IBERO y RIEEB publican Revista Internacional de Educación Emocional y Bienestar

Lun, 21 Jun 2021
La publicación fue presentada en el ‘II Coloquio Internacional de Experiencias Educativas en Educación Socioemocional’
  • La revista “busca fortalecer el campo de la educación socioemocional, de manera que tanto su práctica como su teorización se vean fundamentadas desde la investigación empírica y reflexiva”: Mtra. Sylvia Schmelkes, vicerrectora académica.
  • La revista “tiene como objetivo contribuir a fundamentar científicamente una práctica de la educación emocional, que podría ser un cambio de paradigma en el siglo XXI”: Dr. Rafael Bisquerra, presidente de la RIEEB.
  • “Los seis textos que inauguran esta revista resultan de sumo interés y utilidad para las personas…que trabajen el tema de la educación socioemocional, la prosocialidad y el bienestar”: Dra. Hilda Patiño, directora del Departamento de Educación.

La Universidad Iberoamericana Ciudad de México y la Red Internacional de Educación Emocional y Bienestar (RIEEB) publicaron la Revista Internacional de Educación Emocional y Bienestar, la cual fue presentada en el  II Coloquio Internacional de Experiencias Educativas en Educación Socioemocional.

La Mtra. Sylvia Schmelkes del Valle, vicerrectora académica de la IBERO, dijo que la revista surgió de una estrecha y productiva colaboración entre el Departamento de Educación y la Especialidad en Educación Socioemocional de la Iberoamericana con la RIEEB, y la de académicos, investigadores y practicantes de la educación emocional de Latinoamérica, España y Estados Unidos, quienes en conjunto han concebido esta publicación y conforman su Comité Científico y Editorial.

Esta revista, única en su tipo en el mundo de habla hispana, y la segunda a nivel internacional en abordar el campo de la educación emocional desde la mirada de la investigación científica y educativa, “busca fortalecer el campo de la educación socioemocional, de manera que tanto su práctica como su teorización se vean fundamentadas desde la investigación empírica y reflexiva”.

Con la publicación se robustecen también los esfuerzos de las instituciones educativas, como la IBERO -universidad jesuita de la Ciudad de México-, que buscan incluir las competencias socioemocionales dentro de sus planes y programas curriculares.

La revista dará voz a las y los investigadores, académicos y practicantes de la educación socioemocional, que desde su práctica reflexionan e investigan los procesos, dinámicas y herramientas didácticas que contribuyen a la comprensión, implementación y mejora de esta educación.

Además de invitar a todas y todos a leer y a consultar la Revista Internacional de Educación Emocional y Bienestar, la Vicerrectora invitó a quienes lo deseen a enviar sus investigaciones y reflexiones a la publicación que, "es sin duda un valioso instrumento para fomentar y fortalecer la educación emocional en el país y más allá, y para acuerpar a un nuevo grupo de especialistas educativos en este importante aspecto del desarrollo de las personas”.

El Dr. Rafael Bisquerra Alzina, presidente de la Red Internacional de Educación Emocional y Bienestar, dio las gracias a la Universidad Iberoamericana “por hacer equipo, por hacer red, que es lo que se propone la RIEEB”.

La revista es un ejemplo de hacer red, gracias a las y los autores que escribieron los artículos del primer número, todos ellos/as, primeras figuras mundiales, de reconocido prestigio y con muchas publicaciones en revistas de impacto.

De antemano, Bisquerra agradeció a las y los lectores y difusores de la revista que “tiene como objetivo contribuir a fundamentar científicamente una práctica de la educación emocional, que podría ser un cambio de paradigma en el siglo XXI”.

Recordó que él decidió dedicarse a la educación emocional en 1993, cuando ni siquiera existía el concepto y en un momento en donde hablar de emociones en una universidad era mal visto, que en 1997 creó un grupo de investigación, en 1998 una asignatura optativa ya con el nombre de Educación Emocional y en el 2002 creó el posgrado en Educación emocional, primero del mundo en su género.

Como se quería que la educación emocional tuviese una fundamentación científica, durante más de 25 años publicaron sus investigaciones en revistas diversas, por ejemplo, de educación y de psicología, porque las emociones no tenían fundamento científico. Y por esto, es ahora una gran satisfacción el que haya una revista específica de educación emocional.

Al igual que Schmelkes, el doctor Bisquerra invitó a todas las personas que así lo quieran, a contribuir a fundamentar la investigación científica para una práctica eficiente de la educación emocional. Invitó a los profesores/as de México, de España o de cualquier país del mundo, a hacer llegar a la revista las mejores investigaciones en el campo de la educación emocional.

“Porque lo que nos hace falta es unos sólidos fundamentos, porque todavía se habla más a partir de las opiniones y creencias que, a partir de las evidencias, y queremos una educación emocional fundamentada en las evidencias”.

Revista Internacional de Educación Emocional y Bienestar

La Dra. Hilda Patiño Domínguez, directora del Departamento de Educación de la Iberoamericana, precisó que el primer número de la Revista Internacional de Educación Emocional y Bienestar está compuesto por seis artículos, de los que ofreció un panorama general, para despertar interés por su lectura, análisis y reflexión.

1. ‘Educación emocional y bienestar:  por una práctica científicamente fundamentada’, de Rafael Bisquerra y  Cimenna Chao. Parte de la consideración de que  la educación  socioemocional es una  respuesta  a  necesidades  sociales  que  no  están  suficientemente  atendidas  en  el  currículo  escolar  ordinario, y tiene como objetivo el desarrollo de competencias socioemocionales, con la intención de mejorar el bienestar personal y social. 

