#MIRADAIBERO Lo que conviene saber y no olvidar sobre el COVID-19

Mié, 14 Oct 2020
La Dra. Rocío Zavala Ochoa, jefa del Servicio Médico de la IBERO, responde algunas de las preguntas sobre lo mínimo a saber sobre el COVID-19
  • La pandemia por COVID-19 aún no termina. En México, hasta el momento, más de 80 mil personas han muerto (Pixabay).
  • Dra. Rocío Zavala Ochoa, jefa del Servicio Médico de la IBERO (Alberto Hernández/IBERO).

La pandemia generada por el coronavirus continúa y en México ha cobrado la vida de más de 80 mil personas. La capital del país, de acuerdo con datos de este 14 de octubre (‘Semáforo epidemiológico COVID 19’ de la Ciudad de México), está en ‘color naranja’, con una ocupación hospitalaria del 38% y algunas actividades económicas en operación.    

Ante esta realidad, no hay que bajar la guardia y conviene recordar, entre otras cosas, cuáles son los signos y síntomas del COVID-19, y qué medidas sanitarias hay que observar para evitar el contagio. Para tal efecto, la doctora Rocío Zavala Ochoa, jefa del Servicio Médico de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, brindó la siguiente entrevista a Prensa IBERO.

¿Cuáles son los signos y síntomas que puede presentar alguien que contrajo COVID-19?

Los síntomas más comunes de la COVID-19 son la fiebre, la tos seca y el cansancio. Otros síntomas menos frecuentes que afectan a algunos pacientes son los dolores y molestias; la congestión nasal, el dolor de cabeza, la conjuntivitis, el dolor de garganta, la diarrea, la pérdida del gusto o del olfato, las erupciones cutáneas, cambios de color en los dedos de las manos o los pies, o la falta de oxígeno; siendo este último uno de los síntomas más severos.

¿Cuándo tendría que considerarse ir al médico o hacerse una prueba de diagnóstico de COVID-19?

Cualquier persona que presente uno de los síntomas más comunes como tos o dolor de cabeza o fiebre, y al menos uno de los segundos. Generalmente no es necesario que busque atención médica. Lo mejor es quedarse en casa, aislarse y vigilar sus síntomas.

Pero es importante que acuda o llame de inmediato al médico o a la línea COVID, si está consciente de que estuvo en contacto con alguien que tenía síntomas o fue diagnosticado con COVID-19, o si los síntomas aumentan.

¿Cómo determinar si conviene o no hacerse la prueba para detectar el COVID?

Si alguien tiene alguno o algunos de los síntomas que acabo de enunciar y además presenta fiebre mayor a 37.5°C, lo primero que debe hacer es aislarse y contactar a su médico. Si pasan dos o tres días y los malestares remiten, podría determinarse que a lo mejor fue nada más un cuadro gripal. A quien presente sintomatología sugestiva de COVID-19 (fiebre superior a 37.5°C, tos, dificultad para respirar mínima, pérdida de olfato o gusto), se le recomienda hacer prueba PCR a los seis días del inicio de la sintomatología. 

A quien haya tenido un contacto de riesgo sin protección con un paciente con COVID-19, entendiendo por contacto de riesgo la proximidad (menos de 1.5 metros) con personas con sintomatología de COVID-19 y personas con confirmación de caso, se les recomienda aislamiento y prueba PCR a los siete días. Si la prueba PCR es negativa, mantener en aislamiento siete días más y repetir prueba PCR; si es negativo el resultado, reintegrarse a sus labores. Si la prueba PCR resulta positiva, mantener en aislamiento 21 días y repetir prueba de PCR.

¿Sólo un médico puede determinar si una persona se tiene que hacer la prueba?

Actualmente, quien desee hacerse la prueba puede realizársela. En mi opinión, es importante priorizar las pruebas en las personas que más lo necesitan: aquellos con alto riesgo, como los trabajadores de la salud que han estado en contacto con pacientes con COVID-19; personas con síntomas que residen en áreas con altas tasas de infección; y personas de 65 años y mayores con problemas de salud crónicos, como enfermedades cardiacas, pulmonares o diabetes.

Una persona que se hizo la prueba y resultó que tiene COVID-19, ¿cuándo debe considerar que ya no es suficiente convalecer en su hogar y que debe hospitalizarse?

