Conviven Rector y claustro académico con motivo del 'Día del Maestro y la Maestra'

Lun, 9 Mayo 2022
El Dr. Luis Arriaga Valenzuela, S. J., ofreció un brindis al profesorado de la Universidad
  • Los asistentes se dieron cita en el Espacio Montserrat de la IBERO (Alberto Hernández/IBERO).
  • El Rector de la IBERO, Dr. Luis Arriaga Valenzuela, dirigió un discurso de agradecimiento a las y los docentes (Alberto Hernández/IBERO).
  • El Dr. Luis Arriaga Valenzuela celebró la entrega que significa el ejercicio continuo de la docencia (Alberto Hernández/IBERO).
  • El Rector dijo que las y los docentes son quienes ayudan a que la misión de la IBERO florezca en el alumnado (Alberto Hernández/IBERO).
  • Alejandro Acuña Limón, presidente de API (Alberto Hernández/IBERO).
  • De izquierda a derecha: Dr. Alejandro Anaya, vicerrector académico; y Dr. Luis Arriaga, Rector (Alberto Hernández/IBERO).
  • José Martín Íñiguez Ramos, tesorero de API (Alberto Hernández/IBERO).
  • "El ser profesor, el ser profesora, no es un trabajo, es una vocación": Dr. Luis Arriaga (Alberto Hernández/IBERO).
  • El Rector saludó a quienes integran la Asociación de Profesores e Investigadores (API) (Alberto Hernández/IBERO).
  • El Rector convivió con el profesorado en el marco del 'Día del Maestro y la Maestra' (Alberto Hernández/IBERO).

En un ambiente de festejo, con motivo de la próxima conmemoración del Día del Maestro y de la Maestra, el Dr. Luis Arriaga Valenzuela, S. J., Rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, ofreció un brindis al profesorado de esta institución educativa.

En el convivió, convocado por la Asociación de Profesores e Investigadores (API) y acontecido en el Espacio Montserrat, el Rector destacó que las y los docentes son quienes ayudan a que la misión de la IBERO florezca en el alumnado. Por eso, el Doctor Arriaga manifestó su alegría de estar en el brindis, “para honrar a las maestras y a los maestros”, a quienes han optado por este camino.

Optar por este camino (la docencia), es también recibir mucho más de lo que se pensaba al principio, porque las y los alumnos “siempre nos van a estar cuestionando, y es aprender siempre a lo largo de nuestro camino”.

A todas y todos los profesores, sean de tiempo completo o de asignatura, lleven toda una vida en la IBERO o vayan comenzando, el Padre Luis les dijo que cuentan con su ayuda, que tienen en la Rectoría un apoyo para que puedan hacer su labor bien y con excelencia, “la excelencia que nos da el ser parte de esta universidad jesuita”.

“Conozco y tengo en cuenta los retos constantes a los que se enfrentan: la necesidad de actualización, la exigencia de herramientas tecnológicas y muchas veces la incertidumbre que aún impera en estos días. Y esto demanda del claustro de la IBERO también, más que nunca, tener un sentido comunitario. Y eso es lo que les pido que tengamos, un sentido de cuerpo, un sentido comunitario, que estemos siempre abiertos al diálogo y a las propuestas de las personas que están aquí reunidas”.

Asimismo, Arriaga Valenzuela celebró la entrega que significa el ejercicio continuo de la docencia, la cual, subrayó, no es un trabajo. “El ser profesor, el ser profesora, no es un trabajo, es una vocación, porque le dota de sentido a nuestras vidas. Nosotros vemos ahí realizado un proyecto de vida y eso es lo que de veras le da rumbo a nuestra vida y hace que esté llena de sentido”.

A la comunidad de profesores y de profesoras de la IBERO, que tiene confianza en la enseñanza, le pidió fungir como una red, una red de crecimiento para ser más Ibero, y encargarse de la realidad, como dice Xavier Zubiri.

Aunque a veces ser profesor(a) tiene sus dificultades, y ejercer la docencia no supone para quienes lo hacen dejar de reconocerse como vulnerables, el Rector pidió al claustro festejar, festejar que en ocasiones el alumnado puede ser difícil, pero que eso les enseña a crecer también, a ser a veces compasivos y a veces exigentes. A ser de distintas maneras, atendiendo los tiempos, lugares y personas; como decía San Ignacio.

Por último, el Dr. Luis Arriaga Valenzuela pidió al profesorado seguir confiando en ellas y ellos mismos, en que su conocimiento va a perdurar mucho tiempo, como lo han dicho los grandes pensadores de la historia.

El Dr. Alejandro Acuña Limón, presidente de la Asociación de Profesores e Investigadores, dijo por su parte, que “se sabe que la excelencia de las instituciones empieza y se mantiene con la calidad de sus maestros-investigadores. Por ello, en API queremos seguir siendo ese factor que distinga a nuestra querida universidad”.

Es así que el día de hoy, 49 años después de la fundación de API, “nos reunimos para refrendar ese compromiso de seguir apoyando la excelencia académica de la IBERO ante el Padre Rector, el Vicerrector y todas las autoridades que los acompañan”.

Texto: PEDRO RENDÓN.

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219