Las religiones pueden desarrollar teologías políticas liberadoras: experto

Mar, 22 Oct 2019
El Dr. Juan José Tamayo afirma que las teologías del Sur son críticas con las religiones hegemónicas, con el desprecio a los saberes populares y su rechazo a las espiritualidades
Dios tiene que estar cerca de los excluidos, los marginados; el Dios que nos enseñaron sólo puede estar del lado de los poderosos
  • El Dr. Tamayo ofreció una conferencias sobre las epistemologías y teologías del Sur, en la IBERO CDMX (Iván Cabrera/IBERO).
  • De izquierda a derecha: Dr. Juan José Tamayo, director de la Cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones Ignacio Ellacuría, en la Universidad Carlos III; y el Dr. José Sols Lucía, director del Departamento de Ciencias Religiosas (Iván Cabrera/IBERO).
  • Asistentes a la presentación del Dr. Juan José Tamayo (Iván Cabrera/IBERO).

Todas las religiones tienen un potencial para desarrollar teologías políticas liberadoras, capaces de integrarse en las luchas contrahegemónicas, y de esta manera romper con la imagen que se tiene de ella a partir de la Ilustración y la Modernidad, es decir, reducir a la religión al ámbito privado, al espacio de la conciencia y a los lugares de culto.

Así lo dijo el Dr. Juan José Tamayo, director de la Cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones Ignacio Ellacuría, en la Universidad Carlos III, en Madrid, España, durante la conferencia ‘Epistemologías y Teologías del Sur’, ofrecida en el auditorio Xavier Scheifler de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

El doctor Tamayo agregó que se debe defender la dimensión pública de las religiones, a pesar de que en el pasado éstas apoyaron dictaduras, modelos militares y democracias imperfectas; ya que ahora, teniendo como marco las epistemologías del Sur, no buscan legitimar el poder, sino ubicarse en el espacio de la marginación, de la exclusión y de los movimientos sociales.

“Lo que quieren proponer estas teologías del Sur es reconocer que el sur también existe y que es la utopía de otro mundo posible aplicada de manera especial a las tradiciones religiosas y espirituales”, y a esos movimientos religiosos alternativos, en donde Dios se convierte en un activista de los derechos humanos, como señala el sociólogo Boaventura de Sousa Santos.

El teólogo español recordó la definición que hace De Sousa Santos sobre Dios: “Si fuera activista de los derechos humanos, Él o Ella estarían definitivamente en busca de una concepción contrahegemónica de los derechos humanos y de una práctica coherente con ella. Al hacerlo, más tarde o más temprano, este Dios se confrontaría con el Dios invocado por los opresores; y no encontraría ninguna afinidad con Éste o con Ésta”.

Entonces, el ponente se refirió al “Dios de los subalternos y subalternas” como Ese que choca con la concepción de la divinidad, de la vieja ética, de la definición de Dios en los catecismos. “Si se dan cuenta, el Dios subalterno sintoniza con el Dios del Éxodo, el Dios de los profetas de Israel y el Dios de Jesús de Nazaret”. Es el Dios de los empobrecidos, de la esperanza y la justicia, y choca con esa idea de la omnipotencia, omnisciencia, omnipresencia, de la providencia y la violencia.

“Un Dios que tiene todo el poder, todo el saber, que está presente en todos los sitios, que sabe lo que va a suceder y además puede ejercer y utilizar la violencia, no se va a liar con los sectores subalternos. Tendría que aliarse con los poderosos de la Tierra”.

El surgimiento y aporte de las teologías del Sur

Para entender mejor cómo surgen las teologías del Sur, el Dr. Juan José Tamayo hizo un análisis de los conceptos: primero, dijo, debemos entender que al hablar de Sur, no se refiere al punto geográfico, sino a situaciones como los trabajadores en precariedad, personas migrantes y refugiadas, afrodescendientes, musulmanas, mujeres, movimiento LGBTI, entre otros.

Y refirió otra vez a Boaventura, con quien ha trabajado en varios momentos, sobre el concepto del Sur global: “Es la metáfora de la injusticia estructural y del sufrimiento sistémico de las clases empobrecidas, de las etnias discriminadas, de las religiones sometidas, de las alteridades negadas, de los pueblos oprimidos y de las identidades no reconocidas”.

En ese sentido, explicó, se produce discriminación y sufrimiento por una “alianza de los diferentes sistemas de dominación que están vinculados y estrechamente relacionados”, por ejemplo, el capitalismo, el colonialismo, el patriarcado, el imperialismo, el supremacismo, el fundamentalismo, el modelo de desarrollo científico-técnico de la modernidad y el neofascismo, al cual calificó como la nueva etapa en la que se encuentra el neoliberalismo.

Este movimiento, dijo, “no ha sido capaz a través de sus políticas de frenar las movilizaciones populares en todos los campos y en todos los terrenos, y por eso tiene que surgir un nuevo momento histórico que utilice el neoliberalismo para oponerse de manera violenta y agresiva, y recurriendo al discurso religioso, a todos estos movimientos populares de resistencia frente al neoliberalismo”.

Manifestó que lo más peligroso del neofascismo es que dentro de la democracia está minando la democracia, ya que grupos radicales, incluyendo movimientos religiosos de derecha, consiguen representación parlamentaria y asumir puestos políticos para minar el poder. “Por eso es un fenómeno peligrosísimo, y por eso hay que criticarlo, no con eslóganes, sino con fundamentos desde la teoría política, económica, desde las distintas teologías de la liberación, la queer, la feminista, porque nos estamos jugando el futuro de la democracia”.

Entonces, afirmó, que el Norte (dominación) y Sur (resistencia) global no son fenómenos paralelos, sino que son causa y efecto de una relación, donde hay una construcción ideológica y práctica por parte del primero a nivel político, económico y cultural, que oprime al segundo; es decir, que existe uno a consecuencia del otro, y no como hechos que surgen al mismo tiempo y separados.

La base de las teologías del Sur está en las epistemologías del Sur, que tienen varios elementos a considerar: 1) resistencia de los pueblos frente a una realidad que los oprime e impide vivir dignamente; 2) es el instrumento de interrupción de las políticas dominantes; 3) no se pretende eliminar ni borrar a las epistemologías del Norte; busca acabar con las jerarquías de poder.

Como punto 4) cuestionan el colonialismo, pero no el tradicional, sino el que se establece como forma de socialización entre los pueblos y los seres humanos, y es una marca de identidad, no sólo a nivel jurídico y administrativo; 5) promueve la diversidad frente al universalismo abstracto; 6) se reivindica lo artesanal, los saberes y conocimientos colectivos que emanan de la experiencia, y se combate el fundamentalismo científico, es decir, el que dice tener la verdad única.

Tras hacer este recorrido, el especialista en religiones señaló que la aportación de las teologías del Sur son las siguientes: 

1.- Hacen una crítica al racismo epistemológico y su desprecio por los saberes de los pueblos originarios a partir del modelo de la racionalidad moderna.

2.- Critica a las religiones hegemónicas porque las considera agentes del colonialismo, del patriarcado, de la eliminación de los diverso a nivel religioso y cultural y de la expansión del capitalismo.

3.- Entender que el concepto de religión trasciende la occidentalización elaborado por las teologías clásicas, en el entendido que es una organización jerárquico-piramidal-patriarcal, con un sistema dogmático de creencias, con una moral represiva y con una legitimación del poder económico, político y militar. Se deben entender las espiritualidades de los pueblos.

Iván Cabrera

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219