La  educación  emocional  se  sustenta  en  las  investigaciones científicas  que  desde  la  década  de  los  noventa  estudian la inteligencia emocional, las aportaciones de la neurociencia, la psicología positiva y la pedagogía humanista, entre otros campos. Para que la puesta en práctica de la educación emocional sea eficiente, se requiere poner en marcha una serie de requerimientos organizacionales y pedagógicos, que se mencionan a lo largo de este trabajo.

2. ‘La inteligencia emocional como fundamento de la educación emocional’, de Pablo Fernández Berrocal y Rosario Cabello. Artículo escrito para celebrar el aniversario de la aparición del concepto de inteligencia emocional, acuñado hace 30 años por Salovey y Mayer. Se describe el modelo de Inteligencia Emocional (IE) como habilidad y se resaltan sus ventajas sobre otros modelos de IE, como el de Daniel Goleman, para su aplicación a  la  educación  de  las  emociones  en  la  sociedad  y  en  la  escuela. 

Se expone evidencia científica sobre los beneficios de la IE en el ámbito escolar, mostrando su relevancia en la salud y la felicidad, la convivencia escolar o el rendimiento académico de las personas. Y  se presentan  los  programas  de  educación  emocional  RULER e INTEMO/ INTEMO+, diseñados desde el modelo de habilidad de  Mayer y Salovey, que muestran  que  cuando  el  alumnado  ha  recibido una educación en IE adecuada y con programas bien implementados, disfruta de una vida sociofamiliar y académica de mayor calidad y bienestar.

3. ‘La neurociencia como fundamento de la educación emocional’, de David Bueno, quien señala que para que los niños, adolescentes y jóvenes desarrollen capacidades que les permitan conducirse a sí mismos, que es el fin de toda educación, es necesario desarrollar capacidades cognitivas   relacionadas   con  las  funciones cerebrales ejecutivas, una  de  cuyas  vertientes  más  importantes  es  la  gestión  emocional,  que es imprescindible para la toma de decisiones reflexivas.

Desde esa perspectiva, la educación emocional se convierte en un aspecto fundamental de la educación de las personas. Esta afirmación, sustentada hace ya algunas  décadas  desde  la  pedagogía  y  la  psicología,  ha  encontrado  un soporte en  los avances de la neurociencia.

4. ‘Promoción de las competencias socioemocionales y prevención  de la violencia escolar y juvenil’, de Izabela Zych y Rosario Ortega-Ruiz. Exhaustiva  revisión  de  estudios  científicos  sobre  diferentes  conductas problema, la importancia de la prevención de la violencia escolar  y  juvenil,  y  su  relación  con  las  competencias  socioemocionales.

También se resumen  los  componentes  principales  de  los  programas  que  han  mostrado  ser  efectivos  contra  diferentes  tipos  de  violencia  y  que  incluyen  componentes  para  la  promoción  de  las  competencias socioemocionales, proporcionando con ello  algunas claves para la puesta en práctica de programas para fomentar la sana convivencia y prevenir la violencia escolar.

5. ‘La optimización prosocial: un camino seguro para la educación  y el bienestar emocional’, de Robert Roche Olivar. Se presenta el vínculo entre educación emocional y los comportamientos prosociales, con una revisión teórica que explica y justifica la relación bidireccional  existente  entre  ambos. 

También se presenta  una  propuesta  de  intervención  para  optimizar  prosocialmente  emociones  como: enfado, ira, preocupación, ansiedad, estrés, culpa, envidia y pesimismo; y estados de ánimo positivos, como: empatía y compasión. Se plantea la necesidad de favorecer el diseño de políticas educativas que integren educación emocional con prosocialidad, como un constructo único para alcanzar una educación integral orientada hacia el bienestar y la salud mental de la persona, así como a la mejoría de la convivencia social.

6. ‘Liderazgo emocional:  la base del liderazgo’, de Aurelio Villa Sánchez. Revisión bibliográfica del  fundamento  del  liderazgo  emocional  y  de  algunos  modelos  o  propuestas  para  su  desarrollo.  En los diferentes estilos de liderazgo propuesto se explora hasta qué punto están integrados aspectos de la consideración de las emociones.

Sobre el contenido, la Dra. Patiño opinó: “Los seis textos que inauguran esta revista resultan de sumo interés y utilidad para las personas: directivos, docentes, estudiantes de posgrado e investigadores que trabajen el tema de la educación socioemocional, la prosocialidad y el bienestar. Particularmente, los considero un insumo de gran relevancia para nuestros alumnos de la Especialidad en Educación Socioemocional aquí en la Universidad Iberoamericana,  por lo que celebro doblemente su aparición”.

En tanto que, “la revista, sin duda,  pondrá en el escenario académico la reflexión sobre la dimensión afectiva y su vínculo con la educación en un momento de nuestra historia en que estas reflexiones resultan ya impostergables.  Va a depender de nosotros, todos los interesados en el campo, alimentar esta publicación desde la lectura, la escritura y la difusión cada vez más amplia de la misma”.

Cabe mencionar que en la presentación de la Revista Internacional de Educación Emocional y Bienestar también estuvieron la Dra. Cimenna Chao Rebolledo, coordinadora de la Especialidad en Educación Socioemocional; y la Mtra. Alejandra Luna Guzmán, de Gestión Editorial de Revistas Académicas Arbitradas del Departamento de Educación.

Consulta aquí la Revista Internacional de Educación Emocional y Bienestar

  • Nota relacionada: 

Habilidades socioemocionales, vitales para lidiar con la pandemia y la vida

PEDRO RENDÓN/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219