#ANÁLISIS Catástrofes sugieren nuevos escenarios de enseñanza en primarias

Mar, 3 Oct 2017
Las tragedias se pueden transformar en una oportunidad de desarrollo de las ciencias naturales
  • México puede aprovechar la tragedia para replantear la ciencia en las escuelas afectadas por el sismo del 19-S.
Por: 
Dr. Alfredo Sandoval Villalbazo, coordinador del Programa de Servicio Departamental de Física del Departamento de Física y Matemáticas de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México. Investigador Nacional Nivel II (SNI).
Hace cinco años, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) mostró en un estudio que México se ha rezagado en el uso de laboratorios de ciencias en su sistema de educación básica. 16 países de América Latina formaron parte del estudio mencionado y nuestro país ocupó el lugar 15. 
Las cifras recabadas por el BID indican que, de cada cien primarias mexicanas, sólo dos cuentan con laboratorios de ciencias naturales.1 La carencia de espacios apropiados para realizar experimentos ha impactado negativamente en el desarrollo de competencias científicas de varias generaciones de mexicanos y ha sido una da las causas de una alarmante indiferencia social hacia las ciencias duras.2
Los huracanes y terremotos de 2017 hacen evidente la necesidad de profundizar sobre los fenómenos naturales y sobre los límites de su predictibilidad. Una combinación cuidadosamente planeada de videos, notas periodísticas y experimentos imaginativos puede transformar positivamente el panorama de la enseñanza de las ciencias naturales en nuestro país.
Numerosas escuelas primarias deberán ser demolidas a causa de los terremotos de septiembre de 2017. A pesar de la tragedia, la reconstrucción total de un plantel educativo plantea oportunidades de renovación, las cuales pueden incluir el establecimiento de nuevos espacios para realizar actividades prácticas en el área de ciencias naturales. Es un hecho que la ejecución de experimentos favorece el desarrollo de competencias analíticas indispensables para comprender los fenómenos físicos.
Un laboratorio de ciencias para primaria no requiere de gastos exorbitantes. Desde hace años se han formalizado propuestas realistas de prácticas de laboratorio a nivel básico.3 Fenómenos relacionados con el cambio climático, los movimientos de la Tierra y la electricidad pueden ser estudiados en espacios apropiados, utilizándose materiales de bajo costo y equipo elemental resguardado en almacenes escolares simples.
Entre las numerosas opciones de prácticas a realizar resalta la reproducción a escala de sismos. La adaptación de un motor en movimiento a una superficie dada permite simular el efecto de un terremoto. En las escuelas se pueden realizar variaciones de este fenómeno modificando el medio en el cual se transmiten las vibraciones (se puede utilizar agua, arcilla o gelatina). 
Las observaciones sobre los efectos en las superficies debidos al tipo de material transmisor permiten comprender lo que ocurre en el Valle de México durante los movimientos telúricos. Adicionalmente, el funcionamiento de una alarma sísmica también puede ser reproducido en un laboratorio.
México aún se encuentra superando numerosos desastres naturales ocurridos durante el 2017. La comprensión de este tipo de fenómenos por parte de las nuevas generaciones contribuirá a crear una cultura de prevención basada en el conocimiento científico. El acercamiento práctico de la niñez a la ciencia es indispensable para enfrentar los retos que el siglo XXI plantea para nuestro país.
Referencias:
1 M. Carbol y M. Székely, “Educación para la transformación”, Banco Interamericano de Desarrollo, 2012 (ver anexo 6.1, páginas 230 a 235). http://idbdocs.iadb.org/wsdocs/getDocument.aspx?DOCNUM=37259235
2 A. Sandoval-Villalbazo, “Indiferencia social a la ciencia, obstáculo para el Nuevo modelo educativo”, Prensa Ibero, lunes 12 de junio de 2017. http://www.ibero.mx/prensa/indiferencia-social-la-ciencia-obstaculo-para...
 3 “S.A. Alaniz Álvarez y A.F. Nieto Samaniego, “Experimentos simples para una Tierra complicada”, Centro de Geociencias, Universidad Nacional Autónoma de México (2011). http://www.geociencias.unam.mx/geociencias/experimentos/serie/libro3_arq...
prl/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219