Egresada defiende ante Senado derechos de jóvenes con discapacidad intelectual

Mié, 24 Abr 2019
Andrea López Rubio, egresada del Programa Somos Uno Más de la Universidad Iberoamericana, habló frente a la Cámara de Senadores en donde pidió igualdad de condiciones para personas con discapacidad intelectual
  • Andrea López Rubio, es egresada del Programa Somos Uno Más (Valentina González/IBERO).

Andrea López Rubio, quien estudió en el Programa Somos Uno Más de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, trabaja en visibilizar a personas con discapacidad intelectual, así como en defender sus derechos a la educación, a tener un empleo y a la no discriminación.

Ella tuvo la oportunidad de hablar frente a los integrantes de la Cámara de Senadores a quienes les pidió la construcción de políticas públicas que favorezcan las oportunidades laborales para las personas con discapacidad intelectual. Asimismo, que tanto las empresas como las instituciones acaben con los esquemas tradicionales que los relegan.

“Queremos igualdad en capacitaciones, sueldos y prestaciones para promover nuestra independencia económica y no ser una carga en nuestros hogares. Somos capaces, tenemos diferentes talentos y sólo queremos que nos dejen demostrarlo. Somos responsables y queremos ser visibles ante el mundo laboral con contratos que nos exijan y protejan con derechos y obligaciones universales”, expresó López frente a legisladores.

La joven de 27 años aseguró que las personas con discapacidad pueden participar activamente en talleres laborales que no sean sólo de oficios tradicionales, sino en otros (como finanzas personales) que apoyen su independencia. Enfatizó que no quieren ser una carga para la sociedad ni para sus familias y mucho menos sentirse relegados o escondidos de la sociedad.

“Si desde esta tribuna nos apoyan, juntos podemos cambiar las políticas públicas y los paradigmas sociales. Como ciudadanos, tenemos ganas de aprender, trabajar y contribuir. Somos capaces de crecer, entender y cooperar al desarrollo de nuestras comunidades”, dijo la joven, quien reconoció que gracias a sus padres ha tenido oportunidades que muchas veces no goza una persona con discapacidad intelectual.

Añadió: "Debemos apoyar a la sociedad en preparación académica y docente, reconocimiento social y derechos ciudadanos. Debe prepararse para recibirnos y darnos opciones. Queremos trabajar en los programas de difusión para que conozcan nuestros logros y avances. Sí podemos hacer una diferencia y apoyar la mejora social que México necesita".

López Rubio se desempeña como autogestora -personas con discapacidad intelectual que se organiza en grupos en donde analizan temas que les preocupan, defienden sus derechos y visibilizan su colectivo-. El objetivo es que sus opiniones sean tomadas en cuenta en temas que los afectan, darse a conocer y mostrar de lo que son capaces.

La egresada de la IBERO platicó que desde hace 10 años forma parte de la organización sin fines de lucro Best Buddies, dedicada a mejorar la calidad de vida de jóvenes con discapacidad intelectual a través de tres programas: amistades, empleos y embajadores.

De hecho, se desempeñó como embajadora de esta organización en donde recibió capacitación y la oportunidad de representar a la discapacidad intelectual en diferentes foros y actividades culturales.

A López Rubio, quien ha trabajado en Cinepolis y en Nestlé Purina, entre otros espacios laborales, le gustaría dedicarse a dar conferencias para hablar acerca de su experiencia, para que la gente entienda que “la discapacidad no es ninguna enfermedad, somos igual que todos”. En ese sentido, reconoció el trabajo, el amor, la paciencia y la dedicación de su papá, quien la ayuda a cumplir uno de sus retos: hablar frente al público.

Valentina González/ICM