#CIENCIA NASA vence a Trump y lanza satélite contra calentamiento global

Vie, 16 Ago 2019
El satélite ofrecerá datos de concentraciones de CO2 producto de la actividad humana
Conocido como proyecto OCO3, había sido cancelado en el año 2017. En 2018 recuperó sus fondos y actualmente opera en tiempo y forma
  • (Imagen: pixabay.com).
Por: 
Dr. Alfredo Sandoval Villalbazo, académico del Departamento de Física y Matemáticas de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México e Investigador Nacional Nivel II (SNI). Twitter: @Fred_FisMat

El monitoreo de gases de efecto invernadero en nuestra atmósfera es esencial para dimensionar apropiadamente el fenómeno del calentamiento global. En este contexto, la tecnología satelital contemporánea hace posible estudiar detalladamente los efectos de la quema de combustibles fósiles sobre la temperatura del planeta. A pesar de la importancia de este tipo de labor de investigación, los fondos para la operación del satélite de última generación de la NASA (OCO3) para este fin habían sido suspendidos por la administración Trump durante el año 2017. 1

La oposición a la iniciativa del presidente Trump de recorte presupuestal a proyectos de la NASA hizo posible que los fondos para OCO3 fueran restaurados por el Congreso de los Estados Unidos. 2 El satélite fue puesto en órbita en mayo del 2019 y se espera que tenga una vida funcional de tres años a partir de su fecha de lanzamiento.

Cuando la luz solar es reflejada sobre la superficie terrestre, una fracción de los fotones en la banda infrarroja interactúa con las moléculas de CO2. Esta interacción causa un aumento de la temperatura global debido al incremento de la densidad radiativa provocada por las altas concentraciones de dicha molécula. 3 Los espectrómetros instalados en OCO3 muestran las líneas de absorción de la radiación y permiten identificar con detalle los efectos de la actividad humana sobre el calentamiento global en distintas regiones del planeta.

Las misiones satelitales para monitoreo de CO2 atmosférico complementan el trabajo de laboratorio inicialmente realizado por el equipo de Charles Keeling. 4 Las mediciones de OCO3 no sólo serán útiles para mostrar claramente a todos los sectores de la sociedad la física inherente al calentamiento global antropogénico, sino también harán posible establecer mapas urbanos y forestales para afinar estrategias de reducción de emisiones. Este tipo de trabajo científico es indispensable para enfrentar exitosamente la crisis climática actual.

Referencias:

1 A. Sandoval Villalbazo, “Pierde NASA apoyo financiero para monitoreo de gases atmosféricos”, Prensa Ibero, 14 de mayo 2018. https://ibero.mx/prensa/ciencia-pierde-nasa-apoyo-financiero-para-monitoreo-de-gases-atmosfericos

Este artículo también fue difundido por UNAM Global y se encuentra en la dirección electrónica: http://www.unamglobal.unam.mx/?p=39663

2 Ethan Siegel et al., “Winners and losers in NASA´s budget for 2018 and beyond”, Forbes Online, March 27th, 2018. https://www.forbes.com/sites/startswithabang/2018/03/27/winners-and-losers-in-nasas-budget-for-2018-and-beyond/#f0746112ca1d

3 R.T. Pierrehumbert, “Infrared radiation and planetary temperature”, Physics today 64, 1, 33 January 2011. https://geosci.uchicago.edu/~rtp1/papers/PhysTodayRT2011.pdf

4 Los niveles de dióxido de carbono terrestres son reportados diariamente por el instituto SCRIPPS de la Universidad de California en San Diego y están disponibles en la dirección Web:  https://scripps.ucsd.edu/programs/keelingcurve/

PRL/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219