Cuando presente dolor en el pecho o problemas respiratorios. Si cuenta con un medidor de oxigenación es importante monitorear ésta. Se considera que el porcentaje adecuado y saludable de oxígeno en sangre es de entre el 95% y el 100%. Por eso, cuando la saturación se encuentra por debajo del 90% se produce hipoxemia, es decir, el nivel por debajo de lo normal de oxígeno en sangre, y uno de sus síntomas característicos es la dificultad para respirar. Además, cuando se da un porcentaje inferior a 80 se considera hipoxemia severa. Cuando la saturación es menor de 90% deberá de acudir al hospital.

Al presentar cualquiera de estos síntomas, hay que pedir ayuda médica al 911, centro de atención COVID o si se tiene médico privado, avisarle para asistir a algún hospital.

Quien contrajo COVID-19 y no está grave y puede convalecer en su hogar, ¿qué medidas sanitarias debe de observar, así como las personas que viven con él/ella?

La persona con COVID-19 tiene que permanecer en aislamiento en su cuarto (si es posible, estar solo) y no salir de éste. La persona que cuida debe dejar la comida y ropa limpia afuera de la puerta de la habitación. Hay que estar en comunicación constante con el enfermo(a); quien debe dejar afuera los trastes sucios y poner su ropa sucia en una bolsa plástica para que se lave aparte, con agua caliente y cloro si es necesario. Si es posible, utilizar un baño exclusivo, y de preferencia él o ella misma limpiar a diario su cuarto y baño.

Si quien cuida al enfermo(a) debe tener contacto, por ejemplo, para hacer el aseo, tiene que utilizar cubrebocas y guantes de plástico y careta. Es muy importante tener solamente un cuidador(a), y en caso de que éste enferme, nombrar a un segundo cuidador, para que se haga cargo de cada uno.

Y siempre mantener las medidas de higiene respiratoria, sana distancia, cubrebocas y lavado constante de manos.

Quienes no tienen COVID-19, ¿qué medidas sanitarias deben continuar observando para mantenerse sanos?

Quedarse en sus hogares y si deben salir a la calle, usar cubrebocas todo el tiempo y llevarlo bien puesto, es decir, cubriendo nariz y boca, y no tocarlo con las manos. Si pueden ponerse careta o lentes, sería excelente; constante lavado de manos o uso de gel desinfectante al 70%; su sana distancia, de al menos 1.5 metros; e higiene respiratoria. Al regresar a su hogar, antes de tener contacto con alguien de su familia, limpiar o cambiar sus zapatos, lavarse las manos y cambiarse de ropa, la cual se debe echar a lavar. Si la persona puede bañarse, sería excelente. Y limpiar todos los días o cada vez que sea necesario, además del uso de cubrebocas, careta y lentes.

¿En plena pandemia del coronavirus conviene vacunarse contra la influenza?

Claro. Si bien vacunarse contra la influenza no protege del COVID-19, tiene muchos beneficios importantes:

  1. Se ha demostrado que las vacunas contra la influenza reducen el riesgo de influenza, hospitalización y muerte a causa de esta enfermedad.
  2. Además, vacunarse contra la influenza permite preservar los recursos de atención médica para que puedan atender a los pacientes con COVID-19.
  3. Es probable que tanto los virus que causan la influenza como el virus que causa el COVID-19 se propaguen durante este otoño e invierno. Los sistemas de atención médica podrían verse sobrepasados si deben tratar pacientes tanto con influenza como con COVID-19. Esto significa que vacunarse contra la influenza en la temporada 2020-2021 es más importante que nunca.

Quienes hayan tenido COVID-19 también podrán vacunarse contra la influenza, siempre y cuando no haya sido un cuadro severo. Deberán hacerlo al menos 30 días después de que sus pruebas hayan determinado que ya no tenían COVID-19. Vacunarse ayudar a subir las defensas del sistema inmunológico, por eso es muy importante hacerlo.

¿Vacunarte contra la influenza te hace vulnerable a contraer COVID-19?

No.

¿Vacunarte contra la influenza te evita contraer COVID-19?

No.

  • Nota relacionada: 

IBERO participa en elaboración de guía para retorno a clases en CDMX

  • Ligas de interés: 

Semáforo epidemiológico COVID 19’ de la Ciudad de México

Lineamientos y guías sobre las medidas sanitarias que deberán cumplir las actividades económicas que reanudan operaciones.

Definición Operacional de Caso Sospechoso de Enfermedad Respiratoria Viral​

La Universidad Iberoamericana, de la mano de la red ECOs, atiende el compromiso de difundir información certificada acerca del COVID-19. 

PEDRO RENDÓN/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219