Celebra IBERO primera macroclausura de diplomados 2019

Mié, 10 Abr 2019
Se graduaron cerca de 200 estudiantes, pertenecientes a 16 diplomados en áreas tan diversas como humanidades, artes, ciencias sociales, negocios y tecnología
  • La IBERO celebró su primera macro clausura de Diplomados 2019.
  • Mtro. Randolfo González de la Mora, director de Educación Continua de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.
  • Se graduaron cerca de 200 estudiantes, pertenecientes a 16 diplomados.
  • Esta fue la primera de tres ceremonias de graduación del 2019.
  • La IBERO busca formar a las y los mejores para el mundo.
Por: 
Diego Miguel Ángel Rivera Mares, responsable de Investigación de Tendencias y Mercados de la DEC de la IBERO

Al celebrarse la primera macroclausura del año, el Mtro. Randolfo González de la Mora, director de Educación Continua de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, subrayó que es la primera de tres ceremonias de graduación que se tienen contempladas para realizarse este 2019, lo cual es “muestra de la creciente preferencia y aceptación social por los programas de formación para la vida que ofrece la IBERO”.

De igual forma, señaló que tras un proceso de cambio dentro de su dirección, se ha “reforzado la capacidad de comercialización de programas de catálogo”, lo cual se realiza trimestralmente, con el pleno objetivo de consolidación para “mantenerse como un fuerte proveedor corporativo de procesos formativos por demanda”.

Además, se ha “fortalecido una línea social de relevancia pública con una oferta innovadora y pertinente en derechos humanos en alianza con el Museo Memoria y Tolerancia (Defensa y promoción de los Derechos Humanos de la comunidad LGBT+, Educación para la Paz y Derechos Humanos, Justicia Transicional con enfoque en derechos humanos, Nueva Justicia Laboral y Derechos Humanos, Políticas democráticas para una nueva seguridad ciudadana, Seguridad Nacional, Democracia y Derechos Humanos).

La apuesta de la DEC es mantener una educación de calidad y adecuada que no sólo sea accesible para las personas que viven en la Ciudad de México, sino que trascienda y se acrecenté con la “capacidad de vinculación, impartiendo aprendizaje a lo largo y ancho de la República Mexicana y, finalmente, hemos matriculado alumnado en casi todos los países de América Latina gracias a nuestros programas en línea (Acceso a la Justicia, Enfoque Feminista de la Teología Cristiana, Redes Sociales y Marketing Digital)”.

Los números que se presentaron durante la ponencia del Mtro. González fueron favorables, pues se tiene registro que de 2016 a 2018 se ha atendido a una población cercana a los 32 mil alumnos y, se ha cumplido con las exigencias de formación de 20 mil funcionarios públicos en todo México, pertenecientes a los tres niveles de gobierno. También destacó la estrecha colaboración nacional con importantes corporativos, como Peugeot, Coppel, la Organización Editorial Mexicana y Bachoco, entre otros.

Coincidió en que “estos logros sólo tienen sentido al ser alineados por una óptica implacable: nuestra visión y misión como Dirección de Educación Continua gira en torno a fortalecer el Modelo Educativo de la IBERO, el cual busca formar ¡no a los mejores del mundo, sino a los mejores para el mundo!”.

El enfoque de la IBERO pretende generar en su alumnado conciencia crítica, generosa y comprometida para servir a un bien superior: “la transformación radical de México en un país verdaderamente equitativo, justo, democrático e incluyente, sin distinción étnica, religiosa, económica, cultural o ideológica”.

Durante su ponencia, hizo una reflexión crítica sobre la compleja coyuntura sociopolítica por la que atraviesa México, y en la que acentuó que “no es posible transformar a México, recurriendo a procesos de gestión verticales, unilaterales y ejerciendo estrategias selectivas de comunicación que fortalecen la incertidumbre, ni mucho menos cuando se está suprimiendo la voz y la gestión gubernamental de las palabras víctimas” y ciudadanos”.

“México no es un pueblo maleable a capricho de las coyunturas partidistas y sujeto a verdades ocultas, a medias o inconfesables, México es fundamentalmente un país de víctimas que exigen ser escuchadas, visibilizadas y apoyadas para que se ejerza justicia, nunca olvido y mucho menos un perdón motivado por presiones políticas”.

“Tomando en cuenta lo anterior, el único proyecto viable que observa la IBERO estriba en colocar al ciudadano al centro de cualquier estrategia de desarrollo y a las víctimas en el corazón de ese centro; de no lograrse, toda propuesta de gestión pública y privada caerá en el terreno de la parcialidad estratégica, demagógica o cínica, misma que el voto de la realidad habrá de situar en su justa dimensión.

Finalmente, se insistió en que “la IBERO está dispuesta a colaborar con quienes desean un México mejor… por favor recuerden siempre ser los mejores para el mundo, compartiendo su talento, inteligencia, conocimientos y capacidad de transformación sólo al servicio de los desprotegidos, esos 62 millones de mexicanos violentados por la pobreza”.