Joven egresada crea zapatos de PET reciclado

Jue, 3 Sep 2015
Sara Sacal Rayek, ganadora del Premio Emprendedor Ibero en la categoría Organización sin fines de lucro, encabeza la empresa Jhoga
En el mediano plazo, la venta del calzado financiará actividades medioambientales
  • Los zapatos Jhoga están hechos de PET y piel sintética reciclada
  • También elabora bolsos con motivos indígenas
  • También elabora bolsos con motivos indígenas
  • Los zapatos Jhoga están hechos de PET y piel sintética reciclada
  • Los zapatos Jhoga están hechos de PET y piel sintética reciclada

Sara Sacal Rayek, recién egresada de la Licenciatura en Relaciones Internacionales y ganadora del Premio Emprendedor Ibero en la categoría Organización sin fines de lucro, encabeza Jhoga, pequeña empresa dedicada a crear calzado a partir de botellas de PET reciclado.  

“Estamos acostumbrados a la cultura de ‘usar y tirar’, cuando la vida útil de muchos  materiales puede extenderse”, señaló la joven emprendedora, quien ya ha lanzado una primera temporada de calzado, conformada por tres modelos con veinte pares, y actualmente se encuentra en producción de la segunda temporada, que tendrá dos modelos y treinta pares.

Los zapatos Jhoga, palabra otomí que alude a conceptos como la felicidad y la alegría, son producidos en San Mateo Atenco con tela hecha de plástico PET reciclado, apuntó Sara Sacal, quien encontró que la dureza y el grosor de este material son ideales para crear calzado.

Además de zapatos, Sacal también ha comenzado a producir bolsas de piel sintética reciclada, adornadas con bordados indígenas, con el fin de apoyar a comunidades autóctonas.

Interesada en formar a los mejores profesionistas para México, la Ibero inculca en sus alumnos un profundo compromiso hacia la sociedad, de modo que las herramientas y habilidades que adquieren en su paso por las aulas son utilizadas en favor de diversos proyectos de impacto social.

Sin embargo, debido a que la tecnología de reciclaje de PET en México no se usa naturalmente para producir calzado, el gran reto para la empresa de la egresada de la Ibero ha sido aprender a unir la tela de plástico con otros elementos como la piel sintética reciclada, así como encontrar a gente interesada en experimentar con nuevos materiales.

El plan a mediano plazo es que Jhoga se convierta en una empresa autosustentable, y que la venta del calzado permita financiar actividades medioambientales, pues Sara Sacal está convencida de que su proyecto debe tener un impacto social.

En su primera entrega, el Premio Emprendedor Ibero reconoció a los proyectos más innovadores en las categorías Organización sin fines de lucro, Negocio tradicional y Empresa de alto impacto. Los ganadores recibirán apoyo para la creación de la identidad de su marca, diseño de su imagen corporativa, construcción de herramientas de comunicación digital y consultoría estratégica.  

Los proyectos ganadores fueron seleccionados de acuerdo con su impacto social, originalidad e innovación, compromiso, potencial de permanencia, factibilidad en el desarrollo y alineación con los valores de la Universidad Iberoamericana.

La Ibero inculca en sus alumnos el compromiso social 


COMPARTIR: