Egresado habla de ‘Los retos de la fiscalización a la economía digital'

Lun, 28 Oct 2019
Como experto en el tema, afirma que reglas de tributación internacional son anacrónicas
  • Lic. Luis Rodrigo Salinas Olvera, especialista en tributación internacional y egresado de la Licenciatura en Derecho de la IBERO.

Las reglas de tributación internacional son anacrónicas, pues se crearon hace más de cien años cuando los negocios, como dicen los estadounidenses, eran de ‘ladrillo y cemento’, es decir, eran tangibles, fijos y con mucho personal, dijo el Lic. Luis Rodrigo Salinas Olvera, especialista en tributación internacional y egresado de la Licenciatura en Derecho de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

En la actualidad ese modelo de negocios ya es viejo, toda vez que hoy en día una plataforma digital, sin tener presencia física en alguna jurisdicción, como México, puede obtener muchos recursos de esa economía, agregó en una entrevista que dio previo a impartir en la IBERO la ponencia ‘Los retos de la fiscalización a la economía digital’, en el marco de la presentación de la Especialidad en Derecho Tributario Internacional, nuevo posgrado de esta Universidad.

Mencionó que, debido a que en esas reglas de tributación internacionales y centenarias descansan los tratados internacionales en materia fiscal que emite la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la organización está tratando de actualizar esas reglas, principalmente en dos puntos, el nexo y la atribución de beneficios.

El nexo consiste en que, en la actualidad, necesita haber una presencia física en una jurisdicción -que es un establecimiento permanente-, y ya que exista esa presencia física, a ese nexo con esa jurisdicción se le atribuyen beneficios, lo que va a hacer que se paguen impuestos.

Lo que trata de cambiar la OCDE es que no necesariamente tenga que haber una presencia física para que una empresa extranjera o plataforma digital pague impuestos en una jurisdicción. O sea, se está viendo la posibilidad de modificar las reglas, para que la cantidad de usuarios y de ventas en una jurisdicción sean los que generen un nexo sin que necesariamente la empresa o plataforma tenga una presencia física en esa jurisdicción.

Sin embargo, el primer reto a la fiscalización a la economía digital es lograr un consenso mundial entre todas estas jurisdicciones, entre países desarrollados y en vías de desarrollo. Y luego, si se llega a un consenso, el otro reto es cómo implementar los cambios a las reglas, pues las resoluciones de la OCDE son sólo recomendaciones, recordó Salinas Olvera.

Una vía para llegar a ese consenso son los acuerdos comerciales entre países; pero no son suficientes, toda vez que alrededor del mundo hay más de tres mil tratados internacionales en materia fiscal firmados, la mayoría de ellos bilaterales. Entonces no se puede intentar implementar una solución reformando los tratados bilaterales, porque los países tardarían décadas en negociar otra vez sus tratados internacionales; por ello, se tiene que pensar un instrumento multilateral para la economía digital.

Tampoco se puede “meter en un solo saco a todas las plataformas digitales”, porque sus modelos de negocio son distintos, ya que no son el mismo tipo de empresa digital, la que se dedica a conectar al usuario con el chofer (taxis), la que ofrece alojamiento, la que vende productos o la que permite ver una película. “A pesar de que todas son plataformas digitales, tú no puedes crear un solo conjunto de reglas, sino que tienes que ser quirúrgico para intentar cubrir todos los modelos de negocios de las plataformas digitales”.

Nota relacionada:

IBERO lanza Especialidad en Derecho Tributario Internacional

Impuestos a economía digital, uno de los temas de nuevo posgrado de la IBERO

Texto y foto: PEDRO RENDÓN/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219