Acreditación UDUAL: La Universidad Iberoamericana destaca por su estructura

Lun, 28 Oct 2019
La evaluación a la que se someterá la IBERO servirá para reforzar programas, plataformas y modelos internos, cuyo fin será ofrecer educación de calidad y pertinencia social
  • De izquierda a derecha: Mtro. Bernard van der Mersch Huerta Romo, director de Servicios Escolares; Dra. Patricia Espinosa, directora de Planeación y Evaluación Institucionales; Mtro. Germán Turnbull Buenrostro, encargado de la Dirección General Administrativa (Alberto Hernández/IBERO).

La Universidad Iberoamericana Ciudad de México·Tijuana llega con buenas credenciales a la evaluación que la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL) realizará en los próximos meses para determinar si nuestra casa de estudios es merecedora de esta acreditación internacional y se refuerce con ella el Plan Estratégico 2030.

Se revisarán cinco dimensiones sobre el actuar de la IBERO. La primera de ellas corresponde al rubro Gobierno y gestión universitaria, “que permite entender todo lo que es la estructura general de la Universidad, cómo se organiza, cómo se gestiona, y el tipo de reglamentos que hay”, afirmó la Dra. Patricia Espinosa, directora de Planeación y Evaluación Institucionales.

Para el Mtro. Bernard van der Mersch Huerta Romo, director de Servicios Escolares, la estructura de la IBERO permite que la toma de decisiones sea colegiada, lo que deriva en una diversidad de opiniones importante y la cultura del consenso y el diálogo, elementos que ayudan a estar preparados para las cuestiones de “diario”, así como las complejas o excepcionales.

Este análisis a nivel institucional permite tener una visión desde afuera respecto a cómo labora la IBERO y qué puntos se pueden mejorar. En este sentido, el Mtro. Germán Turnbull Buenrostro, encargado de la Dirección General Administrativa, explicó que también se evalúa la infraestructura y el equipamiento, dos rubros en los que la Universidad aprueba de manera satisfactoria.

Fortalezas de la IBERO

La fortaleza de la Iberoamericana está en su experiencia para superar en estos 75 años todo tipo de dificultades. Este aprendizaje ha permitido establecer planes y estrategias que permiten responder a casi cualquier problema —siempre hay excepciones—, ya que su cultura organizacional y los reglamentos dan soluciones puntuales, lo que facilita la tarea, apuntó Van der Mersch Huerta Romo.

La Dra. Espinosa Gómez manifestó que nuestra casa tiene fuerte presencia entre las universidades públicas y privadas del país, pues tenemos una planta docente destacada, programas innovadores que hoy se replican en otras instituciones y una vida interna que destaca por su libertad, diversidad y pluralidad, lo que hacen de la IBERO “la universidad privada más pública de todas”.

En el sentido más práctico, el Mtro. Turnbull Buenrostro señaló que otra de las fortalezas de este centro educativo jesuita es su salud financiera, aspecto que ayuda a tener a los mejores académicos y académicas, y equipar con las mejores herramientas tecnológicas los laboratorios, salones y espacios universitarios. 

Aunque la IBERO destaca en varios rubros, los entrevistados resaltan el espíritu crítico de la institución, y aceptan que hay terrenos donde se debe mejorar para acrecentar la ya de por sí buena presencia de nuestra casa de estudios. Trabajar a nivel de uso de la información, en los canales de comunicación entre áreas y departamentos, y algunos detalles a nivel administrativo. 

Finalmente, coincidieron que la acreditación es relevante porque permite entender en qué puntos se debe trabajar. Además, es innegable que en un mundo globalizado, en el que debemos interactuar con otras universidades, nos ayuda a demostrar que lo que estamos haciendo es pertinente, correcto, confiable y adecuado.

La UDUAL analizará cuatro indicadores generales: 

  1. Plan de desarrollo institucional: plantea el rumbo y si este modelo está asumido desde todas las instancias de la Universidad; si las áreas están alineadas con él, y cuáles serían las principales acciones que cada una de ellas lleva a cabo. Además, hay algunos indicadores importantes, como la estructura organizacional, órganos colegiados, accesibilidad y el uso de sistemas de información.
  2. Recursos de la institución: si se emplean de manera adecuada, pero eso es palpable al ver los espacios con los que cuenta la Universidad; a nivel de instalaciones, recursos humanos y tecnológicos, que permitan ejecutar tareas de enseñanza, vinculación, investigación, de servicio y administrativos. 
  3. Procesos de evaluación interna y externa: la cultura de la evaluación es muy importante para la IBERO, pues a partir de la revisión puntual de todas las actividades que se llevan a cabo, se pueden tomar decisiones de acuerdo con los objetivos que se persiguen y trazan, para la vida institucional de nuestra casa de estudios.
  4. Pertinencia de programas de bienestar universitario: son fundamentales para el desarrollo de la comunidad universitaria. En la actualidad, nuestra institución cuenta con varias propuestas a nivel de desarrollo académico (por ejemplo, Si quieres, ¡puedes! y Somos Uno Más), deportivo, cultural, de salud, de género, de clima organizacional, entre otros programas.

Nota relacionada:

La Universidad Iberoamericana inicia proceso de autoevaluación institucional internacional

Iván Cabrera

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219