Contingencia de COVID-19 convertirá brecha digital en brecha de aprendizaje

Mar, 31 Mar 2020
Vicerrectora de la IBERO habla del impacto que tiene y tendrá la contingencia en la educación de las y los estudiantes de México
  • Sylvia Schmelkes, vicerrectora académica de la IBERO.

La presente contingencia por la pandemia del coronavirus que, entre otras medidas, ha impuesto la suspensión temporal de clases presenciales en todas las escuelas del país, hará que la gran brecha digital que ya existía en México se convierta en una brecha de aprendizaje, señaló la Mtra. Sylvia Schmelkes del Valle, vicerrectora académica de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

Debido a que para continuar con la enseñanza y el aprendizaje de su alumnado diversas instituciones educativas están haciendo frente al aislamiento y distanciamiento social a través de la tecnología, con la impartición de clases online, han quedado en una enorme desventaja los educandos que no cuentan con conexión a internet y computadoras en sus casas y zonas de residencia.

Y si bien algunos (as) de aquellos sin acceso a internet solventaban la falta de conectividad en sus hogares al acudir a cibercafés, donde realizaban sus tareas y trabajos escolares, por el momento no podrán asistir a varios de estos negocios, que se han visto obligados a cerrar mientras dura el confinamiento, con el fin de evitar aglomeraciones de personas que aumenten el riesgo de contagio de coronavirus.

De tal suerte, aunque “está muy bien que echemos mano de la tecnología para tratar de subsanar los problemas que nos causa el no poder tener clases presenciales, cara a cara, hay que pensar en otras modalidades también a distancia”, dijo Schmelkes, quien en este sentido sugirió retomar a la televisión y a la radio, medios de comunicación que habían caído en un proceso de desuso en cuanto a educación se refiere.  

“Tendríamos que empezar a recuperar esos dos medios que están al alcance de la mayor parte de la población, y que podrían volver a ser utilizados para ir cerrando esta brecha en los aprendizajes, que es lo que verdaderamente nos preocupa”.

Televisión y radio ayudarían a enriquecer los ambientes de las y los niños que carecen de los recursos necesarios para tener internet y computadoras en sus hogares, y de esta manera continuarían aprendiendo, y de mejor manera, con cierta independencia del contexto en el que se encuentran.

En cuanto a qué niveles educativos podrían resultar más afectados por la contingencia, la Vicerrectora dijo que la educación primaria y la secundaria, ya que por su edad, las y los estudiantes de esos niveles, los inferiores, se aburren al estar confinados en sus casas; razón por la cual necesitan tener días muy balanceados en cuanto a las actividades que realizan, de manera de que tengan tiempo para jugar, para ejercitarse físicamente y para concentrarse en sus actividades de aprendizaje escolar.

Caso contrario es el de las y los alumnos de educación media superior y superior, que al tener una mayor edad, tienen una mayor autorregulación y autodisciplina, que les hacen más capaces de organizar, ellas y ellos mismos, su tiempo “de manera más inteligente o más coherente”. 

Lenguaje y matemáticas, prioridades al regresar a clases

No obstante que para la Mtra. Schmelkes no existe el riesgo de perder el ciclo escolar, que termina en junio, sí considera que las instituciones educativas, sus autoridades y docentes, al regresar a las aulas, deben establecer prioridades y organizar los tiempos de manera distinta, para recuperar rápidamente los aprendizaje perdidos por la contingencia.

Para tal efecto, durante el confinamiento, y sobre todo en las vacaciones, las y los profesores deberán preparar muy bien sus clases, para que estén listos cuando sea hora de volver a las escuelas y universidades.
 
El reto más grande es cómo podrá el cuerpo docente brindar conocimientos que a las y los alumnos les resulten significativos, atractivos, que les despierten su capacidad de asombro, que tengan que ver con sus intereses y sus gustos. Y también, cómo podrán las y los maestros vincular eso, dependiendo del grado escolar, con la adquisición del domino del lenguaje oral y escrito, y de las matemáticas. 

Lo anterior, mencionó la Vicerrectora, es debido a que el lenguaje hablado y escrito, y el pensamiento matemático, son dos áreas que requieren una enseñanza sistematizada para poder producir aprendizajes. Por ello, en estas dos hay que poner especial atención cuando se regrese a las aulas. 

Su importancia es tan grande que al volver a clases las y los profesores podrían dejar de preocupase por un tiempo de las demás materias, o vincular a éstas con el desarrollo del lenguaje y del pensamiento matemático, de tal manera que puedan recuperar el tiempo perdido, para avanzar en el dominio del lenguaje y las matemáticas, “que son absolutamente fundamentales para aprender lo demás y para seguir aprendiendo a lo largo de la vida”.

Otro aspecto fundamental que se está perdiendo por la contingencia por el coronavirus es la capacidad de socializar, sobre todo con los amigos. Por lo que, desde el punto de vista de Sylvia Schmelkes, al retornar a los centros educativos habrá que darle mucha importancia a  los tiempos de esparcimiento, que deben tener todas las escuelas, y hacerlo de una manera supervisada, para asegurar que esos sean de nuevo momentos de construcción de comunidad.

Y por otro lado, hay que “darle mucho énfasis al aprendizaje colaborativo al interior de las aulas, de manera que el estudiantado pueda volver a aprender de manera social, de manera colectiva, colaborando unos con otros, enseñándose unos a otros; para recuperar este aspecto de socialización, que es absolutamente fundamental, y que también con esta contingencia estamos perdiendo”.

Te invitamos a revisar nuestro sitio especial IBERO COVID-19

Texto y foto: PEDRO RENDÓN/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219