Estudiantes ponen a la IBERO en 'top ocho' mundial en torneo de derecho

Mar, 20 Abr 2021
Lorenza Urias González, Ana Paula Bucio Pérez, Olga Laniado Dan, Chiara Aguilera Castrejón, Santiago Suárez y Daniel Orozco Macías conformaron el equipo de la IBERO
'The Jessup' congregó a casi 600 universidades de todo el mundo; la IBERO quedó por encima de universidades de renombre como Harvard, Columbia y Oxford
  • De izquierda a derecha: Santiago Suárez, Renata Riveroll, Lorenza Urias, Olga Laniado, Carolina Nogal, Chiara Aguilera, Ana Paula Bucio y Daniel Orozco (Tomada de Twitter/@unhombreacabado).
  • De izquierda a derecha: Ana Paula Bucio, Carolina Nogal, Olga Laniado, Daniel Orozco, Lorenza Urias, Renata Riveroll, Santiago Suárez y Chiara Aguilera (Tomada de Twitter/@AliciaKerber).
  • El Rector de la IBERO, Dr. Saúl Cuautle, durante la charla con integrantes del equipo que participó en 'The Jessup'.

El equipo de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México que compitió en la White & Case Jessup World Cup, el torneo más importante a nivel global de derecho internacional público, quedó entre los ocho primeros lugares de un universo de casi 600 representativos que participaron en esta edición.

El logro de Lorenza Urias González, Ana Paula Bucio Pérez, Olga Laniado Dan, Chiara Aguilera Castrejón, Santiago Suárez y Daniel Orozco Macías debe destacarse, pues ubicaron a la IBERO por encima de universidades de renombre a nivel mundial como Harvard, Oxford o Columbia, y como la mejor de México en este torneo.

Ésta es la tercera ocasión que la IBERO pasa a las rondas internacionales, pero la primera vez que llegan a cuartos de final. Ante la trascendencia del hecho, estudiantes, entrenadores y directivos del Departamento de Derecho sostuvieron una charla con el Rector de nuestra casa de estudios, Dr. Saúl Cuautle Quechol.

El Padre Rector felicitó a las y los alumnos por este logro, fruto del esfuerzo personal. “La IBERO les ha dado herramientas, pero al final está el espíritu emprendedor de cada una y cada uno de ustedes”.

Dijo a las y los participantes que muestran una competencia humana muy importante que es la fortaleza. “Felicitarlos, primero, por eso que Dios les ha dado; y segundo, porque la están aprovechando muy bien porque no es nada más decir ‘tengo mi tesoro y lo guardo’, sino lo tengo y lo utilizo. La Universidad se siente orgullosa por tenerlos, tenerlas”.

También reconoció el papel de los entrenadores y de quienes desde el Departamento de Derecho se unieron para apoyar. De manera especial, felicitó a las familias de las y los jóvenes. “No sólo nos orgullece a quienes estamos en puestos directivos, sino también a quienes están ingresando a nuestra institución, a quienes formamos parte de la comunidad universitaria”.

Finalmente, abrió las puertas de la Rectoría para que tengan un acercamiento con las autoridades y revisar de qué forma se pueden generar más ideas e impulsar el apoyo para este tipo de competencias. “Les tomo la palabra para en cuanto termine este evento, nos encontremos y podamos hacer una evaluación sobre qué cosas podemos hacer mejor”.

Una ardua preparación

The Jessup, como se conoce popularmente, es la competencia más importante a nivel global sobre derecho internacional público y reúne anualmente a 600 universidades en todo el mundo. En esta edición, la Universidad de Sidney fue la institución que salió victoriosa al superar en la final a la Universidad Nacional de Singapur.

El concurso, dijo la coach Renata Riveroll Usabiaga, es una simulación de la Corte Internacional de Justicia. El equipo de la Universidad Iberoamericana primero tuvo que sumar puntos para colocarse entre los primeros sitios y después vino la etapa de eliminación directa. Ya en las rondas finales, se ubicaron entre las ocho mejores instituciones del mundo.

Por su parte, Carolina Nogal, también entrenadora, comentó que The Jessup requiere mucho compromiso porque es muy complicado. Por ello, comentó, las y los alumnos demostraron que son excepcionales porque además de prepararse para el torneo, cumplieron con sus clases, mantuvieron promedios de excelencia y, algunos de ellos, siguieron trabajando.

Y no es para menos, los integrantes del equipo se meten de lleno a la preparación de este concurso, que implican sesiones de lectura, investigación y redacción; entrenamiento de oratoria, preparación del tema y revisión; además del ‘encerrón’ de un mes completo (diciembre), en el que afinan los últimos detalles de la participación.   

Por ello, The Jessup es de mucho compromiso. En cuanto a las etapas, se inicia con sesiones de verano para adquirir conocimiento sobre el derecho internacional; después, viene el trabajo de investigación a partir de la publicación del tema de la competencia (en septiembre lo da a conocer la International Law Students Association, organizadora del evento); y finalmente la ronda oratoria.

Cabe destacar, como dijo Lorenza Urias, que no se trata de un concurso de oratoria sino de derecho. “No se trata sólo de decirlo bien, sino tener un absoluto dominio del derecho y del tema”, de ahí que el trabajo de escritorio es vital para poder tener una buena participación.

