca el Patronato de la IBERO FICSAC.

En una videocolumna publicada en el canal de YouTube de la División de Investigación y Posgrado, la académica presentó los hallazgos de su investigación reportados en el artículo Una historia entrelazada sobre la llegada de la televisión a México y Colombia (1950-1955), del número 159 de la Revista de Historia de América para exponer los enlaces, contradicciones e influjos en torno a la llegada de la televisión a los dos países latinoamericanos.

Lo que está alrededor del aparato electrónico nos remite a otras historias: la política, la económica, la cultura, la tecnológica y la empresarial, apuntó la académica al reflexionar que la televisión es un problema amplio y versátil que al llegar a México y a Colombia movió intereses políticos y económicos concretos, precisó.

Con su artículo, la académica definió que con la llegada de la televisión a mediados del siglo XX a América Latina también “llegó una nueva forma de relacionarnos y con ella una experiencia o conjunto de sentidos y significados”. La televisión acortó las distancias, se ofreció inmediatez y permitió que las y los televidentes atestiguaran los problemas de su comunidad sin salir de casa. “La televisión se convirtió en un miembro más de las familias”. 

“La televisión es la síntesis de lo mejor de dos mundos: del cine con sus imágenes en movimiento, y de la radio con su inmediatez, pero con la posibilidad de las transmisiones en vivo y en directo”, añadió.

México aceleró su economía. En conjunto, el poder político y el poder empresarial determinaron el modelo y la función del nuevo medio. México posicionó su liderazgo regional y su nacionalismo tecnológico. Colombia, por su parte, se distinguió por la expansión local y el nacionalismo alfabetizador. México siguió el modelo de los Estados Unidos y Colombia miró hacia Europa, relató la académica al recordar que el pasado 21 de noviembre se celebró el Día Internacional de Televisión.

Brenda Macías/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219