COVID-19 magnifica vulnerabilidad de personas con discapacidad

Mar, 26 Mayo 2020
En nuestro país, como en muchos otros, hay brecha entre las políticas y las prácticas inclusivas para la atención de niños, jóvenes y adultos con discapacidad, la pandemia la recrudece y la coloca en un escaparate que exhibe la realidad
  • La ONU pidió a los gobiernos que las personas con discapacidad estén en el centro de la respuesta al COVID-19 (gaptain.com/blog)
Por: 
Mtra. María Edith Reyes Lastiri, coordinadora del Programa Somos Uno Más de la Universidad Iberoamericana

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) informó el pasado 6 de mayo pasado que el estado actual de pandemia “vulnera a discapacitados” y solicita a los gobiernos "medidas inclusivas contra el virus”.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, expuso que las personas con discapacidad tienen mayor probabilidad de vivir en la pobreza, y que sufren tasas mayores de violencia, abandono y abuso. Con base en estas afirmaciones reflexiono sobre lo que que ocurre en nuestro país, porque efectivamente, hay millones de personas con discapacidad que están en desventajas por encima de la población en general.

Te invitamos a revisar nuestro sitio especial IBERO COVID-19

Entiendo el contexto COVID-19 que tenemos en el mundo, en Latinoamérica, en el país, en la Ciudad de México, identifico, que la pandemia intensifica las desigualdades en numerosos aspectos, pero también entiendo que la atención a las personas con discapacidad es una necesidad ineludible.

Sabemos que personas con discapacidad se enfrentan a dificultades para el acceso a sanidad pública;  se enfrentan a barreras para recibir información; para desplazarse;  llegar a hospitales; para escuchar en caso de presentar sordera, parecidas peripecias para las personas ciegas, para realizar trámites, para tener un empleo, para enfrentar el periodo de aislamiento y más.

El acceso a los derechos de las personas con discapacidad es una cuestión de políticas públicas porque hemos aceptado, firmado y ratificado leyes mundiales, porque tenemos leyes nacionales que protegen los derechos de esta población y estar sin una atención garantizada, alineada  a estas leyes, evidencia las lagunas que conocemos y vivimos en nuestros sistemas de organización política. Por estas experiencias, es vigente el mensaje del Sr. Guterres cuando urge a los gobiernos a que las personas con discapacidades estén en el centro de la respuesta al COVID-19”. Él mismo señaló que “cuando aseguramos los derechos de las personas con discapacidad, estamos invirtiendo en un futuro común".

En nuestro país, como en muchos otros,  hay brecha entre las políticas y las prácticas inclusivas para la atención de niños, jóvenes y adultos con discapacidad, la pandemia la recrudece y la coloca en un escaparate que exhibe la realidad.

Suena sencillo pensar que atender lo que dicen las legislaciones, atender lo que se escribió, se firmó, se aprobó, es suficiente para identificar que las personas con discapacidad tienen todos los derechos como tú y yo. Sin embargo, su visibilidad sigue siendo poca y la atendemos cuando "nos toca”.

Que pena que seamos conscientes sólo cuando nos toca, porque es en ese momento, cuando dimensionamos con toda claridad, que las personas con discapacidad son un colectivo vulnerable; con necesidades que no tomamos en cuenta. Sin embargo, no necesitamos que “nos toque” o vivir con discapacidad, podemos entender que TODOS, estamos en el mismo océano, que tenemos los mismos derechos y que como mencionó el diplomático de la ONU: "Debemos garantizar la igualdad de derechos de la gente con discapacidad, de acceso a cuidados sanitarios y de procedimientos que les salven la vida".

Les comparto que hay iniciativas que generan esperanza y confianza en el panorama desolador que representa la atención a las personas con discapacidad en tiempos de Covid 19, cito a Yo También, informativo enfocado a hacer visible el caudal de necesidades de las personas con discapacidad, promueve distintos caminos para favorecer la inclusión de ellas en todos los espacios de la sociedad.  Sus fundadoras Katya D´Artigues y Bárbara Anderson, recién han cumplido un año de iniciada su experiencia y se han convertido en un referente para encontrar la información veraz y accesible sobre contenidos de y para las personas con discapacidad.

Si conoces a personas con discapacidad, compárteles los links que están al final de este artículo, consulta la página del newsletter Yo También y promuévelo. Hace falta que más personas conozcan lo que se hace por esta población y sobretodo, piensa que si para ti es difícil o complicado estar en confinamiento, a ellos y ellas se les magnifican las situaciones cotidianas en el contexto COVID-19.

Finalmente me gustaría reflexionar acerca de que no debemos olvidar que tener discapacidad, es una condición que podemos experimentar todos, en algún momento de la vida.

Te recomiendo:

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219