Inauguran laboratorios de ingeniería civil para investigación y servicio a la comunidad

Jue, 14 Feb 2019
Se trata del Laboratorio de hidráulica y el Laboratorio de suelos y pavimentos
Se utilizarán en la docencia, investigación y el servicio a la comunidad
  • Laboratorio de suelos y pavimentos.
  • Canal de pendiente variable.
  • Ingeniero Víctor López Rodríguez, académico del Departamento de Arquitectura, Urbanismo e Ingeniería Civil.
  • Consolidación.
  • Los laboratorios cuentan con consolidómetros, cámaras triaxiales, entre otros equipos.
  • Laboratorio de hidráulica.
  • En el laboratorio se pueden evaluar elementos cementantes de tipo asfáltico.
  • El Padre David Fernández, Rector de la IBERO, bendijo los laboratorios.

A partir de este semestre Primavera 2019, la Universidad Iberoamericana Ciudad de México cuenta con dos nuevos laboratorios para sus estudiantes y docentes de Ingeniería Civil, se trata del Laboratorio de hidráulica y del Laboratorio de suelos y pavimentos.

Los laboratorios cuentan con áreas de lavado, secado de muestras, consolidación, mezclas asfálticas, compactación, preparación de muestras y desarrollo de proyectos de ingeniería civil (que es una sala de juntas).

Están acondicionados con equipo para diseño de mezclas asfálticas y diseño de mezclas de concreto, para pavimentos de concreto o hidráulico; consolidómetros; copas de casagrande, para evaluar la caracterización del suelo en cuanto a su resistencia y esfuerzos que puede soportar; cámaras triaxiales; mallas para hacer análisis gravimétricos y de granulometría, para saber cuánto pesa el suelo y de qué tamaño es.

El ingeniero Víctor López Rodríguez, académico del Departamento de Arquitectura, Urbanismo e Ingeniería Civil (DAUIC), explicó que con los aparatos que equipan el Laboratorio de suelos y pavimentos los académicos podrán enseñar a sus alumnos a hacer, de manera práctica: caracterización de suelos, a analizar el comportamiento de los suelos, a medir la condición de asentamientos a través de pruebas de consolidación, a determinar las capacidades de carga del suelo para montar estructuras, a evaluar elementos cementantes de tipo asfáltico, entre otras cuestiones.

El Laboratorio de hidráulica cuenta con un canal de pendiente variable, muy útil para la formación de los universitarios, porque al simular fenómenos como el salto hidráulico, permite ver y analizar pendientes, medir la velocidad del agua en flujo abierto de canales, ver hasta dónde sube el líquido y diseñar vertedores para obras de demasía en presas.

En ese mismo laboratorio se puede observar cómo funcionan las turbinas hidráulicas, la fricción del agua en tuberías, qué pasa con las paredes de distintos materiales que están expuestas al flujo de agua, qué pasa con la erosión, y qué velocidad y volumen lleva un flujo de agua que pasa por un punto en un cierto tiempo.

Además de la docencia, en la Licenciatura de Ingeniería Civil y la Maestría en Ingeniería con Especialidad en Administración de la Construcción, ambos laboratorios podrán ser usados para realizar proyectos de investigación y de servicio a la comunidad.

La investigación se puede hacer básicamente en temas de consolidación, de evaluar, con pruebas que se hagan en los laboratorios, si un suelo es apto o no para recibir determinadas cargas de peso de estructuras, o si tiene que ser mejorado con retiro, sustitución o mezclas de materiales.

En cuanto a los servicios a la comunidad, el Ing. López dijo que normalmente al área de ingeniería civil de la IBERO brinda apoyo en proyectos de construcción de albergues, por ejemplo, para migrantes, para los cuales los docentes y estudiantes hacen ensayes sobre el suelo y después diseñan la cimentación que se adapte mejor a las condiciones del suelo.

Los laboratorios de hidráulica, y de suelos y pavimentos, que son para beneficio y provecho de los estudiantes de la IBERO, seguramente redundarán en una educación más pertinente; en el saber hacer, saber conocer, aprender a conocer y saber estudiar, consideró el Mtro. David Fernández Dávalos, Rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

Dicho eso, el Padre David procedió a bendecir los laboratorios, bendición que independientemente de la fe que profesa cada uno de los asistentes, “es un acto para agradecer a quienes han tenido que ver con la construcción de este espacio de aprendizaje, y caer en la cuenta de que finalmente el sentido de lo que hacemos no se agota en lo inmediato, sino que tiene un sentido de trascendencia”.

Recordó que, Jesús, el Señor de Nazaret, puso de manifiesto la dignidad del trabajo, al trabajar Él mismo con sus propias manos durante 30 años. Trabajo que permite a las personas mantener a sus familias y construir un mundo mejor, al ofrecerlo a la sociedad para el progreso de la comunidad. Por eso, el P. Fernández pidió a Dios, “que derrame su bendición sobre todo los que desempeñan sus tareas en este lugar, sean estudiantes o profesores”.

Texto y fotos: PEDRO RENDÓN/ICM


COMPARTIR: