Es momento de cambiar el rumbo y buscar mayor justicia social: Rector IBERO

Jue, 29 Nov 2018
En la víspera de la toma de posesión de López Obrador, David Fernández Dávalos ofrece “nuestra academia, ciencia y pensamiento a quien lo quiera”
Queremos apoyar de manera crítica hasta que las expectativas del pueblo de México sean colmadas, asegura
  • “Nuestras expectativas son que la nueva administración responda a los deseos y aspiraciones del pueblo de México, que se expresó en las urnas", dijo el Rector (Foto: Alberto Hernández)
  • La celebración del 75 Aniversario de la IBERO “nos sirvió para mirar de dónde venimos, la situación actual de la Universidad y proyectarnos hacia el futuro", expresó David Fernández Dávalos (Foto: Alberto Hernández)
  • En el cierre de actividades del 75 Aniversario de la IBERO, que tuvo lugar en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, el Rector aseguró que el modelo que se ha seguido en política en los últimos 30 años ha generado una sociedad desgarrada (Foto: Alberto Hernández)

El sacerdote jesuita y Rector de la Universidad Iberoamericana, David Fernández Dávalos, enfatizó que, de cara a la sucesión presidencial, estamos ante una oportunidad importante para cambiar el rumbo y enfilarnos hacia un proyecto de mayor justicia social.

Durante la ceremonia del cierre de actividades del 75 Aniversario de la IBERO, que tuvo lugar en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, David Fernández Dávalos planteó la necesidad de encontrar nuevos rumbos, porque “nos hemos dado cuenta de que el modelo de los últimos 30 años ha generado una sociedad desgarrada, empleo precario, no se ha podido superar la pobreza y existe una violencia preocupante”.

Esta celebración, puntualizó, “nos sirvió para mirar de dónde venimos, la situación actual de la Universidad y proyectarnos hacia el futuro; recoger lo que hemos sido, y hemos sido una opción de enorme calidad académica”.

El Padre Fernández Dávalos explicó que ante los graves problemas que enfrenta el país, se requiere de la reflexión universitaria y desde la IBERO quieren ofrecerla a la nueva administración y a quienes, hombres y mujeres de buena fe, quisieran apropiarse de ella.

En segundo lugar, dijo que también necesitamos personas honestas, verticales, éticas, formadas integralmente y de eso queremos igualmente aportar al nuevo gobierno modelos educativos que puedan atender la necesidad de los jóvenes que han sido desatendidos, en los últimos seis años por lo menos, para formarlos como ciudadanas y ciudadanos útiles a la patria.

En tercer lugar, en el tema del compromiso social, el Rector de la IBERO señaló que “queremos ofrecer una mirada crítica, libre, sin condicionamientos ni compromisos, como hemos hecho desde nuestra fundación, para tratar de impulsar un proyecto social mucho más incluyente, más justo, más solidario, que ponga por delante los intereses de las mayorías excluidas o empobrecidas”.

“Ese es el horizonte en el que nos queremos mover, por lo que refrendamos nuestros compromisos, los ofrecemos en este momento de transformación, empeñados en seguir realizando una tarea crítica y propositiva como siempre”.

El Padre David argumentó que la sociedad mexicana está muy agraviada y esto se manifestó en las últimas elecciones.

“Los agravios más importantes –dijo– son estos que mencionaba: seguramente la inseguridad y las violencias es algo que ha lastimado profundamente a la ciudadanía, lo mismo que el tema de la pobreza y la exclusión; el asunto del empleo precario. Yo creo que esos son los principales agravios, junto con el abandono de la juventud, la verdad es que no ha habido opciones de trabajo y de estudio parea millones de jóvenes en el país, por lo menos para 13 millones de ellos que están excluidos. Frente a esos agravios debemos tomar una posición y ofrecer nuestro pensamiento”.

En este entorno, ofreció “nuestra academia, la ciencia y el pensamiento que tenemos a quien lo quiera. Pensamos que esta es una oportunidad importante para cambiar el rumbo y enfilarnos hacia un proyecto de mayor justicia social”.

Fernández Dávalos señaló que “nuestras expectativas son que la nueva administración responda a los deseos y aspiraciones del pueblo de México, que se expresó en las urnas, y que exista un proyecto congruente con lo que se ofreció en campaña, un proyecto de desarrollo del país con superación de la pobreza, con generación de empleo de calidad, con incorporación de los pueblos originarios, de los pueblos indígenas”.

Explicó que la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús entregó al Presidente electo un análisis de cómo ven la situación y algunas propuestas para atender los principales problemas. Esto le fue entregado cuando se reunió con los familiares de los 43 de Ayotzinapa; "ahí se le entregó un documento que está fundamentalmente basado en uno que elaboramos en la Universidad Iberoamericana con un diagnóstico en nueve temas sociales, culturales, económicos, junto con las propuestas que estamos haciendo como institución académica. Él ya lo tiene”.

El Rector de la Universidad Iberoamericana manifestó que también han tenido acercamientos con quienes se van a encargar de las secretarías de Bienestar, del Trabajo, o de Educación, “y hemos ofrecido lo que tenemos y podemos, nosotros queremos que nos vaya bien como país y, si bien hemos definido en este momento nuestra actitud como de apoyo crítico a la nueva administración, tenemos expectativas de ver si este apoyo será merecido o no. Queremos apoyar de manera crítica hasta que las expectativas del pueblo de México sean colmadas”.

Nota relacionada:

Labor social ilumina clausura de festejos de la IBERO en su 75 Aniversario

Jorge Cervantes Magaña/ICM