Libro explora la (r)evolución musical, política y personal de John Lennon

Dom, 31 Jul 2022
El Dr. José Antonio Farías Hernández da cuenta de la transformación del exBeatle, en el libro ‘San John Lennon: el Maestro en el cielo eterno del rock’
  • El libro 'San John Lennon: el Maestro en el cielo eterno del rock' le hace justicia a este exBeatle tan distorsionado en la opinión pública (Pixabay).
  • Dr. José Antonio Farías Hernández, académico de la Coordinación General de Formación y Acción Social de la IBERO.

El Dr. José Antonio Farías Hernández, académico de la Coordinación General de Formación y Acción Social de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, publicó el libro San John Lennon: el Maestro en el cielo eterno del rock (edición digital, Sextil Online/Ink It, 2020), donde da cuenta de las distintas facetas que vivió el exBeatle para transformarse a sí mismo y al mundo.

El docente explicó que Lennon, “un rebelde sin causa”, pasó a ser una persona distinta cuando inició sus propias (r)evoluciones. Una (r)evolución musical, porque aportó con Los Beatles y en solitario a nuevos caminos en el rock, con canciones como In My Life, I Am the Walrus y el disco John Lennon/Plastic Ono Band.

Una (r)evolución política, porque luchó junto a su esposa Yoko Ono por la justicia social en el mundo, siempre con pensamiento progresista y autocrítico. Y una (r)evolución personal, porque de ser machista y golpeador ocasional de género pasó a ser un feminista y a practicar en su hogar la equidad de género 50-50 con Ono. Y, algo extraordinario en esto último, mencionó el docente: “En el ojo público, mediante la confesión de sus culpas al mundo, vía entrevistas publicadas que hoy son consideradas piezas literarias”.

Aunque desde niño fue muy inteligente y aprendía de todo lo que le rodeaba -su tío le inculcó leer a diario el periódico-, “la gran Prometea” de su transformación, sobre todo en lo psicológico y lo cotidiano, fue Yoko Ono, quien ya traía la veta de la justicia social y del feminismo de tiempo atrás.

Su orfandad funcional –al vivir con una tía, no con su mamá y papá- hizo que John Lennon tuviera menos barreras que el resto de los niños para tomar sus decisiones, “porque estaba sólo en el mundo”. A esto se sumaba su propia personalidad y el ambiente libertario en una familia de mujeres empoderadas. En su lecho de muerte su padre le dijo: “Aun si no hubieras sido famoso, siempre habrías desafiado a cualquier autoridad”.

Por esa particularidad, conforme crece y madura, John lleva a la práctica la Teoría del Superhombre de Nietzsche -sin haber conocido los textos del filósofo alemán-, es decir, descolonizarse de todo medio social que coartara su libertad personal; incluidos Los Beatles.  Sobre esto, Lennon comentó: el mundo Beatle… quiere que siga siendo su títere Beatle. Pero no, ya los Beatles fueron una etapa para mí, me descolonizo… y asumo mi libertad para buscar otros derroteros artísticos.

Una vez radicado en Estados Unidos, relató el profesor de la IBERO, el exBeatle sostuvo un enfrentamiento directo con el presidente Richard Nixon. Fue una confrontación estratégica prediseñada por John y Yoko para potenciar las protestas contra la Guerra de Vietnam, que se hicieron de vox pópuli al participar en las manifestaciones contra el conflicto bélico, componer canciones y hacer arte visual, que invitaban a la paz, y al sumarse al movimiento de los derechos civiles en la Unión Americana, como el de las Panteras Negras. “Que más de un millón de personas que desfilaron todo un día frente a la Casa Blanca hayan coreado su verso, all we are saying is give peace a chance, me parece una hazaña”, destacó Farías.

Por esto, en los círculos intelectuales de EU se llegó a suponer que, si Nixon alguna vez tuvo una lista negra con sus peores enemigos en ese momento, John Lennon debió estar a la cabeza. Lo que sí fue un hecho constatado es que, torciendo la ley, el gobierno trató de expulsar a Lennon de los Estados Unidos; histórico juicio de extradición que terminó perdiendo la mayor potencia del planeta.

Juntos, John y Yoko participaron en más de 40 causas sociales, como ofrecer conciertos benéficos, pagar las multas de unos presos políticos que fueron encarcelados en Inglaterra por protestar contra el apartheid en Sudáfrica, regalar la isla que poseían en Irlanda a unos hippies sin hogar, y alojar y alimentar en su boscosa casa de Inglaterra a personas indigentes.

Farías Hernández agregó que la lectura de su libro permite descubrir a un Lennon pensante, humanista, activista y que puso en el centro de su vida su transformación personal. Un John que cuando se convirtió al feminismo dijo: quiero ver cómo están tratando los revolucionarios a las mujeres, pues no se puede tener una revolución social sin que la mujer participe con equidad.

San John Lennon: el Maestro en el cielo eterno del rock le hace justicia a este exBeatle tan distorsionado en la opinión pública, tan propensa a resaltar sus aspectos negativos. Por eso el docente le da el apelativo de San y lo califica de Maestro, porque ningún otro músico ha asumido como él al rock como una forma de estar en el arte, en la sociedad y en la persona, para moverlos hacia algo más humano, incluyente y realizado en igualdad.

PEDRO RENDÓN/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219