Experto asegura que la economía circular necesita de nuevas habilidades

Mar, 19 Nov 2019
Massimiliano Mazzanti, profesor de Política Económica en la Universidad de Ferrara, participó en el Quinto Simposio sobre Innovación para el Desarrollo Sostenible que se celebró en la IBERO
  • Massimiliano Mazzanti, profesor de Política Económica en la Universidad de Ferrara (Valentina González/IBERO).

Massimiliano Mazzanti, profesor de Política Económica en la Universidad de Ferrara, señaló durante el Quinto Simposio sobre Innovación para el Desarrollo Sostenible que la economía circular necesita de nuevas habilidades y competencias, por lo cual es necesario invertir en investigación y desarrollo.

Durante su participación en el conversatorio Retos para una economía circular inclusiva en el siglo XXI, celebrado en la Universidad Iberoamericana, el académico explicó que uno de los desafíos que presenta la economía circular es la inversión en capacitación, investigación y desarrollo para lograr una transacción. Por este motivo, habló de la necesidad de enfocarse en la vida diaria para crear un camino divergente en empleados que cuenten con habilidades especializadas.

Mazzanti, quien es integrante de la Junta Directiva de Innovación para el Desarrollo Sostenible (inno4sd), recordó que este modelo de economía consiste en rediseñar, reciclar, reusar y reparar. El experto dijo que esta última palabra es clave porque hace referencia a la urgencia de mejorar los sistemas para crear oportunidades de reparación, es decir, una representación icónica de la economía circular.

Asimismo, añadió que el diseño es clave en la economía circular porque tiene que ver con los materiales, con el negocio, porque existen los productores que generan bienes, las empresas, y las personas que reparan.

Recordó que la inequidad ha aumentado en distintas partes del mundo. En ese sentido, comentó que si no se cuenta con una sociedad igualitaria es imposible generar una transición sustentable porque la gente está inconforme ante los ingresos suficientes con los que cuenta para vivir.  

“Sabemos que el comportamiento verde tiene que ver con nuestras preferencias y con nuestro ingreso. Comprar cosas verdes a veces cuesta más, por lo cual necesitamos tener más ingresos para adquirirlas y la inequidad, especialmente en el sistema económico anglosajón, está de vuelta desde inicios del siglo pasado”, apuntó.  

Explicó que la economía verde, en combinación con la robotización y los nuevos sistemas tecnológicos, puede ser un generador adicional de la divergencia, pero la capacitación tiene que ser clave en esto.

El Quinto Simposio sobre Innovación para el Desarrollo Sostenible fue organizado por la IBERO y por inno4sd. También tuvo como cede el Senado de la Republica, en donde participó la Grupo de Trabajo de la Agenda 2030 en coordinación con la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados.

Asimismo, este evento contó con socios estratégicos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Sustainable Development Solutions Network (SDSN) y Green Growth Knowledge Platform (GGKP), Global Open Data for Agriculture and Nutrition (GODAN), en colaboración estratégica con McGill University -Desaultes School of Management, Montreal International, Centro de Investigación en Economía Circular, Innovación y PyMES de la Universidad de Ferrara (CERCIS).

Valentina González/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219