La meta, llevar a la IBERO a lo más alto

Santiago Suárez, integrante del equipo de la IBERO, agradeció el apoyo del Departamento de Derecho, pero dijo que aún se puede hacer más para tener mejores resultados en este tipo de torneos, como dar mayor difusión al concurso y tener acceso a plataformas de investigación, pues lo “que queremos es llevar a la Universidad más lejos el próximo año”.

Agregó que lo más importante del concurso fue “darnos cuenta que podemos llevar a México a lo más alto. Siempre está esa idea de que Cambridge, Oxford o Harvard son mejores, y este año demostramos que no es así, que el nivel de la Universidad Iberoamericana está en lo más alto y para mantenerlo y aumentarlo hay más cosas que se pueden hacer”.

Daniel Orozco Macías, orador de la IBERO, agradeció el trabajo de Renata Riveroll y Carolina Nogal, entrenadoras del equipo. “The Jessup es un ejercicio en que estudiantes ayudan a estudiantes; que quienes tienen experiencia previa nos pueden ayudar a quienes estamos empezando a entender el derecho internacional público”.

Apuntó que el concurso permite explorar áreas del derecho muy interesantes, nada conocidas y que a pocas personas les interesa. “La competencia nos permite salir de un contexto al que estamos acostumbrados los abogados mexicanos, que es muy valioso, pero a veces es divertido salir de penal, mercantil o civil; y ponerse a estudiar sobre cómo interceptar un avión”.

Para Lorenza Urias González, estudiante de noveno semestre de la Licenciatura en Derecho y también oradora de la IBERO, The Jessup “forma alumnos y alumnas, y profesionistas de excelencia, y es una competencia en la que mejoras mucho tu forma de escribir, de argumentar, de investigar, de percibir todas las dimensiones legales sobre un caso”.

Manifestó que es importante señalar el prestigio que tiene el torneo y cómo se vuelve una garantía dentro del ámbito jurídico. “Es importante visibilizar lo que hicimos, que se le dé su lugar dentro de la Universidad y en nuestro país. Creo que este concurso forma abogados y abogadas de excelencia y es importante que se reconozca”.

Mención importante recibieron Olga Laniado Dan (analista) y Ana Paula Bucio Pérez (investigadora), alumnas de tercer semestre en la IBERO. De acuerdo con Olga, haber estado en esta competencia le ayudó a tener un criterio más amplio, y mejoró sus habilidades de análisis, interpretación e investigación, “siento que los participantes se entregan y hacen las cosas de una forma genuina y apasionada”.

Además, hizo un llamado para que estudiantes de primeros semestres participen en torneos de esta relevancia, pues hay un crecimiento formativo muy importante que no sólo servirá a nivel académico, sino que tendrá un impacto a nivel profesional.

Por su parte, Ana Paula expresó que fue “una experiencia de formación académica y personal muy fuerte; fue impresionante la evolución de cada uno de quienes integramos el equipo. Nos formó como estudiantes, como personas y como futuros abogados de una forma muy significativa”. Y aunque no habló durante la plática, otro elemento importante de la IBERO fue Chiara Aguilera Castrejón, quien también se desempeñó como investigadora durante The Jessup.

Resultado en Jessup, muestra nivel formativo de la IBERO

Por su parte, el Dr. José Luis Caballero, director del Departamento de Derecho, dijo que el resultado es importante por la posición alcanzada, pero también porque mereció la felicitación de la Consejería Jurídica de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y del propio canciller Marcelo Ebrard.

“Pero lo más importante es que permite evidenciar la inteligencia, el talento, la pasión con la que las chicas y los chicos se forman en la Universidad, es decir, llevar el modelo de educación de la IBERO, de la Compañía de Jesús, hasta un nivel altísimo y poderlo comunicar de manera profesional, comprometida y de corazón”, expresó.

El Mtro. Luis Monsalvo, uno de los coordinadores del equipo junto con Daniela Blank, dijo que las y los participantes son personas que cambian las reglas en cualquier parte donde están. Además, agradeció a egresados de nuestra casa de estudios y exconcursantes que dieron soporte y compartieron experiencias con quienes compitieron en esta edición 2021.

Luis Manuel Cruz, presidente de la Sociedad de Estudiantes de la Licenciatura en Derecho, comentó que el equipo IBERO de The Jessup es un ejemplo y da la pauta para posicionar a la IBERO a nivel nacional e internacional; mientras que Jania Mier y Terán, vicepresidenta de la organización, los felicitó por su talento y su calidez como personas.

En este sentido, Santiago Suárez invitó a las nuevas generaciones a ver más allá de las aulas y del mundo profesional, pues este tipo de torneos ayudan a tener un nivel formativo académico y profesional importante, ya que “te pueden poner en un nivel técnico alto, puedes desarrollar capacidades que tal vez en el trabajo o en el aula no puedes”.

Añadió que participar en The Jessup es para personas que quieren trascender y crecer mucho en la parte académica y profesional, pues se adquieren muchas ‘tablas’ para desarrollar la vida escolar y laboral con mayor capacidad.

En la reunión también estuvo presente el Dr. Jorge Peláez Padilla, coordinador de la Licenciatura en Derecho.

Iván Cabrera

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219