Celebran en la IBERO misa por el 30 Aniversario luctuoso de los Mártires de la UCA

Vie, 15 Nov 2019
La eucaristía se llevó a cabo en la Capilla Universitaria San Francisco Javier
  • En la IBERO se celebró una misa por el ’30 Aniversario luctuoso de los Mártires de la UCA’.
  • La eucaristía fue celebrada por los Padres David Fernández y Humberto José Sánchez.
  • El P. David dijo que hacer memoria de los mártires es hacer memoria de una manifestación del amor de Dios en la historia.
  • La figura de los jesuitas mártires es inspiradora del actual Rectorado.
  • En el atrio de la capilla de la IBERO se montó una exposición con fotografías de los seis jesuitas y sus dos colaboradoras.
  • En primer plano, Ignacio Ellacuría.
  • Autoridades universitarias observaron y reflexionaron sobre la exposición.
  • Con la misa y la exposición, la IBERO CDMX quiso sumarse a las actividades en recuerdo de los Mártires de la UCA.
  • Integrantes de la Comunidad IBERO asistieron a esta conmemoración.

En la Universidad Iberoamericana Ciudad de México se celebró una misa por el ’30 Aniversario luctuoso de los Mártires de la UCA’, los seis jesuitas y dos mujeres que fueron asesinados el 16 de noviembre de 1989 en San Salvador, El Salvador, en el contexto de la guerra civil que en esa época había en ese país centroamericano.

La misa, acontecida en la la Capilla Universitaria San Francisco Javier, fue oficiada por los Padres David Fernández Dávalos, Rector de la IBERO; y Humberto José Sánchez Zariñana, académico del Departamento de Ciencias Religiosas.

En la homilía, el Padre David dijo que, al hacer, ahora, memoria de los mártires de la Universidad Centroamericana ‘José Simeón Cañas’ de El Salvador (UCA), “en realidad estamos haciendo memoria de una manifestación del amor de Dios en la historia”.

Y es que explicó que, en su opinión, un signo inequívoco de la presencia de Dios y de su bondad en la historia, a través del cual Él se revela, es el de los mártires y los santos, “personas que, con su entrega, con su decisión, con su lucidez, con su generosidad, transparentan un modo de ser de Dios. Y es en ellos, en ellas, que encontramos, entre muchas otras maneras, la revelación de Dios”.

Esta presencia salvífica de Dios en la historia, a través de personas que lo transparentan y tratan de vivir conforme a los valores del Evangelio, viene a cuento con la celebración del aniversario luctuoso de los mártires de la UCA: Amando López, Segundo Montes, Joaquín López y López, Juan Ramón Moreno, Ignacio Martín-Baró e Ignacio Ellacuría, jesuitas; y sus colaboradoras, Elba Ramos y su hija Celina Ramos.

Cada uno de esos jesuitas se dedicaba a un trabajo distinto (a la pastoral, a la educación popular, otro era psicólogo y Ellacuría se desempeñaba como Rector de la UCA), como es la Compañía de Jesús, diversa en sus apostolados, pero impulsada por un mismo espíritu, el espíritu de servicio. “Y particularmente en El Salvador, al servicio de un pueblo pobre, de un pueblo reprimido, de un pueblo crucificado, como decían Jon Sobrino y el propio Ignacio Ellacuría”, mencionó el Mtro. Fernández Dávalos.

Agregó que de los seis jesuitas asesinados quien más irritaba era el Rector Ignacio Ellacuría, con su denuncia profética y con la actividad de la Universidad Centroamericana, comprometida con los sectores populares y con los campesinos, principalmente; y quien denunciaba una estructura injusta de distribución de la riqueza y de participación en los bienes de la tierra en El Salvador.

Por lo dicho, el Padre David dijo que la figura de estos jesuitas mártires es inspiradora del actual Rectorado y administración de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, “en la medida en que es el compromiso de los cristianos y las cristianas con aquellos que más sufren y con aquellos que son excluidos lo que hace creíble la posibilidad de la existencia de un Dios misericordioso, de una Iglesia servidora de Jesucristo, del Jesucristo del Evangelio que acogía a la viuda, al huérfano, al extranjero, el leproso, al enfermo”.

En esa medida, una Universidad de inspiración cristiana, como es la IBERO, “puede igualmente ser seguidora del Señor Jesucristo, puede hacer transparente su compromiso con el Evangelio de Jesucristo y también la opción preferencial por los pobres, que es de la Iglesia toda, no sólo de la Compañía de Jesús”.

Por todo ello, para el Padre Fernández es importante que no se deje pasar una efeméride como la del 30 Aniversario luctuoso de los Mártires de la UCA, por la que en este momento en San Salvador está habiendo grandes celebraciones, a las que “queríamos unirnos a través de nuestra propia reflexión y de nuestra cercanía con la memoria de estos hermanos y hermanas asesinados por ser consecuentes con su fe y su compromiso con el pueblo de El Salvador”.

Como parte de la celebración de la misa por el 30 Aniversario luctuoso de los Mártires de la UCA, ese día, en el atrio de la capilla de la IBERO se montó una exposición con fotografías de los seis jesuitas y sus dos colaboradoras.
 
Dicha exposición, que ahora puede verse en la explanada del Auditorio José Sánchez Villaseñor, fue realizada por la Coordinación de Creación y Reflexión Artística de la IBERO, en colaboración con la Universidad Centroamericana ‘José Simeón Cañas’ de El Salvador, que proporcionó las fotografías; así como la Coordinación Identidad y Misión de la IBERO, que redactó los textos que acompañan las imágenes.

 

Texto y fotos: PEDRO RENDÓN/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219